Solidaridad internacional
Más de 95.000 personas marcharon en Bilbo para reclamar el fin de la vulneración de derechos de los presos políticos vascos
Sábado 20 de enero de 2018, por Prensa Secretaría de Relaciones Internacionales *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Bajo el lema “Elkarrekin aurrera egiteko prest gaude. Estamos dispuestos a avanzar juntos; derechos humanos, resolución, paz”, el pasado sábado 13 enero, como cada año desde 2008, más de 95.000 personas han secundado en Bilbo, País Vasco, la manifestación organizada por la plataforma ciudadana SARE para reclamar el fin de la “vulneración de derechos de las presas y presos políticos vascos y sus familiares”. En Argentina, nuestra CTA Autónoma junto con diversas organizaciones encabezó muestras de apoyo a la convocatoria.

Compartir este articulo:

La Red SARE interpretó la marcha como un “no rotundo a una política penitenciaria, que hace de ella una herramienta de odio y de venganza”. Para esta plataforma de organizaciones sindicales y de derechos humanos, es la ciudadanía quién debe impulsar los cambios demandados: “Es la sociedad articulada, organizada, la que debe ser la punta de lanza de los cambios profundos que en la cuestión de las cárceles necesitan acometer los Gobiernos español y francés”.

Tras sostener que la defensa que miles personas hacen de los derechos humanos supone “dar pasos en firme hacia el cierre de la etapa de violencia, de muchas violencias”, han incidido en que se debe caminar hacia “una paz justa y hacia una salida democrática a un conflicto que ha causado mucho sufrimiento”.

“Ni un paso atrás. Y si lo damos, que sea para coger impulso y conseguir que los presos y presas vuelvan a sus casas”, sostienen.

Durante la mañana del sábado, uno de los miembros de los Artesanos de la Paz hizo público que el Gobierno Francés acercará en las próximas semanas a los presos políticos encarcelados a cárceles cercanas al País Vasco. Al final de la manifestación, la Red Ciudadana SARE, impulsora de la marcha, anunció que habrá una manifestación en Madrid en octubre.

La manifestación del pasado sábado tuvo un amplio respaldo de partidos políticos de Euskal Herria y de la mayoría sindical vasca. Al mismo tiempo, la manifestación obtuvo un respaldo internacional de organizaciones políticas, sociales y sindicales como la IAC de Catalunya, la CUT de Aragón, la CSI de Asturies, el Sindicato Mandate de Irlanda y la oficina regional europea de la FSM (EUROF), entre otros.

Solidaridad desde Argentina

Durante la tarde del jueves 11 de enero, coincidente con la histórica ronda de las Madres de Plaza de Mayo y en el marco de la convocatoria del Encuentro Memoria Verdad y Justicia contra la domiciliaria a los genocidas y por el cierre de todas las causas a los luchadores populares, diversos espacios que firmaron el comunicado participaron de la marcha con ikurriñas, carteles y banderas haciendo referencia a la manifestación convocada en Bilbo.

Susana Etchegoyen, integrante del Colectivo A Casa/Etxera y del Encuentro de Profesionales Contra la Tortura, manifestó: “Quisimos acercar nuestros corazones y nuestra solidaridad en defensa de los presos políticos vascos y la autodeterminación de los pueblos, contra las políticas especiales que sufren los presos, como la dispersión, el aislamiento y la lejanía de casa que sufren tanto ellos como sus familias, particularmente los niños”.

El Colectivo a Casa/Etxera viene trabajando hace mas de seis años con los presos políticos y sus familias, realizando intercambio de correspondencia, talleres de apoyo y contención, como así también presentaciones y denuncias internacionales contra los avasallamientos del Estado Español hacia los derechos humanos.

Respecto a la convocatoria, sostuvo que: “Ha sido realmente un honor compartir este momento de solidaridad con los compañeros de la CTA Autónoma y otras organizaciones amigas. Esperamos poder construir un espacio mucho más amplio. Los presos vascos son nuestros y también son similares a los que hoy tenemos en Argentina. La lucha es la misma, es por construir un mundo mejor. Invitamos a la diáspora a participar de esta corriente de solidaridad con los luchadores de todo el mundo, en particular del País Vasco” finalizó.

Por su parte, Adolfo “Fito” Aguirre, Secretario de Relaciones Internacionales de la CTA Autónoma dijo: “En la Comunidad Autónoma del País Vasco y en Navarra hay una amplia mayoría de fuerzas políticas y sindicales que están exigiendo el retorno de los presos políticos y la liberación de los gravemente enfermos. Los sindicatos vascos vienen jugando un papel importante en la resolución del conflicto y dado los lazos de fraternidad que nos unen no podemos dejar de manifestar nuestro apoyo a ellos y al colectivo de presos, razón por la cual impulsamos el comunicado de manera conjunta con el Colectivo A Casa/Etxera y otras organizaciones solidarias”.

En el marco de las acciones de solidaridad internacional, también se elaboró un comunicado (https://goo.gl/4B8SWE), titulado “Unimos nuestras voces por el cumplimiento de los Derechos Humanos y por el fin de la política de excepción a los presos y presas vascas”, que lleva la firma de diversas organizaciones como la Asamblea Permanente por los Derechos Humanos (APDH), la Liga Argentina por los Derechos del Hombre (LADH), el Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos, la Asociación Gremial de Abogados y Abogadas de la República Argentina. También han sumado su adhesión Nora Cortiñas, Madre de Plaza de Mayo Linea Fundadora, Ricardo Peidro, Secretario General Adjunto de la CTA Autónoma; Victoria Donda, Diputada Nacional y referente del Movimiento Libres del Sur; Claudio Lozano, Diputado Nacional y presidente del Partido Unidad Popular; Oscar “Colo” de Isasi, Secretario General de ATE Provincia de Buenos Aires, Julio Fuentes, Presidente de la Confederación Latinoamericana y Caribeña de Trabajadores Estatales CLATE, Claudio Spataro, Secretario General Adjunto de la CTA Autónoma de la Ciudad de Buenos Aires, como así también activistas políticos y sindicales de Buenos Aires, Mendoza, Misiones, Entre Ríos, Chubut y Córdoba. Entre las organizaciones políticas y sociales que han adherido se encuentran el Frente Territorial Salvador Herrera, la Organización Territorial Germán Abdala y el Movimiento Somos Pueblo (todas ellas pertenecientes a la CTA Autónoma); el Movimiento Argentina Rebelde, Convocatoria-Segunda Independencia, Unidad Popular y Venceremos, partido de Trabajadores, entre otros.

Los hechos: Política penitenciaria de odio y venganza

“Granada 875 kilómetros” o “Almería 1.040 kilómetros” son carteles que suelen encontrarse los familiares de los presos y presas vascas, que se ven obligados a conducir durante larguísimas horas poniendo en peligro sus vidas, tal como denuncia el colectivo Etxerat. La condena de las personas que están en prisión se extiende a sus familiares, que deben recorrer mensualmente o incluso semanalmente cientos de kilómetros para obtener solo 40 minutos de visita. Desde el año 1989, se han producido 16 víctimas mortales en accidentes de tráfico. De los cerca de 300 presos vinculados a ETA y a la izquierda abertzale solo cinco están ahora mismo en prisiones de Euskal Herria.

La Ley Orgánica 7/2003 —que aumentó la pena máxima para las personas condenadas por terrorismo de 30 a 40 años—, la política de dispersión carcelaria —que ha alejado de sus domicilios a los presos de ETA y la izquierda abertzale— o la doctrina Parot son algunas de las leyes que han hecho imposible el acercamiento de los presos vascos. Además, es habitual la prorrogación sucesiva de las condenas, dando lugar a una cadena perpetua encubierta, tal como denuncian las asociaciones de familiares de presos.

Una situación que se ve agravada en el caso de los 21 presos políticos vascos gravemente enfermos. Son los casos de Ibon Iparragirre o de Mikel Arrieta, en Algeciras, ciudad situada a cerca de 1.100 kilómetros de su hogar.

Fuentes: SARE. Etxerat. Naiz.

* Equipo de Comunicación de la Secretaría de Relaciones Internacionales de la CTA

sitio desarrollado en SPIP