En Tucumán no se respetan los derechos de las niñas y el Estado es responsable
Miércoles 27 de febrero de 2019, por Clarisa Gambera *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Obligar a parir a una nena de 11 años es tortura y vulnera el derecho de acceso a la Interrupción Legal de un Embarazo (ILE).

Compartir este articulo:

* Secretaria de Género de la CTA-A Capital

Una nena que manifestó que quería que le saquen lo que el viejo le puso que no fue escuchada y a quien se le negó el aborto no punible en caso de embarazos producto de una violación y con graves consecuencias para su salud.

Esta estrategia ilegal es violencia y debe tener consecuencias para quienes ante una situación donde debería implementarse una práctica que no supone riesgo ni complicaciones sin demora deciden dilatar los plazos para que avance un embarazo forzado.

Lxs funcionarios públicos que ejercen violencia y desconocen los derechos consagrados para mujeres y niñas en acuerdo con sectores anti derechos deben tener consecuencias porque son responsables de someter a una niña a tortura y este es un es un hecho aberrante.

sitio desarrollado en SPIP