Cine revolucionario
“Los 120, la Brigada del Café” se estrena en Buenos Aires
Miércoles 21 de noviembre de 2018, por Inés Hayes *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

En 1985, 120 jóvenes argentinos viajaron a Nicaragua para realizar tareas de recolección de café, colaborar con la economía nicaragüense y la Revolución Sandinista, azotada por el imperialismo estadounidense. Treinta y un años después, cuatro ex brigadistas decidieron volver y hacer el mismo camino.

Compartir este articulo:

Chicho, Claudia, Marta y Pitu vuelven a Nicaragua 31 años después a recordar esos años gloriosos de la revolución. Para aquel viaje, artistas de las más diferentes disciplinas, pusieron a disposición su arte para que los jóvenes brigadistas pudieran llegar a Nicaragua. A su regreso, una multitud los esperaba en el Obelisco.

Si bien para los y las revolucionarias, la “Brigada del Café” fue un aire esperanzador en el continente, también fue utilizada por los medios hegemónicos para demonizar a esa juventud aguerrida y luchadora.

Según los Medios y la clase gobernante, la Federación Comunista Argentina mandaba jóvenes a Centroamérica para que los devolvieran convertidos en guerrilleros.

Pero los jóvenes, lejos de aprender a usar armas, colaboraban con la cosecha de café en medio de los campos tropicales y el calor arrasador.

El Partido Comunista de la Argentina y su expresión juvenil, la Federación Juvenil Comunista, fue quien creó el Movimiento de Brigadistas Libertador General San Martín.

Estas brigadas cobraron popularidad con el nombre de “brigadas del café” porque su actividad principal era trabajar en la cosecha del café nicaragüense.

Pero la puesta en marcha de las brigadas no fue fácil porque recibió muchas presiones y críticas: de la Embajada de los Estados Unidos en Buenos Aires, de la prensa de derecha, de las Fuerzas Armadas de Argentina y de la iglesia.

Las acusaciones de guerrillerismo contra el Partido Comunista se transformaron en un ataque generalizado contra otras fuerzas de izquierda, acusadas de mandar jóvenes “para el entrenamiento subversivo en Nicaragua”.

Además de la recolección de café, los y las brigadistas asistían médicamente, recolectaban también algodón, ayudaban en la construcción de casas y escuelas y en procesos de alfabetización.

En diciembre de 1985, la Fede, como se conocía a la Federación Juvenil Comunista, recibió la Orden “Guerrillero de la Alfabetización” por parte de la Juventud Sandinista.

Bajo la dirección de María Laura Vázquez, que también dirigió “Chávez infinito” e hizo el guión de “Parir, “Los 120” narra la historia personal de ellos 4 pero también de un continente que hizo historia enfrentando al imperialismo estadounidense y a las dictaduras militares del Cono Sur.

“Fue casi natural la necesidad de estar en el lugar donde se estaba dando una batalla tan fuerte”, dijo una de las protagonistas en la película.

“Hay compañeros nicaragüenses de los que no nos olvidaremos jamás, siempre pensamos en volver para saber qué fue de ellos”, dijo otro de los brigadistas. “Fue la brigada más grande de América Latina”, sonrió otro.

Mientras tanto, la frase “Venceremos si somos como el Che” sigue resonando en el aire.

Fuente: Canal Abierto

* Periodista de la Secretaría de Comunicación de la CTA Autónoma

sitio desarrollado en SPIP