Ni un despido más, ni un trabajador menos
Despedidos de la Biblioteca Nacional denuncian persecución y vaciamiento
Martes 7 de mayo de 2019, por Prensa ATE Nacional *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Trabajadores, despedidos, militantes, paritarios y dirigentes de ATE y la CTA-A de la Biblioteca Nacional, denunciaron persecución, corrupción y vaciamiento.

Compartir este articulo:

Durante la mañana de hoy se llevó a cabo, en la puerta de la Biblioteca Nacional Mariano Moreno (BNMM), una conferencia de prensa en la que trabajadores, despedidos, militantes, paritarios y dirigentes de ATE y la CTA Autónoma de la BNMM, denunciaron persecución sindical, corrupción y vaciamiento de contenidos y recursos dentro de organismo. Participaron también de la conferencia el secretario General de la CTA-A Capital, Pablo Spataro; el secretario Gremial de ATE Nacional, Mario Muñoz; y la delegada de ATE SENASA Capital, Carina Maloberti.

“La Biblioteca Nacional Mariano Moreno es una Institución que cuenta con más de 200 años de antigüedad, nació junto con la Patria misma: Fue creada para conservar y difundir la memoria impresa de todos los argentinos. Incluso ha sido, hasta hace muy pocos años un centro de pensamiento y reflexión de política, historia social, artística y cultural. Hoy, se encuentra sumida en un profundo proceso de vaciamiento de su contenido, transformando sus objetivos en gastos de consumo y no de inversión.”, reza el manifiesto entregado a los periodistas presentes.

Entre los compañeros presentes en la conferencia se encontraba Juan Domingo Pignataro, Prosecretario Administrativo de ATE Capital y trabajador de la BN, quien explicó: “Esto surgió apenas asumió en el Gobierno Mauricio Macri y, en la Biblioteca Nacional, Alberto Manguel. A él lo sucedió Elsa Barber. Todos los años hubo compañeras y compañeros despedidos, tamizados todos por una cuestión política: La Junta Interna de Delegados de nuestro sindicato, junto con la de UPCN, acordaban los parámetros, los nombres y las condiciones de los despidos que se estaban produciendo. Se vive un clima de terror en la Biblioteca, en donde todos y todas creen que en cualquier momento pueden estar dentro de una de las listas, y se sienten amenazados”.

“Soy Prosecretario Administrativo de ATE Capital por la Lista ‘Verde y Blanca’ pero en este momento me encuentro marginado de la conducción por mis posiciones políticas de enfrentamiento con la Junta Interna y con la Jefatura de la Biblioteca Nacional. En el 2016 hubo más de 200 despidos, de los cuales se logró la reincorporación de 100 compañeros y compañeras a través de negociaciones, pero todavía hay 100 que no han podido reincorporarse. En 2017, 2018 y 2019 volvió a haber despidos, pero con características diferentes: Se trata de despidos quirúrgicos, a compañeros y compañeras ‘señalados’: Paritarios de ATE o candidatos de listas opositoras a la actual Junta Interna. De los doce candidatos de la Lista ‘Azul y Verde’, echaron a cinco; y de los doce candidatos de la Lista ‘Blanca y Violeta’, echaron a uno. O sea que de los últimos ocho despidos, seis son opositores a la lista oficialista de la ‘Verde y Blanca’”, señaló Pignataro.

El dirigente de ATE Capital además dijo: “Ahora nosotros estamos, en principio, planteando medidas cautelares para que la Justicia Laboral los pueda reincorporar. No existe ningún tipo de diálogo con la Directora: Los despidos se producen por telegrama y sin esgrimir argumento alguno. No podemos especular con una decisión política porque, en la Biblioteca Nacional, Elsa Barber representa a la parte más regresiva que hay en el espacio de Cultura del equipo de gobierno de Avelluto. Es una bibliotecaria que ingresó en el anterior Gobierno como subdirectora de Horacio González. Luego quedó como Subdirectora de Alberto Manguel, y como Directora tras la renuncia de este último. Viene de la Universidad de Buenos Aires, donde fue repudiada por los graduados, como lo es por el propio sindicato de bibliotecarios, ABGRA, que no está de acuerdo con la forma en que trata a los trabajadores de la BN”.

“Como fondo de toda esta persecución gremial que estamos sufriendo, venimos denunciando que se está volviendo a una política muy parecida a la que teníamos en los años ’90, que era la de vaciar permanentemente de contenidos a las políticas públicas en materia cultural dentro de la BN. Los proyectos no están siendo financiados.”, agregó Pignataro.

Por su parte, uno de los despedidos presentes, el candidato a Secretario Gremial por la Lista Azul y Verde Esteban Gorosito, relató: “Hace cinco años que trabajo en la Biblioteca. Estoy muy lejos de ser un ñoqui: Voy todos los días, tengo fichaje correcto y, a diferencia del mito del empleado estatal, mis compañeros y yo buscamos la excelencia en la atención al público de Hemeroteca, que es el área en la que me desempeño. Decidí participar de la discusión por la Junta Interna por una cuestión de solidaridad con mis compañeros y compañeras, para plantarnos frente a las autoridades. El pasado 1º de Mayo me encontré con un telegrama de despido, sin tener ningún tipo de argumento válido para sacarme de mi trabajo. Tengo dos chicos y, en este momento incierto del país, se pone duro mi futuro. Según yo veo las cosas, este es un mensaje disciplinador y ejemplificador por parte del Gobierno y sus funcionarios, que no quieren que los trabajadores se involucren en política y se organicen en defensa de sus derechos”.

Prensa ATE

sitio desarrollado en SPIP