Contra la criminalización de la protesta
Miles de trabajadores se movilizaron por la libertad de Sobrero
Lunes 3 de octubre de 2011, por Inés Hayes *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Mientras que por los canales de televisión sólo se hacía alusión al “caos de tránsito”, miles de personas y organizaciones obreras marcharon desde el Congreso de la Nación hasta la Plaza de Mayo exigiendo la libertad del Pollo Sobrero y el fin de la judicialización de la protesta social que cuenta con más de 5 mil procesados en todo el país. Pablo Micheli encabezó la columna de la CTA.

Compartir este articulo:

"Marchamos porque lo que ocurre con el caso de Sobrero es un escalón más en la criminalización de la protesta social por parte de la Justicia y del Gobierno que no tolera que haya dirigentes que piensen distinto y defiendan los intereses de los trabajadores. Creen que con este método lo van a lograr", le dijo a ACTA Pablo Micheli mientras encabezaba la columna de la CTA. "Vamos a seguir en la calle, organizados y movilizados", sostuvo el secretario general de la CTA.

En esa misma línea, el diputado nacional Claudio Lozano, compartió: “Marchamos porque forma parte de una escalada represiva que ha tenido episodios concretos, asesinatos y operativos donde el Gobierno, con la ayuda de jueces, interviene para montar operativos que involucren o acusen a dirigentes como en este caso el Pollo Sobrero o directamente para intervenir sobre organizaciones como puede ser el caso de tratar de mantener a Yasky en la secretaría general de la CTA”.

Haciéndole frente al frío viento de la tarde, organizaciones como la CTA, SUTEBA, la Corriente Clasista y Combativa (CCC), el Movimiento de Liberación y Libertad, Proyecto Sur, el MAS, el Partido Obrero, la Izquierda Unida, los Estibadores de Pie, entre otros, caminaron con la firme decisión de no permitir más el pisoteo de la Justicia y del Gobierno.

“Se trata de un operativo político. No tiene ningún tipo de posibilidad de sostenerse en el tiempo porque si las pruebas son las que aparecen en los medios son insuficientes, son escasas y sobre todo desde el punto de vista de asociación ilícita. Desde el punto de vista procesal, el hecho de que el juez haya primero pedido la prisión antes de la indagatoria es claramente un operativo político, por eso creo que la reacción fue unánime desde todos los sectores del movimiento obrero porque fundamentalmente se trata de algo advertido por todos”, explicó Horacio Meguira, director del Observatorio Legal de la CTA.

“Todos sabemos que ese es el proceder en estas etapas del desarrollo capitalista: no es nueva la persecución sindical en tiempos donde se necesita restringir derechos para efectuar ajustes. Ya el ajuste inflacionario parece como insuficiente, estamos en los albores de un nuevo ajuste que se efectuará con todo el peso político electoral, entonces ante eso, aviso a los dirigentes sindicales”, enmarcó Meguira el encarcelamiento de Sobrero.

“Estamos frente a un mensaje mafioso que no sólo cuestiona la libertad y la democracia sindical sino que manda un mensaje a los luchadores sociales que están procesados como lo estaba Sobrero y que un buen día le pueden golpear la puerta de su casa en autos no identificados, con personal civil y puede terminar incomunicado con su casa allanada. Es de una gravedad institucional muy seria”, dijo Carlos Chile, secretario general de la CTA Capital Federal. En este sentido, Chile advirtió que este hecho puntual no sólo es grave para la libertad y la democracia sindical sino “fundamentalmente para la libertad y la democracia de todos los argentinos”.

Mientras la gran columna humana ocupaba toda la Avenida de Mayo y caminaba con pasos firmes hacia la histórica Plaza de la Revolución, Hugo Blasco, secretario de Derechos Humanos de la Central afirmó: “a pesar de todas las invocaciones a los derechos humanos por parte del gobierno, realmente estamos muy distantes de eso. Esta actuación de la justicia, que no nos llama la atención, es casi un calco de la represión en Libertador San Martín. Estamos hablando de una intención del poder económico y con su brazo político de disciplinar. Mientras esto ocurre y el Jefe de Gabinete sale a decir lo que dijo, no dicen nada de los 5 años de la desaparición de Jorge Julio López o los casi 3 años de desaparición de Luciano Arruga. Es la misma justicia que absuelve a Menem, que permite que Jaime y que Grassi estén libres. Pareciera ser que hay una asimetría marcada entre la justicia para algunos que representan al poder y una justicia para el pueblo trabajador”.

Rubén “Pollo” Sobrero fue detenido en su casa de Haedo, golpeado y encapuchado frente a su hijo, acusado de encabezar una asociación ilícita. Junto a él fueron detenidos su vocero Leonardo Portorreal y otros dos sindicalistas. Las detenciones fueron dispuestas por el juez federal Juan Manuel Yaij, respaldado por el jefe de Gabinete del gobierno nacional, Aníbal Fernández.

“Estamos reclamando la inmediata libertad de Sobrero en esta causa amañada por el poder”, le dijo a ACTA Hugo “Cachorro” Godoy, secretario adjunto electo de ATE nacional. “Sobrero, los compañeros trabajadores de la Unión Ferroviaria del Sarmiento han venido peleando por sus derechos, han construido en esas regionales un sindicato fuerte que no tranza con las patronales y que reclama la recuperación del ferrocarril para los argentinos. Nosotros desde la CTA somos parte de esa línea de conducta, más allá de que Sobrero esté o no esté en la CTA porque la lucha de los trabajadores por la justicia social, por la defensa de la soberanía nacional, por la defensa de las empresas del Estado en manos del pueblo argentino es una sola lucha y por eso es que estamos hoy aquí”, agregó el dirigente.

A su lado, Francisco “Pancho” Montiel, secretario general de los Estibadores de Pie añadió: “esta es una clara decisión del gobierno de judicializar la protesta social y de meter preso a todo aquel que reclame con independencia de la burocracia sindical, de los patrones y de los partidos políticos en el poder”.

En la marcha también estaban los trabajadores del Hospital Francés nacionalizado en PAMI. David Garuti, delegado de ATE en el Hospital compartió con ACTA: “marchamos por la libertad de los compañeros ferroviarios porque en este país le siguen garantizando la libertad a Menem, a Jaime y a todos los que vaciaron al país y a los que están luchando en contra de este modelo como es el caso de los ferrocarriles, bueno a ellos se les cae por hacer esta denuncia y por estar siempre respetando los derechos de los trabajadores”. Alzando la voz para hacerse oír por sobre los bombos, Garuti agregó:

“Exigimos ya la libertad de los compañeros ferroviarios, de los compañeros petroleros, de la UOCRA de Lomas de Zamora y el desprocesamiento de los 5 mil luchadores en todo el país. En ATE tenemos más de 700 compañeros procesados por luchar que vienen de la época del Menemismo así que estamos reclamando que se termine con la judicializacion de la protesta”.

Ana Gorría, miembro de Derechos Humanos del Movimiento de los Estibadores de Pie, lo acompañó: “marchamos por la libertad de los compañeros en esta causa armada y contra la criminalización de la protesta. La clase obrera tenemos que estar en estado de alerta, unidos y movilizados”.

* Periodista de la Secretaría de Comunicación de la CTA Autónoma

Album de Fotos

sitio desarrollado en SPIP