Acampe en el Congreso
La importancia de la Ciencia y la Tecnología desde los trabajadores
Lunes 16 de abril de 2018, por Prensa ATE Nacional *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El viernes pasado, último día del acampe de los trabajadores y trabajadoras frente al Congreso de la Nación, los paneles contaron con la grata visita del premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel.

Compartir este articulo:

En el último día del acampe nacional de trabajadores y trabajadoras estatalesl, se realizaron charlas debate sobre el estado de la ciencia y la tecnología, con la intervención de compañeros de distintos organismos involucrados en la temática, como el INTI, CNEA, CONICET, INTA, Segemar, CITEDEF, Agricultura Familiar, sumado a los docentes y estudiantes de distintas universidades nacionales.

Los paneles contaron con la grata visita del premio Nobel de la Paz, Adolfo Pérez Esquivel, quien brindó unas breves palabras, arengando a los distintos trabajadores y trabajadoras.

“Vengo a entregar un abrazo fraterno a todos los que luchan por un mundo mejor. Debemos dar pelea a estos gobiernos que quieren hacer cerrar sus números sin tener en cuenta que del otro lado hay rostros de niños que se quedan afuera”.

Previo a su viaje a Brasil, Pérez Esquivel señaló que: “vamos a defender a Lula contra esta nueva modalidad de golpes blandos que están sucediéndose en América Latina”.

Las distintas mesas

En la primera de las mesas, Diego Brengi, investigador de micro y nanoelectrónica del INTI, disertó sobre las diferencias entre los software libre vs software propietario. “Necesitamos cambiar el paradigma y dejar que el modelo imperante de utilización de un software propietario, con anclaje en el dinero y el rédito económico para alguna gran empresa, de lugar a uno donde el software sea construido de manera libre y en forma colectiva”, señaló Brengi.

Para luego ampliar la idea de que: “el desarrollo de nuestra propia tecnología sirve para generar conocimiento propio y un círculo virtuoso donde cada aplicación contribuya a mejorar la defensa y la soberanía nacional. Que sirva, en esa construcción colectiva que implica el software libre, para la autonomía e independencia política de nuestros pueblos, independientemente de los intereses económicos”.

El segundo panel, estuvo compuesto por tres integrantes de la Red de Afectados del CONICET, becarios que han superado las distintas instancias evaluativas, pero a los que se les ha recortado su ingreso producto del ajuste en el área de ciencia y tecnología y hoy se encuentran sin trabajo.

De esta manera, Nicolás, perteneciente al Centro de Investigaciones Laborales, ha perdido su beca a pesar de contar con todos los requisitos. “El proyecto en el que estábamos estudiaba el sistema laboral urbano, que tenía distintas aplicaciones concretas como por ejemplo cómo mejorar un programa social de gobierno en la Argentina. Evidentemente esto no es prioridad para Macri. De hecho la comisión de economía dentro del CONICET es la que menos recursos recibe y de los cinco investigadores que entraron dos son funcionarios de este gobierno.”

Otras de las becarias afectadas por el recorte fue Florencia del área de Exactas. “Nuestro proyecto tiene que ver con la conducta de distintas especies de peces. Es muy interesante ver como los principios rectores del patriarcado y el machismo se traducen en la búsqueda del conocimiento. Por eso, cuando nos preguntamos sobre qué se pierde al ajustar el presupuesto para la ciencia, no tenemos duda en respondernos que perdemos la capacidad de cuestionarnos y acercarnos a alguna verdad”.

Como representante del área de Historia, comentó su situación, Silvia, quien basó sus ocho años de carrera investigativa en el estudio de la responsabilidad empresarial en los delitos de lesa humanidad. “He estudiado en profundidad el rol de los ingenios tucumanos en la última dictadura y cómo fue su accionar con respecto a los obreros. Hoy este proyecto no tiene continuidad y creo que tiene que ver con las tesis negacionistas que maneja el gobierno de Macri, donde se trata de quitar del medio la palabra genocidio y desaparecidos”.

Los becarios afectados del CONICET, que desde enero de 2018 han dejado de percibir sus salarios han generado distintos espacios de organización y discusión a lo largo y ancho del país, donde se plantean el doble recorrido de visibilizar el conflicto y de saberse trabajadores.

Fuente: www.ate.org.ar

sitio desarrollado en SPIP