Pueblada de Corral de Bustos
Una suma de complejidades
Domingo 31 de julio de 2011, por Corresponsalía Córdoba *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El juicio por el incendio del edificio de Tribunales que se realiza en la Cámara del Crimen de Bell Ville transita un laberíntico camino con más dudas que y certezas sobre lo que realmente ocurrió aquella mañana del 4 de diciembre de 2006.

Compartir este articulo:

En la Cámara del Crimen de la ciudad de Bell Ville continúa el juicio por la Pueblada de Corral de Bustos ocurrida el 4 de diciembre de 2006. Se trata de una instancia judicial que, más allá del fallo al que se llegue, dejará mucha tela para cortar.

Esto es así porque las defensas han expuestos situaciones producidas tanto en comisarías como en ámbitos de la propia justicia que seguro proveerán combustible a discusiones en otras esferas de la vida democrática.

En los últimos días se continuó sumando complejidad a esta causa que llegó a tener más de cuarenta detenidos, que pudieron esperar al juicio en libertad gracias a la movilización popular que agregó una robustez decisiva a los trámites de las defensas.

Actualmente el juicio se desarrolla en la Cámara del Crimen de Bell Ville. Allí el martes pasado, el abogado Francisco Lavisse defensor de algunos imputados, solicitó la absolución de Karina Ripoll y de Fabián “León” Etchegaray, acusados de daño calificado, y de lesiones leves en agresión, respectivamente.

En el caso de Etchegaray, conocido militante de la CTA, el letrado planteó que se le otorgue la absolución por no haber cometido hecho delictivo alguno y no “por prescripción” como lo habría solicitado oportunamente el fiscal de la Cámara. También pidió que se indemnice a Etchegaray por los ochenta y siete días que estuvo detenido en la cárcel de Villa María.

El miércoles, Lavisse también solicitó la absolución de Jorge Alberto Luna, acusado de ser autor de los delitos de determinación al incendio doblemente calificado, coautor de incendio y daño calificado.

En un resonante paso de la defensa también se planteó que, según su interpretación de las leyes, los hechos analizados no configuran el delito de incendio.

Es claro que el abogado no niega la existencia del fuego sino que sostiene que el delito de incendio es contra la seguridad pública circunstancia que en el caso analizado no se habría producido.

Por el contrario, sostuvo, que en realidad se dio un delito protegido por el derecho de propiedad, es decir daño. Este razonamiento lleva a que de no existir delito de incendio, menos aún no podría estar calificado como consta en la acusación.

Recordemos que en esa acusación la calificación se basa en el artículo 186 del Código Penal que dice: “El que causare incendio, explosión o inundación, será reprimido: inc. 3) Con reclusión o prisión de tres a quince años, si hubiere peligro para un archivo público, biblioteca, museo, arsenal, astillero, fábrica de pólvora o de pirotecnia militar o parque de artillería”.

Lavisse interpreta que la letra del referido artículo es taxativa y que ni allí, ni en ningún lugar de la Ley se menciona la palabra "tribunales". Continúa su razonamiento sosteniendo que no es lo mismo un archivo público que un tribunal.

El abogado también se opuso a que, de insistirse en la existencia del delito de incendio, a la calificación por la aplicación del inciso 4to del mencionado artículo del Código que dice: “Con reclusión o prisión de tres a quince años, si hubiese peligro de muerte para alguna persona”, dado que, sostiene, habría quedado demostrado que al momento de iniciarse el fuego no había persona alguna dentro del edificio, conforme la declaración de los propios empleados de tribunales entre ellos el ex Fiscal Raúl Moll y el ex-Juez Jorge Omar Farias, actual Secretario en los Tribunales de Oliva. Todos lo habían abandonado al mediodía.

En esta argumentación también juega la falta de precisión para fijar la hora del inicio y finalización del fuego y diferentes testimonios como por ejemplo, el Comisario Mayor José Luis Ortega y el policía Oscar Zarate. Uno habría señalado que cuando llegó a las 10,30 el fuego estaba terminado, en tanto el otro ingresó tres veces al edificio antes de iniciarse las llamas y no había nadie dentro del edificio.

También se suma lo que habría declarado quien en la época era el presidente del Colegio de Abogados de Bell Ville, Ernesto Gavier, acerca de que mientras él estuvo dentro del Tribunal, hasta las 13, no se había producido fuego.

Otra circunstancia que se dio en el juicio fue el careo entre el procesado Alberto Luna y el periodista y testigo Luis Ortiz para determinar si existió una supuesta entrevista que éste le habría realizado antes del incendio y donde, según manifestó Ortiz, Luna habría dicho que en minutos le prendían fuego al edificio de tribunales.

En el careo el periodista dijo que entregó la cinta del supuesto reportaje a la fiscalía, pero pedida la misma no apareció. Aunque no fue ese el único punto flojo del testimonio dado que Ortiz primero manifestó no haber hablado con nadie antes del llegar al juicio pero luego saltó que había tenido un diálogo en privado con el fiscal Telmo Alejandro López Lema, que a su vez sostendría, en otra causa, una acusación contra Ortiz por un delito de instancia privada.

En no pocos observadores despierta interrogantes esa charla entre el testigo y el fiscal, dado que primero fue negada y luego reconocida cuando el propio hombre de la justicia le recordó a Ortiz que lo estaba diciendo no era lo charlado anteriormente.

Surgiendo entre los interrogantes ¿cómo aparece Ortiz a declarar ahora después de varios años de ocurridos los hechos teniendo la primicia del inicio del fuego?

Incluso hay quienes se preguntas que habiéndose superado la instancia de instrucción de la causa, y en pleno juicio oral ¿por qué Ortiz y el fiscal no hablaron en el recinto del tribunal delante de los jueces y abogados defensores?

Más allá de los interrogantes y algunas certezas que parecieran querer surgir, el juicio por la Pueblada sigue su curso sin dejar de sumar complejidades.

Fuente: Jesús Chirino; www.prensared.com.ar

* Equipo de Comunicación de la CTA Córdoba

Lima 609 - Ciudad de Buenos Aires - República Argentina

(5411) 4383-3349 / 3305 / 3426 (int. 150 / 154) - prensa@ctanacional.org


sitio desarrollado en SPIP