Córdoba: Territorio
Malón inauguró un Centro Comunitario en Villa Siburu
Martes 2 de agosto de 2011, por Guillermo Posada *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Con la presencia de numerosos compañeros y vecinos, la Organización Territorial Malón (OTM-CTA) inauguró el pasado sábado 30 de julio un Centro Comunitario en el barrio Villa Siburu. Se trata de un local abierto al barrio para realizar actividades sociales y culturales.

Compartir este articulo:

“Este espacio tiene como finalidad convertirse en punto de reunión y organización popular en torno a las problemáticas que los propios compañeros del barrio vayan definiendo en su conjunto”, explicó Mariano Pezzi, integrante de Malón Córdoba.

En la oportunidad, estuvieron presentes en representaciòn de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA) Córdoba-Capital, Guido Dreizik, Secretario General; María Teresa Romero, Secretaria Adjunta; David Calderón, Secretario Gremial; Eugenia Aravena, Secretaria General de AMMAR; Marisel Ferreyra, directora de la escuela provincial Marina Waisman; compañeras de la Organización Territorial Malón de Las Varillas y de Río Cuarto, así como militantes de CTA que se acercaron a compartir la alegría de los vecinos de contar con un espacio propio.

“Todo fue realizado con mucho esfuerzo y trabajo solidario. Desde los cimientos hasta terminar pintando a último momento”, contó, ya relajado, el compañero Pezzi.

En ese sector humilde de la capital cordobesa, que se encuentra cercado por los negocios inmobiliarios, la principal problemática se centra en la falta de títulos de tierras de los habitantes del barrio, que supone una amenaza constante de los grupos empresarios de ‘desarrollistas urbanos’ para desarrollar megaproyectos que desplacen a los vecinos de la zona, como ha sucedido en muchos barrios pobres de la ciudad.

“El desafío es organizar el barrio, nuestra identidad está íntimamente relacionada con Villa Siburu. Por acá pasaron muchas organizaciones y movimientos de resistencia. Ahora la CTA retoma esa historia y desde hace cinco años trabaja para recuperar esas experiencias positivas e integrarlas en un proyecto común en el presente”, dijo Beatriz Díaz, compañera referente de la OTM en el barrio.

“Con la CTA aprendimos a construir un proyecto colectivo desde la solidaridad y el compañerismo”, afirmó con gran emoción.

También dirigió la palabra Dreizik, quien ponderó la presencia territorial de la CTA en las barriadas cordobesas, reivindicó la posibilidad de avanzar en la elección de nuevos delegados de la Central, tanto a nivel sindical como territorial, y subrayó la existencia y desarrollo de una estrategia integral que abarca la inisicativa polìtica más alta de este espacio que es la convocatoria a una Constituyente Social.

Tras las intervenciones espontáneas de los compañeros que se animaban a hablar en un clima de alegría, aparecieron las pizzas, los choripanes, las gaseosas y uno que otro vino, que derivaron en un festejo regado de cuarteto y folklore.

* Equipo de Comunicación de la CTA Córdoba

sitio desarrollado en SPIP