La ofensiva antisindical llega a la Suprema Corte de Justicia de EEUU
Jueves 28 de junio de 2018, por Luis Campos *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

La Suprema Corte de EEUU acaba de dictar el fallo más importante en materia de relaciones laborales en las últimas décadas que apunta directamente a la línea de flotación de los sindicatos norteamericanos.

Compartir este articulo:

* Observatorio del Derecho Social de la Central de Trabajadores de la Argentina (CTA Autónoma)

En el caso "Janus v. AFSCME" la Suprema Corte de EEUU señaló que el establecimiento de aportes obligatorios en favor de los sindicatos de trabajadores del sector público que firman el convenio colectivo a cargo de no afiliados ("agency fees") es contrario a la primera enmienda ("libertad de expresión") y por ende inconstitucional. La Suprema Corte revirtió así un precedente dictado hace 40 años donde había avalado este tipo de contribuciones obligatorias.

El impacto de esta sentencia sobre los sindicatos del sector público va a ser muy significativo ya que, según se discute en EEUU, apunta a promover la desafiliación de los sindicatos, a pesar de que ellos van a seguir estando obligados a negociar colectivamente en representación de afiliados y no afiliados.

Según denuncian los sindicatos, este caso no responde a la decisión individual de un trabajador, sino que es parte de una estrategia de litigio financiada por organizaciones conservadoras para debilitar a las organizaciones sindicales fomentando los "free-riders" (trabajadores que se benefician del convenio sin aportar al sindicato... si todos los trabajadores adoptan esa decisión a la larga el sindicato se debilita cada vez más).

Finalmente, el impacto de esta sentencia puede ser muy fuerte sobre la AFL-CIO dado que en las últimas décadas el sector público ha tenido una creciente importancia, algo que también resulta aplicable a la mayoría de los países de la región. En otras palabras, no habría que considerar este fallo como un caso aislado, sino como parte de una ofensiva sobre los trabajadores y las organizaciones sindicales de mucho más largo alcance.

Teniendo en cuenta el impacto que suelen tener los fallos de la Suprema Corte de EEUU sobre los tribunales de otros países de la región, no sería extraño que estas discusiones se planteen prontamente en países donde existen este tipo de sistemas.

www.supremecourt.gov/opinion...

sitio desarrollado en SPIP