XI CONGRESO SIGTUR
Fito Aguirre: “El G-20 no solo es importante para los gobiernos, también lo es para los trabajadores”
Miércoles 4 de abril de 2018, por Redacción *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El segundo panel del Congreso de la Iniciativa Sindical del Sur Global se desarrolló en torno a la realización del G20 en la Argentina, y se tituló: “Perspectivas y desafíos, la agenda del gobierno argentino y el rol del L-20”.

Compartir este articulo:

Fue Adolfo Aguirre, Secretario de Relaciones Internacionales de la CTA Autónoma, quien presentó este debate: “Para nosotros, la cumbre del G20 es importante porque somos varios países: Brasil, Australia, la India, Sudáfrica, Corea del Sur, que integramos el SIGTUR y nuestros gobiernos van a ser parte de la reunión del G20”, remarcó.

Esteban Eseverri Sherpa, (responsable) del Ministerio de Trabajo para el G20, presentó el tema bromeando: “Este año hay dos grandes acontecimientos globales, uno es el Mundial de Fútbol y otro el G20”.

Eseverri explicó que lo novedoso de la reunión que tendrá lugar en noviembre en nuestro país tiene que ver con que tanto los Ministros de Educación como los de Trabajo de los países que integran el G20 van a realizar reuniones y declaraciones conjuntas en relación al futuro del trabajo y cómo influye la automatización y la digitalización en el mundo laboral.

El G20 trabajará en torno a “cómo van a abordar los gobiernos el futuro del trabajo en relación a las nuevas tecnologías, automatización, etcétera. En este sentido una de los aspectos más importantes es si estas nuevas tecnologías traen consigo nuevas formas de empleo”.

También explicó sobre las tendencias globales que se van produciendo en relación al empleo, mayormente en los países del G20, “En general puede verse una tendencia donde no hay una tendencia a la destrucción del empleo, pero sí aparece una tendencia hacia la desigualdad: empleos con alto puestos y empleos muy precarios. La tendencia global es a la desaparición de los empleos medios”.

Además dijo que se plantean tres perspectivas que son transversales a todas las cuestiones que se tratan: género, discapacidad y el conflicto en relación al trabajo infantil. “Este no es un G20 fácil, porque hay discusiones muy complejas recorriendo el mundo y es muy importante para nuestro país porque es la única mesa global donde Argentina está sentada”.

“El L20 (grupo de los trabajadores del G20) se ocupa de los temas de la agenda laboral de estos 20 países pero esas resoluciones influyen en todos los países del mundo, porque estos 20 países son representativos del poder global”, así inició su exposición Guillermo Zucotti, Secretario de Relaciones Internacionales de CGT (Confederación General de Trabajadores de Argentina).

Además, precisó que el movimiento sindical del L20 está peticionando para participar en el track de finanzas. “Es ahí donde se va a marcar el futuro de nuestro rol en las discusiones venideras”, explicó.

“Estamos en un mundo con una economía cada vez más concentrada donde adquieren cada vez más poder los capitales especulativos”, indicó. Por eso, “son clave temas como la calidad del empleo, el impacto de la educación y la calidad en la productividad del trabajo y la economía en su conjunto, la seguridad social, la normativa laboral pero si nos subsumimos en esos tema, podemos dejar afuera un montón de cuestiones que hacen a la matriz económica concentrada que hacen a la pobreza que denunciamos”, dijo.

Por último, el dirigente se refirió al “futuro del trabajo”. “El progreso social tiene que ser más que un salto tecnológico porque muchos quedamos excluidos. Cuando discutimos futuro del trabajo no queremos que algunos aprovechen para incorporar la precarización como forma de salida para el problema del empleo. Se trata de una nueva teoría de valor-trabajo. Por ejemplo, quién impone que trabajar 8 horas es lo que puede proveer bienestar social a los trabajadores o que esas ocho horas son proveedoras de eficiencia productiva? Es algo que hoy pueda ser revisado”, cerró.

Joao Felicio, Presidente de la Confederación Sindical Internacional y dirigente histórico de la CUT Brasil, propuso pensar “cómo esto y la inteligencia artificial pueden servir a la mayoría, para que todos tengan trabajo y una vida digna. Es importante que el mundo del trabajo tenga mayor participación en la rentabilidad. La digitalización y automatización aumentó mucho la renta, pero no aumentaron los empleos sino que hubo una transferencia de recursos. Este es un desafío que tiene el G20 y los Gobiernos tendrán que decir de qué lado están”.

Julio Fuentes, Presidente de la Confederación Latinoamericana y el Caribe de Trabajadores Estatales (CLATE) y Adjunto de ATE Nacional fue crítico sobre el rol del G20: “Pienso que en la reunión del G20, habrá diez u once grandes potencias y de otros países con menos influencias y capacidad de decisión como la Argentina. No nos engañemos, son estas potencias las que nos llevaron al mundo a la situación en la que estamos y pensar que nos van a sacar de acá es una ingenuidad, no nos va ir bien si ponemos al zorro a cuidar el gallinero, nos está yendo mal, nos va mal”. Y afirmó: “En la reunión del G20 los trabajadores estaremos en las calles”.

Kyoung-ja Kim habló sobre la presión que realizan las empresas transnacionales sobre los trabajadores para negociar acuerdos que implican Convenios Colectivos de Trabajo a la baja, con la amenaza de cierres de plantas. La dirigente señaló la necesidad de que los gobiernos regulen a los capitales multinacionales de manera que se pueda discutir la cadena de suministros y que las corporaciones se hagan responsables de los daños que intentan cargar sobre las espaldas de los trabajadores y trabajadoras.

sitio desarrollado en SPIP