Bienes comunes y modelo productivo
Miles de cordobeses marcharon por la declaración de la emergencia ambiental
Jueves 10 de octubre de 2013, por Katy García *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Organizaciones del campo popular le reclaman al gobernador De la Sota que declare la emergencia ambiental, hídrica y territorial en toda la provincia y que ponga en marcha mecanismos participativos. Una fuerte silbatina saludó el paso del helicóptero que sobrevoló la marcha en el Centro Cívico. Activa participación de la CTA que instaló el reclamo de la Consulta Popular en Defensa de la Soberanía sobre nuestros Bienes Comunes.

Compartir este articulo:

Unas ocho mil personas se movilizaron este martes desde la histórica esquina de Colón y La Cañada hasta la Casa de Gobierno. Procedentes de diferentes lugares de la provincia, portando banderas y pancartas con leyendas que los identificaban, caminaron hasta El Panal donde se realizó un acto y se leyó un documento.

Los ciudadanos organizados le exigen al gobierno provincial la declaración de la emergencia ambiental, el ordenamiento territorial y la urgente solución a la crisis hídrica. Piden, además, que se derogue la Ley de Bosques actual y una mayor participación en el diseño y control de políticas públicas.

Se hizo oír fuerte el No a Monsanto y a la represión policial ocurrida días atrás en Malvinas Argentinas. En cambio, se manifestaron a favor de la soberanía popular y la democracia participativa. Por la implementación de una consulta popular, que se ponga un freno a los negocios inmobiliarios y por el cumplimiento de la ley de presupuestos mínimos. Y se oponen a la instalación de las plantas de tratamiento de la basura en Bouwer, Juárez Celman y Río Ceballos.

En la cabeza de la marcha se ubicaron los referentes de la Coordinadora Provincial para la Soberanía Popular por el Agua y la Tierra, Malvinas lucha por la Vida, la Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos, la Central de Trabajadores de la Argentina de Córdoba (CTA); detrás, caminaron referentes políticos y sindicales, asambleas, organizaciones territoriales, barriales, estudiantiles y partidos políticos, entre los que se contó al secretario de Relaciones Institucionales de la CTA Nacional, Juan Carlos "Pipón" Giuliani.

Frente a la galería Cinerama y luego en Obispo Trejo y 27 de abril la marcha se detuvo y numerosos jóvenes danzaron hasta el cansancio al ritmo frenético de los tambores. Y un rumor tenue que luego se hizo grito sintetizaba: ¡Alerta! ¡Alerta! que el pueblo organizado le dice sí a la vida!

Fernanda Salinas, de la Coordinadora Ambiental y por los Derechos Humanos de Sierras Chicas expresó que “estamos acá con los vecinos de Candonga, Río Ceballos, Unquillo, Mendiolaza y La Calera y nos manifestamos porque queremos tener derecho a decidir sobre nuestros territorios. No queremos desmontes, ni basura, le decimos no a Monsanto y a los negocios inmobiliarios. Exigimos soluciones a la falta de agua y creemos que el sistema representativo nos hace convidados de piedra a la hora de decidir.”, afirmó.

Consulta Popular

Silvia Vaca, rodeada de tres niños pequeños, le dijo a este medio que como habitante de Malvinas Argentinas, se sumó a la lucha porque “sabemos el riesgo que corremos” con una empresa que viene “con promesas de progreso y nos obliga a renunciar a la soberanía alimentaria, nos trae contaminación a corto plazo y eso no queremos para el pueblo. Por eso luchamos con la única herramienta que nos da la democracia y que es la Consulta popular”, expresó.

Unos metros más adelante camina Gastón Mazalay uno de los primeros en advertir los riesgos de la instalación de la multinacional. Sobre las medidas tomadas por la justicia hoy señaló que “sigue la misma línea que tomó el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de no habilitar la etapa operativa pero si la construcción. En ese marco nosotros pensamos que tanto el TSJ y el juzgado de primera instancia han realizado fallos políticos y no jurídicos”, analizó. Y afirmó que “existen vinculaciones entre el poder político y el poder judicial habida cuenta que la esposa de García Alloco –presidente del alto Tribunal- ha sido senadora provincial del Bloque Unión por Córdoba en la primera gestión de De la Sota”.

Ante esta situación dijo que seguirán con el bloqueo hasta tanto les ofrezcan soluciones de fondo. “Queremos que se aplique la Ley Nacional de Ambiente, que está por encima de la provincial, y se tengan en cuenta los presupuestos mínimos. Esto significa que ante la mínima duda, no se debe aplicar. Y queremos que se ponga en marcha el mecanismo de la consulta popular para que nos expresemos todos”.

El legislador socialista Roberto Birri que marchó junto a otros pares como Liliana Olivero de Iaquierda Socialista expresó que “esta marcha es la expresión de resistencia de los cordobeses contra todo lo que lesiona su salud y el medio ambiente. Han sucedido muchas cosas como el uso de agrotóxicos, los incendios, la instalación de Monsanto sin preguntarle a la gente. Aquellos que creemos que la salud y el medio ambiente hacen a la vida, nos ponemos de pie y cada vez somos más; los que gobiernan la provincia deben saber que nos tienen que escuchar. La movilización popular lo revertirá”, aseguró.

“No a la ley de Bosques de este gobierno, no a los emprendimientos inmobiliarios para pocos, no a la contaminación y las fumigaciones y no a Monsanto. Se quemaron 100 mil hectáreas de bosque, mientras esta provincia recaudaba 60 millones de pesos como fondo de fuego. Nos sacan nuestro dinero para prevenir y no lo hicieron. Que se anule el impuesto al fuego y que no se prioricen los negocios sobre la salud”, fueron consignas que resonaban por los parlantes, mientras avanzaba la marcha con la Bersuit como fondo.

Entre los manifestantes marcharon el dirigente de la CTA, Juan Carlos Giuliani; el secretario general y el adjunto del Cispren, Carlos Valduvino y Víctor Beccaría respectivamente; la secretaria general de ATE, Teresa Romero y la titular de Judiciales, Irina Santesteban, entre otros.

Proyecto por la Vida

Al final de la protesta, Guido Dreizik, secretario general de la CTA Córdoba Capital evaluó que la marcha fue muy importante en convocatoria, pluralidad y organización. “Se habla de cerca de ocho mil personas, estamos todos los sectores y sabemos a qué vinimos. Inclusive, hay compañeros que están planteando los niveles de responsabilidad que les cabe a los municipios en la aplicación del modelo extractivista, la destrucción del suelo y el descuido del agua. Seguramente el gobierno es el mayor responsable pero tampoco le quitamos responsabilidad al gobierno nacional. Esto quiere decir que el reclamo por la soberanía popular no tiene que ver con la interpelación a determinada gestión de gobierno, sino con un proyecto por la vida”, explicó.

Y en ese sentido destacó que la movilización “marca una bisagra en la articulación. Estamos debajo de una bandera de los compañeros de la JP, nos hemos reunido para la coordinación, y como dijo (Horacio) Vervitsky -en la presentación del libro Cuentas Pendientes, los cómplices económicos de la dictadura-, el gobierno se equivocó en abrirle la puerta a Monsanto. Pero más allá de eso, se trata de tomar conciencia, de pensar un modelo de país que cuide la salud, el agua, y la vida”, concluyó.

Javier, de La Gloriosa JP, dijo que apoyaban la voluntad del pueblo de Malvinas que se opone a la instalación de Monsanto y señaló que “estas son políticas donde claramente intervienen los gobiernos municipales y provincial”, refiriéndose a las problemáticas ambientales denunciadas por los vecinos.

En tanto, Juan Vivar, desde la Mesa de Trabajo por los Derechos Humanos, subrayó que “fue una experiencia colectiva importante que con conflictos y diferencias -que las tenemos- a la hora de enfrentar problemáticas como la salud, el cuidado del ambiente, la soberanía alimentaria, nos unimos en la lucha. Por lo tanto, la Mesa que aglutina a muchas organizaciones le dice Sí a la vida y No a Monsanto. Creo que en Córdoba estamos ante una coyuntura política donde las corporaciones avanzan y tenemos que estar muy unidos para que las cosas cambien”, enfatizó.

Tras la lectura del documentado firmado y aprobado por la Coordinada, muchos ya estaban pensando en dirigirse a Malvinas Argentinas, donde estaba prevista la actuación de varios artistas populares entre ellos Raly Barrionuevo.

Fuente: www.prensared.org

* Equipo de Comunicación del Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren-CTA)

sitio desarrollado en SPIP