" />
Ni una Menos
Tras cinco años de impunidad, el reclamo por el femicidio de "Tati" Piñeiro llegó al ministro de Justicia
Sábado 14 de octubre de 2017, por Redacción *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

En un acto realizado en el Salón Frondizi del Archivo Nacional de la Memoria en la ex ESMA, Rosa González madre de la joven misionera Itatí "Tati" Piñeiro asesinada en julio del 2012 por jóvenes pertenecientes a familias vinculadas al poder, entregó al Ministro de Justicia y Derechos Humanos de la Nación Germán Garavano un escrito donde se demanda el esclarecimiento del asesinato. Acta acompañó a la familia de "Tat"i en su reclamo de justicia.

Compartir este articulo:

El acto fue convocado por el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la Nación para dar a conocer los alcances de la reglamentación de la Ley de Victimas, Observatorios de Víctimas de Delitos, Asistencia a través de los Centros de Acceso a la Justicia y Cooperación con las Provincias. El encuentro contó con la presencia de autoridades de la carteras de Justicia, Seguridad y Derechos Humanos y fueron convocados más un centenar de familiares que buscan justicia, entre ellos Rosa González que viajó especialmente para el encuentro.

El caso de Itatí Piñeiro conmovió a Misiones y tuvo trascendencia nacional. La joven tenía 18 años, vivía con su familia compuesta por su madre, su padre y sus dos hermanos en Puerto Esperanza, cabecera del departamento de Iguazú en el noroeste misionero. "Tati" estaba cursando el último año del secundario cuando el 11 de julio de 2012 fue encontrada sin vida y con evidentes marcas de haber sufrido una violación. Pocos días después fue detenido e inculpado por el hecho Hernán Céspedes, un joven de también 18 años, conocido de Tati y que luego apareció presuntamente "suicidado" con el cordón de su zapatilla en una celda de la Unidad Regional V de la Policía. El cuerpo del joven presentaba curiosamente signos de tortura, quemadura de cigarrillos y huesos rotos, y el testimonio de su madre asegura que en los pocos minutos que pudo verlo en su celda, le contó que estaba siendo salvajemente torturado.

Tras cinco años de lucha, para Rosa los hechos y los responsables son claros: "Hay pruebas contundentes de que a ’Tati’ la asesinaron en la fiesta de cumpleaños Fabián "Pendorcho" Gruber", asegura y detalla que el asesino de "Tati" "era un joven que contaba con protección política por ser hijo de un diputado provincial y sobrino del intendente local". "Pendorcho" era activo y conocido organizador de fiestas en donde se invitaba a chicas humildes para abusar de ellas, en la que participaron además otros ´hijos del poder´, afirma con certeza Rosa. "A Céspedes también lo asesinaron para silenciarlo ya que no quiso hacerse cargo como único responsable de la muerte ’Tati’", dice Rosa.

En un principio, las familias de "Tati" y Hernán se unieron para reclamar justicia y organizaron multitudinarias movilizaciones en Puerto Esperanza. "Con el tiempo fui quedando sola en la lucha", aseguró Rosa y agregó que "los Gruber, además de manejar la justicia y ser dueños de un medio de comunicación influyente, compraron silencios e intimidaron a todos".

"A cinco años del hecho criminal hemos tenido algunos avances", afirma Matías Ochoteco Rouseau, abogado de la familia de "Tati" y querellante en la causa. "Por primera vez se ha tomado declaración a algunos intocables como los hermanos Gruber que sospechosamente se habían hecho presentes en la escena del crimen el día en que fue hallado el cuerpo de Itatí Piñeiro". El abogado afirma además que "existen fuertes indicios que dan cuenta de que el asesinato de ’Tati’ se dio en el marco de las famosas fiestas negras, organizadas por jóvenes vinculados a familias poderosas en donde había drogas y abusos". Otro avance importante, según el abogado, es que la Cámara de Apelaciones determinó que el Juez Roberto Saldaña retome la investigación dado que la causa no tenía juez asignado. "Yo, como querellante, espero que la causa siga su curso y las pericias determinen si hubo más participantes en el crimen de la joven y también avance en el esclarecimiento de extraña muerte de Céspedes", dijo Ochoteco Rouseau.

Para Rosa González, el hecho de poder plantear su reclamo de justicia en un ámbito tan emblemático como el Archivo Nacional de la Memoria, ubicado en la ex ESMA, es un logro importante. Haber podido entregar en mano al Ministro Garavano su petición de justicia, es para Rosa un paso más en su incansable camino por la justicia y la memoria de su hija "Tati".

* Equipo de Comunicación de la CTA Nacional

sitio desarrollado en SPIP