El ajuste no es un invento mediático
Viernes 6 de junio de 2014, por Hugo Blasco *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El conflicto en la empresa extranjera Gestamp es un compendio de los recursos de que se vale el poder para golpear a los trabajadores. Con la excusa de la caída de la actividad la empresa suspende y despide trabajadores.

Compartir este articulo:

* Secretario de Derechos Humanos de la CTA

El Gobierno nacional a través del Jefe de Gabinete, la Secretaria de Industria y de la propia Presidenta de la Nación condena a los trabajadores.

El Gobierno provincial dicta la conciliación obligatoria y luego ante las presiones del Gobierno nacional y de la misma empresa retrocede.

El sindicato SMATA a través de sus principales dirigentes no sólo apoya a la empresa sino que también hace gala de un macartismo primitivo.

El ajuste no repara en las formas.

Hay que pagarle a los usureros del Club de París y a los acreedores de la inmoral e ilegítima deuda externa y además garantizarle al capital los extraordinarios márgenes de ganancias de los que disfrutan.

Por eso lo de Gestamp, por eso la represión salvaje una vez más en el Chaco.

Los trabajadores no estamos dispuestos a aceptar mansamente el ajuste.

La lucha es el camino.

Nuestra solidaridad con los compañeros de Gestamp y con todos aquellos que son víctimas de la represión estatal y no estatal.

sitio desarrollado en SPIP