Río Cuarto: No a la Baja
“Los menores cometen el 3% de los delitos y bajar la punibilidad no resuelve nada”
Sábado 18 de marzo de 2017, por Corresponsalía Río Cuarto *

Lo dijo Vanesa Salgado, del Observatorio Gino Germani de la UBA y especialista en problemática social infanto-juvenil. Afirmó que se debe reforzar la prevención, para que los niños no caigan en la delincuencia.

Compartir este articulo:

La avanzada del Gobierno nacional para bajar la edad de imputabilidad a los 14 años parece querer limitar el debate en la problemática de la delincuencia juvenil, pero los especialistas en la materia aseguran que esa preocupación no tiene sustento real. Es lo que piensa Vanesa Salgado, docente de la UBA, especialista en problemáticas de niñez y su tratamiento discursivo, que disertó el jueves en la charla debate organizada por el espacio No a la Baja de Río Cuarto.

La académica está convencida que empezar a castigar más temprano a los jóvenes no resolverá en lo más mínimo el problema de la inseguridad sino que, por el contrario, acarreará consecuencias terribles por el paso de los menores por las cárceles.

Vanesa Salgado es licenciada en Comunicación y se especializa en problemáticas sociales infanto-juveniles. Integra el Observatorio Gino Germani de la Universidad de Buenos Aires, el Foro por los Derechos de la Niñez y el Espacio No a la Baja Argentina. El jueves, en su visita a la ciudad, cuestionó la avanzada del gobierno de Macri para bajar la edad de punibilidad hasta los 14 años.

-¿Por qué no al proyecto de baja de la edad de imputabilidad?

- Los problemas de seguridad ciudadana no se resuelven encarcelando a niños cada vez más niños. Estadísticamente, los delitos cometidos por menores de edad representan el 3 por ciento del total. Es decir que el 97 por ciento restante son cometidos por adultos. Ahora bien: ¿hay un problema de seguridad? Sí, pero la participación de menores es muy marginal. Se pone a los niños en la agenda de las políticas públicas, pero se lo hace a partir de un dato que empíricamente no se sostiene. Lo que nosotros le pedimos al Gobierno es que nos diga cómo piensa resolver el problema de la seguridad ciudadana encarcelando a ñiños.

“Es regresivo”

-¿Cuáles son los argumentos desde el punto de vista legal?

- Es una propuesta regresiva, ya que todos los tratados internacionales y las leyes nacionales nos llevan a avanzar en materia de derechos. Porque el sistema penal no restituye derechos, sino que fue concebido para castigar. Lo que nos están invitando a debatir como sociedad es a partir de qué edad queremos castigar penalmente a los niños. Y castigar penalmente significa lisa y llanamente infligir dolor sobre los cuerpos de nuestros pibes.

-Por otro lado se abre el interrogante sobre qué consecuencias puede haber si encarcelan a los chicos desde los 14 años.

- Nosotros sabemos qué significa la cárcel para los pibes hoy en día, porque hay pibes presos. Es verdaderamente nefasto. Sólo alguien que nunca puso un pie en un lugar como éste puede pensar que así se restituyen derechos. Por el contrario, los vulnera a todos. El sistema penal falla totalmente en su misión de lograr que los jóvenes se hagan responsables por los actos que han cometido. Falla terriblemente, tanto en adultos como en jóvenes y en menores. Además, ese sistema penal es absolutamente selectivo, porque en este país van presos los pobres. Cuando uno entra a una cárcel, puede ver un porcentaje -determinado o no- de personas que son culpables de un delito. Pero hay un 99,9 por ciento de la población carcelaria que son pobres. El sistema penal captura pobres.

-¿Cuál es entonces la intención del Gobierno con esta avanzada?

- Claramente, lo que se está buscando acá es el avance de un Estado punitivo, que castigue y que discipline a las poblaciones adolescentes pobres, a través del encierro. Es la única lectura que podemos hacer de este nuevo avance punitivo, que no es el primero, porque ya en 2009 hubo otra avanzada similar de parte del gobierno de turno. No es casualidad que ahora se vuelva a poner en debate la baja en la edad de imputabilidad, justo en un año electoral. Han definido a los jóvenes pobres como el enemigo interno, diciendo que ellos son los que nos matan todos los días cuando salimos a la calle, aun cuando eso es mentira y contradice todos los datos empíricos. Y la solución que proponen para ese problema es encerrar a todos los jóvenes, algo a lo que va a adherir mucha gente que tiene miedo. Eso genera un fuerte plafón electoral.

“Puede que salga la ley”

-Desde el punto de vista político, ¿cree que puede ser aprobada una norma de este tipo?

- Por la composición del Congreso, es probable que salga una ley que contemple la baja en la edad de imputabilidad. Pero lo que decimos nosotros es que el problema es mucho más grande, y por eso decimos que es necesario discutir la ley penal juvenil, porque la actual es heredada de la dictadura. Hay un montón de otras cosas para discutir, porque el régimen penal juvenil es más regresivo que el de los adultos. Vamos a seguir demostrando, por la abrumadora fuerza de los datos, la validez de todos los argumentos que hay en contra de bajar la edad de punibilidad. En cambio, no se han presentado fundamentos para avalar la baja en la edad de imputabilidad.

Estado social o Estado penal

-¿Qué políticas hacen falta para abordar la problemática de la delincuencia juvenil?

- Lo que hacen falta son políticas sociales. Avanzar desde el Estado social al Estado punitivo es empeorar la situación. Tenemos que ocuparnos de los chicos, pero no con el sistema penal, sino con el sistema de promoción de derechos, con políticas públicas para evitar el encuentro de los pibes con la delincuencia. La mayoría de los delitos cometidos por jóvenes son robos y son por encargo de mafias, donde ellos son el eslabón más débil. Tenemos que trabajar fuertemente en ver de qué forma protegemos a los pibes, en ver de qué forma integramos a los pibes a nuestra sociedad. Si llegamos a ellos con el sistema penal, llegamos tarde. Hagamos lo que hagamos, es tarde, porque es después que falló todo lo anterior. Esa es la discusión que nos debemos como país.

Fuente: www.puntal.com.ar

* Equipo de Comunicación de la CTA Río Cuarto

sitio desarrollado en SPIP