Hacia el 24 de marzo
La lucha continúa
Sábado 19 de marzo de 2016, por Redacción *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Bajo el lema “Defendamos el derecho a la Huelga” se realizó un amplio taller debate el jueves 17 de marzo en el marco del 40 aniversario del golpe cívico-militar en la CTA A, convocado por la Secretaria de Derechos Humanos de la CTA A, el Instituto de Estudios y Formación (IEF), el Centro de Estudios y Formación de la Federación Judicial Argentina (CEFJA), la Liga Argentina por los Derechos del Hombre y la Fundación de Investigaciones Sociales y Política (FISyP).

Compartir este articulo:

Dando inicio a la actividad, Beatriz Rajland, Vicepresidenta de la FISyP, resaltó la importancia de este taller debate ya que teniendo en cuenta la coyuntura, hay más continuidades que rupturas con políticas establecidas durante la dictadura militar y dio como ejemplo el modelo extractivista que se viene profundizando desde hace años, la venta del patrimonio nacional a empresas transnacionales, el endeudamiento que nunca se frenó verdaderamente y el ajuste en detrimento de los ya debilitados derechos laborales que incluye la amenaza al derecho a la huelga.

José Schulman, Secretario General de la Liga Argentina por los Derechos del Hombre por su parte destacó la convocatoria, el lugar de realización por el papel de la CTA en la lucha por los Derechos Humanos en sentido integral y por el momento de ofensiva de la violencia capitalista. Reivindicó a los y las trabajadores y trabajadoras que según él tenían que ser la fuerza principal en la lucha por los derechos humanos en la Argentina, entendiéndolos como conquistas universales del pueblo para mejorar las condiciones de vida de todos y todas. Advirtió que sigue existiendo una barrera que inhibe que toda la población pueda gozar de todos los derechos de la misma forma, y esta barrera es la persistencia de la propiedad privada, eje fundamental del capitalismo, razón por la cual concluyó que el capitalismo y los derechos humanos son incompatibles.

Partiendo de esta base, pasó a hablar de lo que el presidente Obama llamó la guerra sucia cuyas víctimas viene a homenajear el 23 y 24 de Marzo en Argentina. Schulman aclaró que durante la dictadura no se ejercía ninguna guerra sucia, sino un exterminio de la militancia social, un genocidio cometido con el objetivo de exterminar un grupo clave de la sociedad que trabajaba día y noche para realizar su sueño de una Argentina liberada y socialista y de imponer una nueva identidad al pueblo, de instaurar un nuevo modelo de capitalismo, crear una nueva Argentina. En este sentido y recordando que el presidente Macri en su primera charla no reivindicó el nunca más de la dictadura, ni de la violencia contra el pueblo, ni mucho menos, y teniendo en cuenta las políticas que viene desplegando, citó a Walter Benjamin: “...ni siquiera los muertos estarán seguros si el enemigo vence. Y ese enemigo no ha cesado de vencer.” Por ello, insistió en que los trabajadores y trabajadoras organizados sindicalizados están desafiados a luchar contra el modelo económico que desde la dictadura militar se viene instalando, hoy en día con mayor fuerza. Llamó a reclamar la universalización de los derechos humanos y la lucha por una democracia que merece el nombre, al mismo tiempo no omitió el peligro que corremos todos y todas ya que las guerras hoy en día son de cuarta generación, lo que implica generar caos en los países que no se quieren someter y sacarles lo que el imperio necesita. Por ello, urge la construcción de una alternativa política de todos y todas para todos y todas.

Cerrando el primer bloque, Hugo Blasco, Secretario de Derechos Humanos de la CTA A y Secretario General de la FJA recordó que en realidad la persecución, desaparición y el asesinato de compañeros y compañeras ya empezó antes del 24 de marzo 1976 con la idea de perseguir a quienes se opusieron a un proyecto que afectaba integralmente sus derechos, razón por la cual muchos/as de los desaparecidos eran trabajadores, expresión mayoritaria de los desaparecidos en la represión genocida. De hecho, en fábricas como Acindar o Ford funcionaban centros clandestinos de desaparecidos y torturados, aun antes del 1976.

Destacó Blasco la importancia de luchar por el derecho a huelga, amenazado por las patronales y los principales gobiernos del capitalismo mundial en el seno de la OIT, ya que el Derecho a Huelga es la herramienta de los trabajadores y trabajadoras para luchar más eficazmente, expresar su descontento y hacerse escuchar para defender sus derechos. En este sentido, resaltó el rol de los sindicatos y de la CTA A, ya que son organizaciones fundamentales para defender a los trabajadores y articular las luchas por demandas de los trabajadores en materia integral de los derechos humanos.

En el segundo bloque se abrió el plenario, dándole la palabra primero al abogado de la familia de Daniel Solano, joven trabajador de Rio Negro que reclamaba el pago por su trabajo, asesinado por sicarios en un caso asociado a una empresa frutícola hace 4 años. El caso, luego de años de investigación y lucha de familiares y amigos continua sacando a la luz nefastas evidencias y problemas asociados, tal como la red de trata de paraguayas que luego de prostituirse en Río Negro están siendo llevadas a Europa. Luego de compartir las atrocidades que no tienen difusión en los medios masivos, solicitó la adhesión al pedido la familia de Daniel que se libere su cuerpo para que pueda ser enterrado en sus tierras.

Las intervenciones siguientes no aflojaban en intensidad, dando un panorama dramático de la situación de los derechos humanos en México, de represiones, de movilizaciones sociales en Colombia, y de la situación dificilísima en Honduras, muy especialmente con los recientes asesinatos de dos activistas del COPINH, Berta Cáceres y Nelson García, dejando otro militante gravemente herido.

Esas y muchas otras historias parecidas demuestran que la ofensiva del capital se despliega en toda la región para terminar con los proceso de cambio y avanzar con el proyecto de liberalización de los mercados latinoamericanos. Fueron muchas las intervenciones que reclamaron no ceder ante la campaña del miedo que están estableciendo las clases dominantes para desmovilizar al movimiento popular. En este contexto se recordó la marcha del 24 de marzo que aunque siendo varias las convocatorias, que la causa en realidad era una y la marcha se hacía para recuperar la memoria de todas las personas perseguidas, asesinadas, torturadas, desaparecidas durante la dictadura y para gritar el Nunca Más baja las nuevas condiciones de ofensiva del capital, todo en el marco de la presencia del Jefe de Estado del imperialismo estadounidense.

Fue Mirta Baravalle, Madre de la Plaza de Mayo Línea Fundadora que cerró este segundo bloque comprometiendo a todos/as los/las presentes a seguir buscando este modelo alternativo de la sociedad, de seguir denunciando las atrocidades que se cometen hoy en día y de no abandonar la lucha por una vida digna y entre iguales.

La actividad terminó con un homenaje al compañero Luis Benencio de la Federación Judicial Argentina que comprometió su vida a la lucha por una sociedad socialista y liberada, fallecido hace 4 años y que fuera un gran luchador por los derechos integrales de los trabajadores. En su memoria se reivindicó el papel de cuantiosa militancia y activismo por los derechos humanos.

Lima 609 - Ciudad de Buenos Aires - República Argentina

(5411) 4383-3349 / 3305 / 3426 (int. 150 / 154) - prensa@ctanacional.org


sitio desarrollado en SPIP