América Latina
LVIII reunión plenaria del Foro Consultivo Económico Social del Mercosur
Viernes 28 de noviembre de 2014, por Redacción *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

En el marco de la presidencia pro témpore argentina y previo a la Cumbre de Presidentes en Paraná, sesionó el pasado martes 25, la LVIII Reunión Plenaria del Foro Consultivo Económico-Social del Mercosur. Dicho Foro es un órgano representativo de los sectores económicos y sociales del Mercosur y fue creado para atender a las demandas de mayor participación de los sectores empresariales y sindicales. Por la CTA estuvieron presentes Carlos Custer y Daniel Jorajuría.

Compartir este articulo:

Es un órgano oficial, Autónomo, integrado exclusivamente por sectores privados (organizaciones empresariales, sindicales y de tercer sector), sin participación de los Estados.

Es un órgano que sigue creciendo y al cual cada país, de acuerdo a su matriz productiva y social, designa sus miembros.

Esta Plenaria tuvo mayor relieve y visibilidad al realizarse en el propio Ministerio de Relaciones Exteriores y Culto (Palacio San Martin) y se jerarquizó con la presencia del canciller Héctor Timerman, el Ministro de Trabajo, Carlos Tomada; el Coordinador Nacional Alterno del Grupo Mercado Común, Embajador Pablo Ariel Grinspun, el Director de Asuntos Institucionales del Mercosur, Ministro Leopoldo Sahores y el Director Nacional de Relaciones Internacionales y Coordinador Pro Témpore del SGT Nº 10 Trabajo, Empleo y Seguridad Social, Licenciado Julio Rosales.

Asimismo estuvieron presentes las Cámaras Empresariales, las Centrales Sindicales y el Tercer Sector de Brasil, Uruguay y la Argentina. La CTA-A estuvo representada por el Embajador y Asesor Internacional, Carlos Custer y el Secretario Gremial, Daniel Jorajuria.

Las autoridades nacionales abordaron la actualidad del Mercosur y los escenarios internacionales, informaron sobre sus áreas de trabajo y recibieron las demandas del Foro.

Se abordaron entre otros temas: la afectación institucional que produjo la suspensión de Paraguay y su regreso; la integración de Venezuela con muy poca participación en los órganos del Mercosur y su ausencia en el FCES; la llegada de Bolivia y su distinta cultura laboral; la reactivación del Parlamento del Mercosur que tendrá lugar a partir del 31 de Diciembre del 2020 la elección por voto directo de los ciudadanos Mercosur de sus Parlamentarios.

Ante el crecimiento del Mercosur se manifestaron las preocupaciones y expectativas por las relaciones Asia-Pacífico, Unión Europea, y los avances en su relación con la Unión Aduanera Euroasiático, con Líbano y Túnez.

En estos relacionamientos se mostró la preocupación del grupo trabajador sobre el interés de los otros bloques por nuestros productos primarios y nuestro mercado de consumo solamente, y eso es un camino de retorno a los principios del Alca. El Mercosur lo concebimos como un proyecto de desarrollo social, con inclusión y con desarrollo industrial.

En ese sentido se abordó la agenda social de los Organismos Sociolaborales como: del SGT Nº 10 de Trabajo; la Declaración Sociolaboral y su Comisión de Seguimiento. Se retomó la agenda de empleo digno para oponerse a como resuelven los países centrales la crisis, donde se arregla primero en los números económicos y luego produce millones de desempleo. Se mostró la preocupación por profundizar la lucha por la perspectiva de Género, contra el trabajo no registrado, el fortalecimiento de la inspección del trabajo, la erradicación del trabajo infantil; ante la libre circulación de los trabajadores, el reconocimiento recíproco de las capacidades laborales (ej: para que un tornero mecánico Argentino si emigra no tenga que empezar como auxiliar en otro país del Mercosur); la lucha contra la trata de personas, etc.

Por último el FCES emitió dos recomendaciones para ser elevadas a la Cumbre de Paraná. Recomendación 1: Ante la finalización del FOCEM que es el Foro de Convergencia Estructural del Mercosur, destinado a financiar proyectos en beneficio de las economías menores del Mercosur, para reducir las asimetrías entre los países. El FCES emitió una recomendación al Grupo Mercado Común para que disponga una nueva normativa para dar continuidad al mismo y que se incrementen sus fondos.

Recomendación 2: Por último se aprobó una segunda recomendación relacionada con la integración productiva solicitando al GMC que instruya al Grupo de Integración Productiva a efectivizar la participación del Foro Consultivo Económico y Social en dicho Órgano.

* Equipo de Comunicación de la CTA Nacional

sitio desarrollado en SPIP