Decreto presidencial y retroceso democrático
Miércoles 8 de junio de 2016, por Hugo Blasco *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El decreto firmado por el presidente Macri hace pocos días atrás otorgando facultades mayores a las Fuerzas Armadas, significa lisa y llanamente, un deterioro importante en la calidad de la democracia argentina.

Compartir este articulo:

* Secretario de Derechos Humanos de la CTA

En enero de 1984 el ex presidente Raul Alfonsín mediante otro decreto redujo varias de las competencias que tenían los militares trasladando las mismas al poder político a través del Ministerio de Defensa de la Nación. Sin dudas, una medida en consonancia con un sistema democrático.

La decisión de Macri de dar varios pasos atrás debe ser analizada tanto en el contexto de la política nacional como del escenario internacional.

En el plano internacional observamos un avance significativo de políticas de derecha traducido en el surgimiento de gobiernos elegidos incluso por el voto popular. A través de los mismos se implementan políticas económicas y sociales basadas en el ajuste que provocan un empeoramiento de las condiciones de vida de los sectores populares y los trabajadores en particular.

Por otra parte EEUU apoya abiertamente tales políticas machacando, a su vez, con el combate al terrorismo y al narcotráfico y simultáneamente atacando procesos políticos soberanos como el venezolano.

Argentina no es la excepción. Desde que asumió el nuevo Gobierno ha impulsado medidas económicas y sociales brutales que golpean cual mazaso sobre el pueblo argentino. La respuesta a la protesta social ha sido la represión directa o sanciones político-administrativas como es la intervención sobre organizaciones gremiales.

Asimismo el presidente Macri insiste permanentemente sobre el narcotráfico y el terrorismo y critica a Venezuela a la vez que elogia a los militares argentinos.

Esta medida tiene la clara intención de otorgar mayores niveles de autonomía a las fuerzas armadas para el accionar básicamente interno y que coincide con las dificultades para avanzar rápidamente en los juicios por delitos de lesa humanidad y el vaciamiento de estructuras y políticas de DDHH desde el Estado argentino.

Finalmente, se trata de una medida política que trataría de otorgar mayores niveles de autonomía a las FFAA con la finalidad de convertirlas en una herramienta al servicio de políticas anti populares.

Salvo que se dé marcha atrás o que se demuestre lo contrario (difícil) estamos ante la presencia de un grave hecho político de consecuencias seguramente graves para el pueblo y la clase trabajadora argentinos.

sitio desarrollado en SPIP