Chubut: Puja redistributiva
El SITRAJUCH concretó un sorpresivo paro por 36 horas
Sábado 1ro de agosto de 2015, por Corresponsalía Chubut *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El día miércoles, en el marco de un conflicto que parecía haber sido solucionado, el Sindicato de Trabajadores Judiciales del Chubut (SITRAJUCH-CTA) comenzó un paro de 36 horas que finalizó el viernes, a la espera que las autoridades provinciales finalmente acuerden el porcentaje de interés a pagar junto con los sueldos adeudados de 2014.

Compartir este articulo:

La disputa entre ambas partes se remonta al año 2008, cuando los empleados reclamaban seis sueldos impagos y, desde 2012 a la fecha, los Judiciales suman un total de 1174 días de conflicto con el gobierno provincial.

Al respecto, el secretario Adjunto del gremio, Omar Quintero, sostuvo que “la propuesta de la Comisión Directiva fue que a partir de las 10 de la mañana del miércoles iniciar una medida de fuerza. El jueves nos manifestamos sin concurrir al puesto de trabajo y el viernes fuimos otra vez a trabajar para ver si hay, en el medio, alguna novedad para volver a debatir en asamblea. Si no hay noticias, evaluaremos lo que vamos a hacer para la próxima semana.”

El referente de SITRAJUCH contó que “las discusiones estaban casi cerradas y teníamos confirmación del gobierno por parte del pago de cuotas que se adeudaba de 2014, lo que restaba definir era el porcentaje de interés que se le iba a aplicar a cada uno de los meses vencidos. De palabra dijeron que iban a reconocer la deuda de 2008 y que la tasa que iban a usar era la que ejecuta el Banco Nación por mora. Si es una deuda no podés pagarla en cuotas y encima sin intereses. Cuando estaba por terminar la feria judicial, desde el gobierno presentan un acuerdo que involucraba el reconocimiento de la tasa de actualización que habíamos hablado, que no era la del Banco Nación, pero si firmábamos ese acuerdo teníamos que renunciar al amparo que en su momento presentamos, lo cual parecía una tomada de pelo. Los llamados telefónicos se sucedieron y a los diez días entendimos que el apuro no era más nuestro sino que la urgencia es ahora del gobierno. Cuando teníamos casi liquidado el acuerdo para lo más urgente, que son los dos sueldos pendientes de 2014, nos salen con que querían arreglar todo, desde el 2008 para lo que tenemos ya la sentencia con la suma fija, hasta el último reclamo. El acuerdo era algo terriblemente desprolijo y prepotente, por lo que se nos dio paso para tachar y enmendar el borrador del mismo y que el gobierno luego lo revisara. El nuevo acuerdo fue redactado palabra por palabra por la Comisión Directiva con el asesoramiento legal correspondiente y está ahora está en manos del gobernador Buzzi, que tiene la potestad de firmarlo o no”.

Ultimátum

Quintero definió la medida de fuerza como “un ultimátum para el gobierno” y acusó a este último de haber provocado el conflicto, al cual “a punto de terminar la gestión o de asumir un nuevo mandato, no pudo dar una resolución. Si el gobierno, que nos ha empujado tantas veces a la calle, pretende que renunciemos a esta lucha, está equivocado. Todos tienen responsabilidad en esto y principalmente el primer mandatario provincial; este conflicto fue generado con él. En su momento hicieron el acuerdo transaccional, violando la Ley de Porcentualidad y todo el protocolo que un poder tiene para mantenerse con independencia del otro, y ahora pretenden irse o continuar sin haber llegado a una solución”.

Por su parte, la secretaria de Seccional María Rosa Koenigster, manifestó que “es el momento de ponerse firmes. Este acuerdo define todos nuestros derechos, no solamente la deuda que estamos reclamando de manera inmediata sino la vieja de 2008. Buzzi tiene que tomar una decisión. En el acuerdo que ellos presentaron durante la feria pretendían que renunciáramos al amparo, que se formara una ‘comisión negociadora’ y que si la misma no se ponía de acuerdo, había que empezar el juicio de vuelta”.

El vocal de la Comisión Directiva Provincial, Gastón Alcucero, destacó que en el acuerdo redactado por el sindicato “garantiza el cobro de toda la deuda, desde que se generó. También está contemplado que se nos debe el resto de la pauta salarial de 2014. Hay una cláusula que establece que en marzo del año pasado hemos recibido el 15 por ciento de aumento y que hay una diferencia con respecto al resto de los sectores del Estado”, en referencia al promedio de 33 por ciento de aumento que percibieron la mayoría de los trabajadores de la administración pública.

En Comodoro Rivadavia

Tal como lo advirtió el secretario General del Sindicato de Trabajadores Judiciales de Chubut (SITRAJUCh-FJA), Raúl Belcastro, a El Patagónico se concretó un paro provincial del sector.

En asamblea se analizará los pasos a seguir para la próxima semana que podría concluir en un paro de 48 horas con movilización hacia Rawson.

"Lamentablemente no se ha cumplido con lo pautado de tener una fecha cierta para estas cuotas que habíamos arreglado y que deberíamos haber terminado de combinar durante la feria", señaló Belcastro.

El 23 de junio el gremio recibió un ofrecimiento de Economía para resolver la deuda que tiene el gobierno con los trabajadores desde el 2014, además de una convocatoria para seguir discutiendo el resto de la deuda. "No recibimos respuestas de parte del gobierno y han cambiado las condiciones de lo que habíamos acordado", dijo.

Asimismo, Belcastro explicó que el motivo de la medida se debe a que "las cuotas tenían que pagarlas los primeros de días de agosto y ahora dicen que es con el sueldo de agosto y no está definido ni formado nada que asegure el pago. Esto molesta a la gente".

Fuente: www.eldiariodemadryn.com; www.elpatagonico.net

* Equipo de Comunicación de la CTA Chubut

sitio desarrollado en SPIP