Internacionalismo de clase
Solidaridad de la CTA con los trabajadores tercerizados de Daewoo
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

La CTA, a través de su secretario general Pablo Micheli, remitió una carta a los trabajadores tercerizados de la empresa Daewoo de Corea del Sur, expresando el respaldo y solidaridad de nuestra Central con la justa lucha que vienen llevando para erradicar la superexplotación a la que son expuestos por la voracidad del capitalismo.

Compartir este articulo:

A continuación, transcribimos el contenido de la misiva de la CTA:

“Compañeros, desde la Central de los Trabajadores de la Argentina, les enviamos toda nuestra solidaridad. Sentimos en carne propia la realidad que ustedes están padeciendo, pues la tercerización es moneda común en nuestro país, así como la falta de libertad y democracia sindical.

Los trabajadores tercerizados tenemos que utilizar todas las herramientas posibles, para hacer valer nuestros derechos y sobre todo para regularizar las relaciones de trabajo.

Las empresas transnacionales ganan a costa de los trabajadores en Corea, en Argentina y en todo el mundo, con la permisividad de los gobiernos nacionales.

En este sentido, unificamos nuestras voces con ustedes contra la maldita tercerización de GM Daewoo como forma de simulación de la no dependencia laboral para desresponsabilizarse de los derechos laborales de los trabajadores.

Desde el otro lado del mundo, siendo una central que afilia directamente a trabajadores tercerizados, desempleados, y cualquier sea la relación de trabajo, los apoyamos fuertemente y esperamos que sus justas demandas sean oídas”.

Un poco de historia

El 27 de septiembre de 2007, trabajadores tercerizados empleados por subcontratistas de la fábrica de la Empresa GM Daewoo Auto y Tecnología (GM Daewoo) en Bupyeong crearon el Capítulo de Trabajadores de Terciarizados del Sindicato de Trabajadores Metalúrgicos de Corea (KMWU), de la ciudad de Incheon (cerca de Seul, capital de Corea).

La dirección de Daewoo GM se niega a reconocer el sindicato, y por el contrario realizó despidos masivos, negándose a hacer nuevos contratos con los trabajadores cuando la empresa subcontratista que los empleaba, cerró el 30 de septiembre de 2007 y presionando a otros para renunciar. Desde hace tres años los trabajadores despedidos han estado luchando por la reincorporación. El derecho de los trabajadores a formar sindicatos está protegido por la Constitución de Corea del Sur, hecho que GM Daewoo ignora.

Aún así, los trabajadores no se rindieron. Por el contrario, fortalecieron su lucha, usando una amplia gama de técnicas. Hicieron un petitorio por discriminación junto a la Comisión Nacional de Derechos Humanos en relación a los despidos de mayo. También organizaron una marcha demandando a GM Daewoo que reconozca su responsabilidad como empleador real de los trabajadores tercerizados y los reincorpore.

En julio, organizaron un acto conmemorando los 1000 días de la instalación de una carpa de protesta. En septiembre, marcharon reclamando la regularización de todos los trabajadores terciarizados y la prohibición de la expansión de las agencias de contratación. Y en octubre, realizaron una protesta frente al Ministerio de Trabajo en el Norte de Seúl.

El 1 de diciembre de 2010, dos miembros del sindicato de los trabajadores terciarizados, comenzaron una protesta en las alturas, esta vez en el arco de 10 metros de altura de la entrada de la fábrica de GM Daewoo en Bupyeong. Demandan la abolición de la terciarización, reincorporación de los trabajadores despedidos y su regularización. Han declarado que no bajaran hasta que sus demandas sean atendidas. Han pasado ya más de 30 días en el arco, a pesar del pequeño espacio y el clima frío del invierno.

Además, el presidente del sindicato de trabajadores tercerizados de GM Daewoo, Sin Hyeon-Chang, comenzó una huelga de hambre el 20 de diciembre, que ya tiene más de 10 días. Lejos de atender las demandas de los trabajadores, GM Daewoo, respondió enviando matones y miembros de su equipo de administración laboral para cortar la cuerda usada para enviar alimentos a los trabajadores que están realizando la protesta. Ignorando la resolución adoptada por el Municipio de Incheon y por las organizaciones de trabajadores y de la sociedad civil que piden a la compañía que se comprometa en un diálogo honesto con los trabajadores, GM Daewoo persiste en su postura de que no tienen ninguna responsabilidad para negociar siendo que no son los empleadores oficiales con los que los trabajadores firmaron contratos.

* Equipo de Comunicación de la Secretaría de Relaciones Internacionales de la CTA

sitio desarrollado en SPIP