Género
Charla en la UNQ: La violencia del ajuste
Miércoles 28 de noviembre de 2018, por Prensa ATE Nacional *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

La CTA-A Quilmes, junto a ATE y trabajadoras de la Universidad Nacional de Quilmes (UNQ), impulsaron la charla sobre los despidos y la pérdida de derechos en las mujeres.

Compartir este articulo:

En el marco del Día Internacional de Erradicación de la Violencia hacia las Mujeres, y en medio de un contexto de ajuste, de aprobación de presupuestos de miseria en sintonía con el FMI y de represión al pueblo trabajador, la CTA-A de Quilmes realizó una charla en el hall de entrada de la UNQ, en la que se debatió en torno a “la violencia del ajuste: despidos y pérdida de derechos de las mujeres”.

Silvia León, Secretaria de Organización de ATE y Género e Igualdad de oportunidades de la CTA Autónoma Nacional abrió el panel anunciando el lanzamiento desde el gremio estatal de la Campaña por la Erradicación de toda Violencia hacia las Mujeres y personas LGTBIQ.

“¿Por qué una organización de trabajadores y trabajadoras cree que es central la erradicación de la violencia contra las mujeres y el colectivo de la diversidad?”, planteó la dirigenta. Y explicó: “Es porque entendemos que esta triple opresión que la clase trabajadora padece, compuesta por la opresión capitalista, la opresión patriarcal y la opresión colonialista, afecta mayoritariamente a las mujeres y necesita de la violencia para instalarse”. Y apuntó: “Una de las caras más feroces del capitalismo en nuestras vidas es la del endeudamiento. Vemos cómo el acuerdo con el FMI, en línea con el G-20, requiere la brutalidad del ajuste, la profundización de la pobreza y el desmantelamiento de las políticas públicas”.

Y agregó: “Las mujeres, además, somos doblemente oprimidas porque cuando hablamos de opresión patriarcal y capitalista, hablamos de que en nosotras recae el rol de los cuidados y de la reproducción de la vida, que es un trabajo no pago e invisibilizado. Esa invisibilización y esa violencia se acentúan cuando salimos a trabajar fuera del hogar, con los despidos y la precarización, y también por la brecha salarial de género, el techo de cristal, la violencia laboral”.

La charla estuvo atravesada por la indignación y el dolor por el fallo del Tribunal Oral nº1 de Mar del Plata, que consideró que la muerte de Lucía Pérez no fue femicidio. “Después de dos años del femicidio de Lucía, que provocó el Primer Paro de Mujeres, ese 19 de octubre de 2016, bajo la lluvia, no es casual que ayer la justicia patriarcal, misógina, la justicia de los poderosos, determine este fallo que absuelve a sus asesinos y sólo los condena por venta de estupefacientes”, expresó León.

Yanina Grismau, Secretaria de Género e Igualdad de oportunidades de ATE Provincia de Buenos Aires, también habló del caso: “Nos tenemos que sensibilizar todas y todos por la violencia de género. La violencia machista no es un tema de mujeres: las víctimas son tu hija, tu hermana, tu mamá, tu amiga”, manifestó. “Todas y todos tenemos que organizarnos y salir a la calle contra las violencias”, señaló.

Por otra parte, manifestó: “ATE y la CTA-A han estado al frente de cada una de las luchas contra el ajuste de Macri y de los gobernadores, y bien lo sabe Quilmes. La brutalidad del ajuste la vivimos y lo padecemos en lo cotidiano, se trata de no llegar a fin de mes, de ir al súper y que no te alcance, de que nos organicemos y que nos descuentan del sueldo los días de paro, o que te desguacen, o te reubiquen, te trasladen, que aparezcamos en listas negras. Todo eso es violencia”, afirmó la dirigente.

Luego fue el turno de Debora Procaccini, Secretaria Adjunta de la CTA Autónoma Quilmes y Secretaria General del SUTEBA local: “Para entender por qué las mujeres le decimos fuera al G-20 tenemos que saber que nuestro país fue incluido en el G-20, en los ’90, para asegurarse de que paguemos la deuda usuraria y fraudulenta al FMI. Pero además, esos 20 países representan al 85% del PBI global y el 75% del comercio internacional, dejando fuera a más de 200 países. Son los que impulsan la pobreza de nuestro pueblo y, en particular, de las mujeres. Nada muy bueno puede salir de esa reunión”, indicó.

Cintia García, Secretaria de Género e igualdad de oportunidades de la CTA Atónoma Quilmes, estuvo a cargo de la coordinación de la mesa. “El ajuste nos corre y tenemos que estar en todos lados, en ese contexto nos hicimos tiempo para estar acá y eso importa. Acá el rector nos cuestionó que en medio del recorte llevamos denuncias de violencia de género y nosotras no bajamos ninguna bandera y seguimos luchando por la erradicación de todas las violencias”, destacó.

También estuvieron presentes Jimena Romero, delegada de ATE UNQ; Alejandra Duro, Directora de Género de ATE Quilmes y el secretario General de la seccional, Claudio Arévalo. Participaron trabajadores y trabajadoras nucleados en ATE y CTA-A de Quilmes, dirigentas de Mercedes, y Marcelo de Rito, del CDN de ATE. Hubo un cierre musical a cargo de Margarita Correal y un convite de mate y tortas, elaboradas por Lina, del comedor Semillitas.

Prensa ATE

sitio desarrollado en SPIP