Buenos Aires
“El ajuste está decidido y está marcado en este proyecto de Presupuesto quien lo va a pagar”
Miércoles 7 de noviembre de 2018, por ATE provincia de Buenos Aires *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El panel coordinado por el secretario Gremial de ATE Provincia de Buenos Aires, Cesar Baliña, contó con la presencia de Mariana Rivolta (IDEP Nacional), Claudio Díaz (SENASA), Dabel Roblin (Civiles de las Fuerzas Armadas), Vanina Zurita (ATE Azul), Fernando Pérez y Pablo Rojas (Astillero Río Santiago).

Compartir este articulo:

“El único objetivo de este ajuste es garantizar el pago de intereses y de deuda”, contó Mariana Rivolta del Instituto de Estudio sobre Estado y Participación (IDEP) a nivel Nacional y agregó: “Para eso lo que se diseñó fue reducciones de todo tipo. Sobre las transferencias a las provincias, gastos de capital, eliminación de subsidios económicos a algunas tarifas como transporte, energía y agua, liquidación de fondos de garantía de sustentabilidad de ANSES que empieza el año que viene y el objetivo es que en 20 años ya no exista. Después hay una reducción del gasto operativo en general y la eliminación del Fondo Sojero para las provincias, que es otra de las formas en las que el Gobierno se va a hacer de recursos. En la segunda fase del acuerdo con el FMI negociaron adicionar una suerte de retenciones sobre las exportaciones que son recursos adicionales, en ese caso por primera vez, que viene por el lado de los recursos, todo lo demás eran ajustes sobre el gasto”, expresó.

“Buena parte de este ajuste de casi 600.571 millones de pesos lo tienen que aportar las provincias porque así lo decidió el Gobierno nacional. Entonces son más de 110 mil millones de pesos que sí o sí el proyecto del Presupuesto nacional reduce en los ingresos o aumenta los gastos”, explicó y agregó que ese número sería entonces absorbido por la Provincia de Buenos Aires o pasarlo a tarifa tal como ya hizo el gobierno nacional con otros servicios. En definitiva, los bonaerenses tendrían 7 mil millones de pesos menos”. La provincia de Buenos Aires ha sido señalada por el ministro de Hacienda, Nicolás Dujovne, “como la más ajustada y la que quedó más afuera de las negociaciones que se hicieron de cara a la votación en Diputados cuando se repartieron algunos pocos pesos a las demás provincias”.

Mariana Rivolta concluyó invitando a reflexionar: “No estamos en contra de gastar más o menos lo que recaudamos, el tema es si siempre pensamos gastar menos que lo que recaudamos. ¿Qué pasa entonces con los recursos? Incluso con los que hoy sí están dentro del Presupuesto. El ajuste está decidido y está marcado en este proyecto de Presupuesto quién lo va a pagar”, finalizó.

En este mismo sentido se expresó Gustavo Montiveros, trabajador del Servicio Nacional de Sanidad y Calidad Agroalimentaria y secretario General Adjunto de ATE Ezeiza en relación a su sector de trabajo: “El SENASA es el responsable a través de sus trabajadores y trabajadoras, de certificar, inspeccionar y analizar en laboratorios propios, todo lo que el pueblo argentino consume de origen cárnico y vegetal. También certifica las exportaciones de nuestros alimentos al mundo”.

En la actualidad nuestro país exporta alimentos a 177 países, “por eso la importancia del SENASA en la estructura productiva de la República Argentina, que no es ajeno a las políticas de achicamiento y ajuste del gobierno de Mauricio Macri”. Recordó además que ya no depende del Ministerio de Agroindustria sino que fue reducido a la figura de secretaría, dependiendo así del Ejecutivo Nacional.

“En la Provincia de Buenos Aires se concentra la mayor cantidad de trabajadores y trabajadoras del SENASA, porque por un lado tiene un fuerte impacto de la industria de los alimentos, concentra una importante cantidad de la actividad rural del país, y tiene en su territorio los principales puertos para exportación y el aeropuerto más importante de la Argentina. Y desde que asumió el gobierno de Cambiemos la política hacia el organismo ha sido de achique permanente”, contó Montiveros y explicó que gran parte de la tarea de las y los compañeros del sector hoy están en manos de privados, es decir que las grandes empresas se controlan a ellas mismas. Además, denunció los despidos en el sector y celebró la lucha de ATE que permitió algunas reincorporaciones.

“En el Presupuesto figuran 430 trabajadores menos” contó Claudio Díaz, delegado de ATE-SENASA (Aeropuerto Ezeiza) y agregó: “La planta ya está previendo despidos y no solo no lo ocultan sino que lo escriben. Nuestro sector, como la inmensa cantidad de los organismos nacional, provinciales y ni que hablar a nivel municipal, contempla tan solo un 30% de sus trabajadores en planta permanente, y muchos de ellos están cercanos a la jubilación. Más del 60% de los trabajadores del SENASA del país somos contratados. Algunos con relación de dependencia y otros como monotributistas, una forma que usa mucho el Estado nacional. Ni el gobierno nacional ni el gobierno provincial con María Eugenia a la cabeza, contemplan nada que tenga que ver con los trabajadores. Es un ajuste de debilitamiento de estos organismos”, finalizó.

Luego tomó la palabra Dabel Roblin, trabajador civil de las Fuerzas Armadas y Secretario General de ATE Magdalena-Punta Indio: “Nosotros decimos que es un sector que podía ser la usina de gran parte del sector productivo que hoy está representado acá. Si los gobiernos pensaran unas FFAA como nosotros decimos que tenemos que tener, claramente hoy no tendríamos que estar pensando qué pasa con el Astillero, Fabricaciones Militares y todo los organismos que podrían tener mucho más trabajo del que tienen. Podríamos fabricar barcos, armas, municiones, etc. Entonces caímos en un vacío total y el país está en un estado de indefensión total porque no tenemos Fuerzas Armadas”.

Roblin se refirió a la ya conocida situación del ARA San Juan y expresó: “Hoy todo el mundo sabe que nuestro país no tiene defensa nacional. Erróneamente los gobiernos han dicho que no tenemos hipótesis de conflicto pero nosotros creemos que la situación en la que estamos genera el conflicto”. Se refirió además a las fronteras y la instalación de bases norteamericanas en todo el país. “Pensar que esto es una cuestión sólo del Presupuesto Nacional es un error porque los organismos nacionales que estamos en la Provincia de Buenos Aires es inversión para el territorio bonaerense. Vamos a tener 50% menos de presupuesto y eso va a afectar a toda la provincia”.

El panel continuó con la intervención de Fernando Pérez, Secretario General de ATE Zárate y trabajador de ATUCHA: “La situación del Presupuesto Nacional y Provincial está llegando a los municipios y el intendente quiere pasar por encima del Convenio Colectivo y adosar con una ordenanza complementaria, lo que debería discutirse con los gremios. Evidentemente también vamos a terminar con una carpa frente al Concejo Deliberante de Zárate. En el sector de energía y a raíz del acuerdo del gobierno con el FMI, el año comenzó con un achique del plantel porque no quieren continuar con la construcción definida por ley, de la cuarta y quinta central nuclear, al lado de ATUCHA I y ATUCHA II. Estamos hablando de 5 mil puestos de trabajo entre los compañeros de la construcción y quienes pertenecen a la Secretaría de Energía. Desde el directorio se nos comunicó que sobraban mil puestos de trabajo y nosotros respondimos con acciones y movilizaciones, que concluyó con la conformación de una multisectorial que incluye 35 gremios y 5 organizaciones sociales. Luchamos en unidad para que no se pierdan empleos y por la soberanía energética. Evidentemente lo que estamos discutiendo con quienes nos gobiernan es un modelo de país”.

A su turno habló la secretaria General de ATE Azul, Vanina Zurita y se refirió a la situación en la fábrica FANAZUL: “La campaña de desprestigio que vivimos desde que asumió este gobierno es la misma que sufrió es Astillero por parte de la gobernadora Vidal. Nos dijeron que éramos muchos, que no producíamos, que era ineficiente, que no daban los números. Y el cierre de nuestra fábrica tuvo un impacto social, económico y también psicológico para los compañeros que quedaron afuera y también para los pocos que quedaron adentro. Muchos pidieron retiro voluntario y muchos otros están con carpeta psiquiátrica, porque no se bancan ver una fábrica donde había 220 trabajadores y de un día para el otro queden 15”.

Zurita también se refirió a la lucha de los trabajadores de FANAZUL: “Frente a la campaña de desprestigio los compañeros hicieron todo lo que había que hacer, no solo desde la resistencia sino haciendo proyectos para una fábrica productiva. Por eso yo digo que no solamente tiene que ver con si cierran o no los números sino al desprecio que tiene este gobierno por nosotros. Nos miran con desagrado porque lo único que quieren es que el sector privado se siga llenando los bolsillos”. Recordó también que continúa el acampe que comenzó en diciembre del año pasado y denunció las amenazas a los trabajadores de luchan: “A un compañero le dejaron un papel en el parabrisas que decía déjate de joder con andar hablando mal de este gobierno e insistir con FANAZUL o vas a terminar como Santiago Maldonado”.

El cierre estuvo a cargo del secretario General Adjunto de ATE Ensenada y trabajador de Astillero, Pablo Rojas, quien recordó que la carpa se instaló luego de la feroz represión que se vivió frente a la gobernación bonaerense: “Uno de los puntos por los que salimos ese día a la calle es porque se nos estaban negando las partidas presupuestaria que ya estaban asignadas para terminar los trabajos pendientes en el Astillero Río Santiago. Eso nos paralizó las obras y más aún cuando asumió Capdevila, hombre ligado directamente a Macri. No hay que dejar de lado la complicidad de Vidal en todo esto, porque aunque quiera hacerlo ver de otra manera, ella quiere ser la continuidad de este plan siniestro que necesita atacar sí o sí a toda la producción y la industria nacional. Porque si funcionaran FANAZUL, ATUCHA, Astillero y cada uno de los lugares, no habría necesidad de hacer ningún acuerdo con el Fondo Monetario Internacional”.

“Ante esto sólo hay una salida que es la unidad de los trabajadores. No podemos darnos el lujo de hacer peleas individuales y dimos muestras de que lo podemos hacer con los cortes de ruta en todo el país visibilizando los conflictos. Ese es el camino que tenemos que seguir profundizando.”, finalizó.

sitio desarrollado en SPIP