Libertad y democracia sindical
Castro: “Los sindicatos son una herramienta que nunca pueden desaparecer”
Sábado 15 de octubre de 2011, por Inés Hayes *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

En diálogo con ACTA, Jorge Castro, secretario general de la Unión de Empleados y Técnicos de las Telecomunicaciones (UETTEL-CTA), contó cómo se han organizado en este primer año de vida en el que han logrado 500 incorporaciones a planta permanente. Experiencias e impresiones de un dirigente de una organización sindical de nuevo tipo enrolada en la Central de Trabajadores de la Argentina.

Compartir este articulo:

He aquí lo que dijo Castro a lo largo de la entrevista con ACTA:

¿Cuáles son los logros que ha tenido el sindicato en este año de vida?

Los logros fueron haber podido pasar 500 compañeros a planta permanente: 260 de Telefónica de Argentina y 240 de Telecom. Después hay empresas multinacionales con las que hemos logrado aumentos del 40%; además, hemos frenado varios despidos por la persecución sindical. Esos fueron un poco los logros que no son menores porque Telefónica de Argentina y Telecom, en 20 años, no habían tomado ni un compañero a planta permanente. Hoy la burocracia pretende ponerse los laureles porque esos 500 compañeros estén en planta, cuando en el 2006 nosotros tuvimos una gran pelea con el Foetra porque nos traicionó cuando nos dijo que al año íbamos a pasar todos a planta por un convenio telefónico y no pasó nada. Hoy estamos en 2011 y gracias a este sindicato que es UETTEL, con el que salimos a la calle, el 22 de diciembre fuimos tapa de todos los diarios porque nuestra problemática se hizo sonar en todo el país.

¿Qué es lo que vienen a buscar a la Central?

Buscamos el apoyo y un paraguas para seguir defendiendo todos los logros que hemos tenido. Hoy la burocracia nos los quiere hacer pagar porque los forzamos a que tomaran compañeros a planta permanente y a tratar el tema de los tercerizados, entonces sufrimos una persecución gremial y sindical terrible. A mí, que soy el secretario general de esta organización, de este gremio, me siguen con vehículos, me sacan el vehículo cuando todo el personal tiene vehículo a cargo (para ir a hacer las reparaciones a los domicilios) y un montón de aprietes psicológicos y verbales continuos. Estamos pasando momentos muy difíciles no sólo yo sino todos los compañeros.

En el marco de lo que pasó con el "Pollo" Sobrero y en el escenario cada vez más visible de la criminalización de la protesta social, ¿qué medidas creen ustedes que pueden ir tomando como organización sindical para no sufrir esta criminalización?

Es la pregunta del millón, de todas las organizaciones, de todos los sindicatos: cómo continuamos ante estos atentados de la burocracia. La verdad que la receta en sí no la tenemos, no sabemos cómo vamos a continuar ni tampoco hasta dónde van a seguir todos estos aprietes; yo pienso que esto está claramente avalado por el Gobierno.

Lo demuestra la declaración del jefe de gabinete, Aníbal Fernández.

Si la idea de ellos es que bajemos los brazos, no lo vamos a hacer, vamos a seguir peleando y hasta las últimas consecuencias: si hay que morir hay que morir de pie, nunca arrodillados. Así que en ese sentido a la burocracia le vamos a dar la pelea que venimos dando desde un principio. El tema sindical en este país es muy castigado y más si vos no sos parte de la CGT, y estás en la CTA.

¿Cómo se están organizando?

La idea nuestra es apoyar a todos los compañeros tercerizados a nivel nacional. En 2012 queremos organizar todo lo que es UETTEL en todas las provincias porque sabemos que los compañeros en las provincias están peor que nosotros.

¿Cuántos tercerizados hay?

Debemos ser 6 mil, 7 mil instaladores, pero si sumamos a los trabajadores de los Call Center y a otros, podemos llegar a ser 30 mil tercerizados en todo el país.

¿Cómo hacen ustedes para reforzar la unidad sindical frente a las acciones de las multinacionales que intentan romper la fortaleza de los gremios?

Nosotros remarcamos que no hay que olvidar que vivimos 20 años de precarización y todo esto que estamos viviendo ahora no es una fantasía sino que es obra de este sindicato, de la fuerza de todos los compañeros que le pusimos el pecho a esto y hace más de un año que estamos peleando en la calle, o sea que esta realidad no es porque bajó el hada madrina. Queremos hacer entender que debemos recapacitar que los sindicatos y los delegados sindicales somos una herramienta que nunca puede desaparecer porque si esta herramienta desaparece pueden volver otros 20 años más de precarización. Nosotros nacimos en esta CTA y vamos a permanecer y a pelear por construir un gremio mucho más grande.

* Periodista de la Secretaría de Comunicación de la CTA Autónoma

sitio desarrollado en SPIP