Córdoba: No somos cómplices de la mentira
Trabajadores del INDEC denuncian manipulación de datos y destrucción de estadísticas
Lunes 8 de septiembre de 2014, por Bárbara Arias *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Compañeros de la Junta Interna de ATE-INDEC estuvieron en la provincia de Córdoba presentando su libro: “No somos cómplices de la mentira”, en el que relatan los sucesos que desembocaron en la intervención del organismo estadístico en el año 2007 por parte del Estado, como así también la alteración y la manipulación malintencionada de los datos públicos.

Compartir este articulo:

La presentación del libro se realizó en la sede del Círculo Sindical de la Prensa y la Comunicación de Córdoba (Cispren-CTA), y la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional de Córdoba.

En la actividad organizada por ATE-Córdoba y la CTA-Córdoba estuvieron los compañeros Ana María Papa, Adela Zaltzman, Cynthia Pok y Claudio Castro, como así también los secretarios generales de la CTA de la Provincia de Córdoba y de Córdoba Capital, Guido Dreizik y Guillermo Pavan, el secretario General del Cispren, Carlos Valduvino, el presidente del ISLyMA, Eduardo Ahamendaburu y la secretaria de Salud de la CTA, Silvia Belga

Las compañeras Cynthia Pok -secretaria de Formación de la CTA Nacional-, Ana María Pappa, Adela Zaltzman y el compañero Claudio Rafael Castro pasaron por la ciudad de Córdoba dejando un mensaje de confrontación casi brutal acerca de la realidad que atraviesa el organismo estadístico del Estado.

Como así también igual de cruenta y espantosa es la realidad de los trabajadores y trabajadoras del INDEC que se ven hostigados por una intervención violenta, patoteril que los persigue desde hace 7 años.

La manipulación de los datos estadísticos ha venido a ser una de las estrategias de sostenimiento de un mensaje que a las claras necesita de múltiples “retoques” para que los números reales no salgan a la luz.

Esta manipulación desmedida y obscena nos arroja datos falaces, como por ejemplo el índice de precios al consumidor (IPC), del que se desprenden tantos otros datos, que, al ser “retocado” el primero, terminará por arrojar indiscutiblemente datos mentirosos.

Es por esta razón que desde la intervención hay datos que nunca llegan a conocerse de verdad, o mejor expuesto: datos verdaderos que nunca llegan al pueblo, como lo es el verdadero número de pobres en nuestro país, el índice real del desempleo, la cantidad de hermanos y hermanas de los Pueblos Originarios, el verdadero valor de la canasta básica, datos de educación y analfabetismo, etc.

Los datos estadísticos forman parte del acervo de conocimientos a los que el pueblo debiera tener acceso irrestricto, como parte de un derecho fundamental como lo es el derecho a la información, pero fundamentalmente, estos datos debieran ser la herramienta por excelencia de cualquier gobierno para sostener e impulsar el crecimiento de una nación fuerte y soberana, con verdadera justicia social.

Resulta pues, que la manipulación y el “retoque” de esta información es a las claras parte de una política de estado, una política siniestra que sostiene, a través de una mentira, el relato de una década de abundancia, igualdad, crecimiento económico, laboral y tantas otros cuentos de los que un grupo de trabajadores y trabajadoras, sensibles y conscientes han decidido no ser cómplices.

La recuperación y reapropiación del INDEC a manos del pueblo es una necesidad inmediata y urgente. Compartir y difundir el material escrito y editado por la Junta Interna de ATE-INDEC es una labor militante y patriótica.

* Equipo de Comunicación de la CTA Córdoba Capital

sitio desarrollado en SPIP