Buenos Aires: Puja redistributiva
Los gremios, la provincia y un enero caliente pero sin Paritarias y con incertidumbre
Sábado 9 de enero de 2016, por Corresponsalía Buenos Aires *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

“Enero: aquel mes en donde todo se aplaca y solo el calor y la playa son noticia". Que lejos ha quedado eso, al menos para el mundo gremial. Desde aquel diciembre de 2013, cuando las policías provinciales salieron a pedir un aumento y luego las organizaciones sindicales se encolumnaron tras ese pedido, enero dejó de ser enero.

Compartir este articulo:

En la provincia de Buenos Aires, aquel enero del 2014, tuvo no menos de 10 paros en salud, los médicos de la Asociación Sindical de Profesionales de la Salud de la Provincia de Buenos Aires (CICOP-CTA) paralizaban los 78 hospitales públicos en reclamo de un mejor salario y condiciones de trabaja dignas.

Los estatales, con la Asociación Trabajadores del Estado (ATE-CTA) a la cabeza salieron a sembrar el interrogante de si había plata para la policía por qué no para ellos, y los paros no se hicieron esperar. Los docentes, en plenas vacaciones, asomaron la nariz al conflicto gremial y dejaron en claro que con estas condiciones las clases, a fines de febrero, no empezaban. Calles cortadas, manifestaciones bajo las tórridas temperaturas y hospitales sin atención, fueron los suplentes del sol, las olas y la arena en los medios bonaerenses.

Una vez sorteado el anteúltimo primer mes del año del gobierno de Daniel Scioli, llegó el turno de las paritarias, esas fueron en febrero y marzo, cobrándose 20 días de clases en los colegios de la provincia y casi la misma cantidad de paros de los estatales.

Al año siguiente, el Gobernador de aquel entonces, pensó que sería mejor adelantar la discusión paritaria y la comenzó en enero, una vez más la paz de aquel mes de verano se vio alterada, les ofrecían a los gremios un porcentaje, que no quedaba claro si era adelanto de paritaria, bono paliativo, o algo que sirva para que haya tantos paros como el año anterior. No resultó, entre las negociaciones, los malos entendidos y el descontento del arco laboral, enero fue un mes más.

Con la llegada de María Eugenia Vidal a la gobernación de la provincia de Buenos Aires, se pensó, se creyó y se deseó que la paz de enero sea recobrada. Al parecer y tras la negativa de no haber dado el bono de fin de año, el planteo de un techo paritario en 26% , tanto a nivel provincial como nacional, los gremios estatales ya preparan un plan de lucha para este enero y una vez más, el comienzo de las clases es una gran incertidumbre.

La mandataria bonaerense confirmó en las últimas horas, y las primeras del año 2016, que si en las próximas semanas no tiene Presupuesto, las paritarias no serán posibles.

En tanto las primeras medidas negativas que ha tomado el gobierno provincial, es el descuento que sufrirán los trabajadores de ATE por haber asistido a la marcha y paro nacional del 29 de diciembre.

Pero sin dudas un gremio que las tendrá complicada y que le traerá problema a la niña mimada de Macri, será el educativo, que está a la espera de las reuniones técnicas, de cara a lo que viene, y sobre todo porque el 29 de febrero los niños volverán a las aulas, pero sin dudas es incierto si finalmente lo harán o no, si el tema salarial no inicia una discusión seria y fuerte en las próximas horas.

Fuente: www.prensacicop.blogspot.com.ar; www.ctabuenosaires.org.ar

* Equipo de Comunicación de la CTA de la provincia de Buenos Aires

Lima 609 - Ciudad de Buenos Aires - República Argentina

(5411) 4383-3349 / 3305 / 3426 (int. 150 / 154) - prensa@ctanacional.org


sitio desarrollado en SPIP