Rescatar a los náufragos de la Salud Pública
Lunes 17 de julio de 2017, por Jorge Yabkowski *

En Chaco, los 200 becarios del Plan Materno Infantil (programa nacional creado en la anterior gestión) cobran 4.200 pesos mensuales por 30 horas de trabajo semanales. Son técnicos y profesionales de alta calificación.

Compartir este articulo:

* Secretario de Salud Laboral de la CTA. Presidente de la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA-CTA)

A profesionales encadenados por 20 días en la Casa de Gobierno chaqueña, el gobernador Domingo Peppo, los mandó a hablar con el Ministerio de Salud Nacional.

La Directora de Maternidad e Infancia, doctora Diana Fariña, se negó a recibirlos y los mandó de vuelta a la provincia.

Los 800 médicos comunitarios de Córdoba no cobran hace seis meses. Martín Repetto, director de CUS comunitarios, se niega a recibir a la Unión de Trabajadores de la Salud de Córdoba (UTS) y la Federación Sindical de Profesionales de la Salud de la República Argentina (FESPROSA-CTA).

El ministro cordobés de Salud, Francisco Fortuna, le pasa la pelota a la Nación y a los 170 municipios signatarios del convenio con el ministro de Salud de la Nación, Jorge Lemus.

Mil trabajadores de la salud son hoy náufragos de Macri, Peppo y Schiaretti, como balseros del mediterráneo que huyen de sus países desintegrados para llegar a una Europa que no los quiere.

Dos gobernadores de distinto signo (PJ tradicional y Frente para la Victoria) hermanados con el gobierno de Cambiemos en la transversalidad del ajuste contra los trabajadores y la Salud Pública.

FESPROSA, UTS y la Asociación de Profesionales, Técnicos y Auxiliares de Salud Pública del Chaco (APTSACH), hermanadas en la lucha para que los náufragos toquen la tierra firme del trabajo decente.

sitio desarrollado en SPIP