Basta de ajuste
Paula Becerra Dúo: “Continuaremos peleando en cada conflicto y donde haga falta”
Lunes 14 de enero de 2019, por Corresponsalía Capital Federal *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

En los últimos años, la sociedad y el Estado argentinos han sufrido cambios sustanciales. La llegada de Mauricio Macri a la presidencia junto a su equipo, ha permitido la aplicación de políticas públicas en favor de los grandes capitales especulativos-extranjeros y de sus ‘amigos’.

Compartir este articulo:

Dichas políticas han sido aplicadas en los ámbitos públicos y privados, más significativos para el desarrollo y crecimiento de una sociedad en su conjunto, tales como el laboral, el de la educación, la cultura, y la salud entre otros. Paula Becerra Dúo, Secretaria General del Sindicato de la Salud Privada (SIDESA-CTA), en una entrevista con la Central porteña explica la situación actual de uno de los sectores más golpeados por el ajuste del Gobierno.

–¿Cuál es la situación actual en la que se encuentra el área de salud ya sea privada o pública? ¿Qué rol tiene el Sindicato?

- El sector de la Salud, en el contexto actual del país, está muy golpeado. Tanto el Gobierno nacional como el de la Ciudad, durante esto años, han avanzado sobre los y las trabajadoras de varias sectores. Particularmente, en el área de Salud tiene el plan del 5×1, la reducción de camas sin la complejidad y especialización que cada hospital tiene. Así mismo, avanzan sobre los derechos adquiridos de los y las trabajadoras de la salud, como es su carrera profesional.

En cuanto al ámbito privado, tenemos también una gran conflictividad. La principal es la que se está desarrollando en el Centro Gallego. Este Gobierno planificó realizar una reforma laboral que no pudo obtenerla a través de los votos, pero en la realidad, la está llevando adelante. De esto es ejemplo el Sanatorio San José, han cerrado sectores y despedido muchos trabajadores y trabajadoras, las indemnizaciones las pagan en cuotas, entre otros recortes. Todo es una precarización laboral encubierta, que no se lleva a cabo por una ley sino en cada sector y establecimiento.

Estamos en el camino de la lucha, no sólo en el sector privado sino también en el público. Los trabajadores y trabajadoras del sector de salud nos encontramos continuamente en la calle, tenemos conflictos similares tanto en el área privada como en la pública. Nosotros hemos participado de varias actividades junto a la Central y la Multisectorial de Salud, en contra de estos avances regresivos sobre el sector.

El Sindicato de la Salud tuvo su origen en la CTA-A en el año 2009. Nos organizamos con varios sanatorios y hospitales de colectividad, pues no confiábamos en la estructura sindical burocrática. Por ello, nos decidimos a formar una nueva organización que defendiera a los y las trabajadoras. Fuimos armando comisiones internas donde no las había, para que las y los compañeros tuvieran una organización sindical que peleara por sus derechos, y es lo que venimos haciendo junto a la Central.

–¿Qué es lo que está sucediendo en el Centro Gallego?

- En este último tiempo el conflicto más emblemático que hemos tenido es el del Centro Gallego. Su intervención comenzó en el 2012, que al principio no era tan mala porque el Centro funcionaba y todas y todos los trabajadores cobraban sus salarios. En el 2015, con la llega del macrismo al Gobierno y el cambio de autoridades en el centro, la situación empeoró terriblemente. Actualmente, hay 3 pacientes internados cuando su capacidad de internación es para 300 personas. El Centro Gallego, tiene sectores cerrados y vaciados, trabajaban mil personas de las cuales quedan 400 precarizados. Luego del 22 de noviembre en una gran jornada electoral, las y los compañeros pudieron elegir democráticamente una comisión interna, eligieron compañeras de nuestro sindicato. Esto junto a las últimas actividades, se logró que los y las compañeras comenzaran a cobrar los sueldos paralizados. La actual intervención busca la venta del edificio, nosotros queremos mantener las fuentes de trabajo y que el Centro funcione.

Las delegadas electas habían sido despedidas en noviembre del año pasado, hace una semana las reinstalaron gracias a todos y todas la compañeras que siempre estuvieron luchando y a la Central porteña que presentó la cautelar a nuestro favor. Aunque falta un montón para que el Centro vuelva a funcionar y no se cierre, estas reincorporaciones fueron un gran paso por el tiempo que lleva el conflicto. Sabemos que debemos continuar y profundizar la lucha para ganar.

–¿Cómo ves el 2019 para los trabajadores y trabajadoras de la salud?

- En el sector de salud, el futuro no va a ser fácil, por el Gobierno que tenemos. Pero nosotros y nosotras, vamos a darle batalla, continuaremos peleando en cada conflicto y donde haga falta. Es una época difícil y lo sabemos, pero no es imposible. Hoy en el Centro Gallego, por ejemplo, las y los compañeros están acompañados por las seis delegadas, que están para defenderlos y ponerse al frente de la lucha en conjunto con nuestro sindicato y la CTA-A.

* Equipo de Comunicación de la CTA Capital Federal

sitio desarrollado en SPIP