Denuncia de COAD
Politécnico: “No hay condiciones para enseñar ni aprender”
Jueves 16 de julio de 2015, por Equipo de comunicación CTA Rosario *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

La Asociación de Docentes e Investigadores de la Universidad Nacional de Rosario (COAD-CTA) presentó un escrito ante la Superintendencia de Riesgos del Trabajo exigiendo una inspección en el Instituto Politécnico Superior.

Compartir este articulo:

La base del reclamo es un peritaje, realizado a pedido del sindicato por un Ingeniero Laboral, que constató graves riesgos en el edificio. Las instalaciones eléctricas, la falta de gas y el peligro de incendio entre los principales problemas.

“No se trata de que se cayó un techito, tenemos toda una historia de reclamos”, señaló Patricia Propersi, Secretaria Adjunta de COAD. Es que la semana pasada, otra vez cayó mampostería del cielorraso del Instituto Politécnico Superior, hecho que hicieron público tanto el Centro de Estudiantes del colegio como el gremio. Pero desde el sindicato denunciaron que el problema es mucho más grave y por eso realizaron una presentación ante la Superintendencia de Riesgos del Trabajo exigiendo que lleve a cabo una inspección del edificio.

Previamente, y como base de esta presentación, COAD contrató a un perito especializado en Ingeniería Laboral que realizó un peritaje de la situación general de la escuela dependiente de la Universidad Nacional de Rosario. El mismo visitó durante dos días el edificio y constató el mal estado de buena parte de la institución, dejando sus conclusiones plasmadas en un informe de 37 páginas que puede verse online en el sitio web del gremio.

“No se trata solo del tema de los techos, sino de las instalaciones eléctricas, que es uno de los riesgos más severos. Todavía no se cuenta con instalación de gas, en un edificio tan grande sin calefacción, además de que eso lleva a que muchas actividades que requieren gas se hagan con garrafa sin medidas de seguridad. Todo esto lo venimos denunciando desde hace años y siempre nos dicen que las obras están en curso, que se van a hacer, que hay fondos que están viniendo, que es un edificio muy viejo. Pero la verdad es que ha habido demasiadas irregularidades”, explicó la dirigente de la docencia universitaria.

Es después de muchos reclamos ante diversos estamentos y autoridades que se llegó a esta exigencia de una inspección. “Desde hace años que venimos denunciando y exigiendo que se modifiquen las condiciones en las que tanto estudiantes como docentes desarrollamos nuestras actividades, porque las del Politécnico no son condiciones ni para enseñar ni para aprender”, aseguró.

Las conclusiones del peritaje

Ante la falta de respuestas por parte de las autoridades del Politécnico, el sindicato de docentes universitarios contrató un perito que visitó la escuela en mayo y realizó un informe de la situación de la institución. En 37 páginas, el Ingeniero Laboral da cuenta de las irregularidades que constató en el edificio, acompañado de fotografías que prueban sus dichos.

En las conclusiones del documento, el profesional señala que de forma general falta mantenimiento preventivo del edificio. Detalla que las filtraciones generan problemas en techos, vigas y paredes y que las instalaciones eléctricas, de gas y agua vulneran la normativa vigente. Además, en el caso del gas, la instalación no está aprobada.

Respecto de la electricidad, el Ingeniero especificó que existe “riesgo eléctrico”, lo que implica uno de los principales peligros actuales del Instituto, presente en la mayoría de las instalaciones observadas. Por eso recomendó “encarar a la brevedad un Plan de Adecuación de la Instalación eléctrica general”.

En el informe también se dio cuenta de la falta de señalización de sectores clausurados; de “riesgo mecánico” por mal estado de máquinas y herramientas de trabajo; de riesgo de incendio, dado que la red preventiva no está en condiciones; de posibilidad de caídas por falta de barandas; y de falta de iluminación en sectores clave, entre varios otros puntos.

Ante la gravedad del estado de situación que plasmó el trabajo, Propersi fue clara en las demandas que elevaron a las autoridades: “exigimos que inmediatamente hagan las inspecciones que corresponden porque realmente los riesgos son excesivos”.

Fuente: www.ctarosario.org.ar

sitio desarrollado en SPIP