Los riesgos del endeudamiento
Miércoles 5 de octubre de 2011, por Claudio Lozano *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El Presupuesto tiende a promover el retorno al endeudamiento por un monto de $227.950 millones, de los cuales, $102.185 millones suponen la colocación de nueva deuda por parte del Estado Nacional.

Compartir este articulo:

* Director del Instituto de Estudios y Formaciòn (IEF-CTA). Diputado Nacional

A esto se agrega la sigilosa estrategia de acordar con el Club de París, que en términos presupuestarios se expresaría en el abultamiento de la cuenta de “otros” en el rubro de amortización de deudas por un monto de $43.635 millones.

El endeudamiento es un peligro sobre el que debemos alertar ya que hacia él nos encamina este Presupuesto mentiroso e irresponsable del guitarrero Amado Boudou.

Según el Presupuesto 2012, la inflación minorista de los últimos 2 años (2010 y 2011) estuvo en torno al 10% anual; y por ende se prevé que para 2012 la tasa de inflación mantendrá el mismo ritmo, en este caso del 9,4% anual. Lejos de esto, la evolución de precios se sostiene a un ritmo que ha estado en torno al 25% anual desde 2007 en adelante. (Ver Cuadro Nº2 en Informe Adjunto)

La contrapartida de la manipulación en la subestimación de la inflación es una sobreestimación del crecimiento real del nivel de actividad económica. Por ende, a la vigencia de una tasa de crecimiento de precios del 10% anual se corresponde una tasa de crecimiento del 8,3% del nivel de actividad. Una medición alternativa sobre la inflación, que considera que la misma se expande al 25% anual supone que la tasa de crecimiento del nivel de actividad difícilmente supere el 7% anual. Por ende, la tasa de crecimiento del 8,3% con que el Presupuesto dice que termina el 2011 es tan mentirosa como la inflación pero en sentido inverso: en este caso la mentira radica en el sobrecrecimiento que se estima en el nivel de actividad.

Por último, se analizan las fortalezas macroeconómicas dando cuenta de la emergencia de dos déficits gemelos, el déficit fiscal y el déficit de divisas.

En cuanto al déficit fiscal, el Gobierno Nacional ha reconocido que las cuentas fiscales presentan un déficit cercano a los $12.000 millones de pesos en su resultado financiero. El reconocimiento que se hace del déficit fiscal de 2011 se desvanece en el aire al considerar la proyección de 2012. Por arte de magia, el Presupuesto de 2012 supone que el déficit financiero se evapora y en su lugar aparece un superávit financiero de cerca de $1.500 millones. Hay elementos que muestran que la situación financiera lejos de mostrar superávit muestra un déficit financiero de cerca de $49.000 millones.

sitio desarrollado en SPIP