Relaciones Internacionales
La CTA Autónoma estuvo presente en el V Seminario de la OIT Sobre Economía Informal
Sábado 16 de septiembre de 2017, por Redacción *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Los días 12 y 13 de septiembre se desarrolló en Buenos Aires, el Seminario de la OIT sobre Economía Informal “Hacia un Enfoque Integrado para la Formalización” con la participación de destacados panelistas internacionales de la OIT Ginebra, el Director del Conosur, el Director de OIT Argentina; representantes de los gobiernos de Brasil, Chile, España y Argentina; dirigentes de la Unión Industrial Argentina (UIA), CGT, CTA-T y CTA- Autónoma.

Compartir este articulo:

Tras el protocolo de Apertura del Director de la Oficina de OIT- Argentina, Pedro Américo Furtado de Oliveira y el representante del Gobierno Argentino, fue el Secretario Gremial de la CTA Autónoma, Daniel Jorajuría, quien habiendo sido oportunamente integrante de la Comisión que aprobara la “Recomendación 204 de OIT” en Ginebra en el año 2015, tuvo la responsabilidad de coordinar y hacer los comentarios a la Conferencia propiamente dicha, “La Transición hacia la Economía Formal, Perspectivas sobre la Recomendación 204 de OIT-2015”.

A modo de introducción, Jorajuría agradeció al Director de la OIT por otorgarle la distinción de nominarlo para coordinar y comentar las exposiciones de tan prestigiosos panelistas en referencia de Philippe Mercadent (Francés), Jefe del Departamento de Mercados de Trabajo de OIT- Ginebra, quien presidió en 2015 la Comisión de la Conferencia que aprobó dicha recomendación y el doctor Luis Beccaría, economista argentino doctorado en la Universidad de Cambridge (Inglaterra).

Posteriormente reseñó el camino transitado por OIT para enfrentar los retos de la informalidad desde 2002 hacia la culminación en la “Doble Discusión Recurrente del 2014 y 2015 que supo dar el primer instrumento internacional referido específicamente a la economía informal como es la Recomendación 204.

En este sentido afirmó: “La informalidad que otrora podía encontrarse casi exclusivamente en la vía pública, se ha extendido a todas las actividades tanto públicas como privadas y en la economía formal. Tiene fundamentalmente cara de mujer, de jóvenes, de migrantes, de pueblos originarios, de discapacitados, de trabajadores rurales y domésticos. Los empleadores pretenden simplificar registros, abaratar costos etc. Nosotros podemos eliminar las desigualdades, ampliar derechos, dar protección social, representación a los trabajadores y evitar su caída de la economía formal. La CTA-Autónoma aportó mucho en este sentido formalizando sectores públicos y privados. Hablar de informalidad es sinónimo de desigualdad, pobreza, competencia desleal del empresariado y de crecientes problemas de gobernanza”.

Posteriormente los panelistas aportaron las estadísticas que demuestran que los trabajadores informales superan en cantidad a los formales y sostuvieron que la Recomendación 204 brinda los principios rectores para que la mitad de la población mundial pueda transitar de la economía informal a la formal: ayuda a los trabajadores a escapar de la informalidad, reclamar derechos, políticas y reglamentos que propicien el trabajo decente y alcanzar la protección social; promueve la igualdad de condiciones de los empleadores para competir comercialmente de forma justa; otorga a los gobiernos la posibilidad de regular la economía integralmente y mejorar la base de ingresos a través de la recaudación de impuestos en beneficio de la seguridad social, la promoción de la igualdad de género, eliminar la discriminación, reducir la pobreza y la desigualdad. Las causas de la informalidad están en las malas políticas macroeconómicas, instituciones públicas ineficientes, marco regulatorio inadecuado y falta de transparencia.

Por último dejaron algunos ejes de intervención para resolver el problema: ampliación del ámbito de aplicación de la ley, un enfoque disuasorio por parte de la Inspección del Trabajo, penalización de los incumplimientos; y desde un enfoque facilitador propusieron: divulgación de la información, simplificación para la formalización, incentivos fiscales y facilitar a sus organizaciones que permitan la representación y expresión de sus intereses en las reformas.

Luego de las preguntas y comentarios del auditorio con destacados funcionarios y dirigentes, Jorajuría cerró la jornada diciendo: “Si bien tenemos toda la caja de herramientas necesarias en la OIT con sus normas, la informalidad crece, porque no es un tema jurídico, es un tema político. Por eso destaco el enfoque integrador que se ha dado en este encuentro, luchar contra la informalidad no es un tema solo del Ministerio de Trabajo sino también del de Finanzas, del de la Producción, del de la Educación y fundamentalmente en diálogo con las organizaciones que representan a quienes lo sufren con un enfoque integrador y coordinado.

"Nada se ha dicho acá del impacto de las políticas que se aplican y sus resultados pero se facilitó la registración de las trabajadoras de casas particulares sin embargo no se avanza en su formalización; el monotributo mejoró el tema impositivo pero no mejoró la formalización de los trabajadores y además ayudó al incremento de los fraudes laborales. Es fundamental la representación y participación de los trabajadores y empleadores de la economía informal, en este sentido Argentina excluye expresamente a los trabajadores como sujeto sindicalizable de los ámbitos de representación que mucho podrían aportar a la solución, como se los excluye del Consejo del Salario", añadió.

Finalmente remarcó el debate en torno al crecimiento económico, el cual "mejora la formalidad, en la Argentina en los años ’90 se crecía con más exclusión e informalidad. En definitiva, de lo que se trata es de cambiar las reglas de juego que nos imponen y poner por encima del crecimiento económico el desarrollo humano y ése es el desafío de toda la sociedad”.

* Equipo de Comunicación de la CTA Nacional

sitio desarrollado en SPIP