Territorio
Giuliani: “Debemos construir una fuerza potente para resolver los problemas de fondo”
Viernes 24 de mayo de 2019, por Prensa FeNaT *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

A un año de la conformación de la Federación Nacional Territorial (FeNaT-CTA-A), su coordinador Nacional, Omar Giuliani, realizó un balance sobre los alcances y desafíos de esta herramienta. “Para nosotros es inaceptable que haya más de 5 millones de niños y niñas por debajo de la línea de pobreza”, remarcó.

Compartir este articulo:

-¿Qué es la FeNaT y cuál es el desarrollo que lograron a un año de su lanzamiento?

- La FeNaT es una, entre muchas otras, de las estrategias que se da el campo popular para organizarse e ir encontrando respuestas a las diferentes problemáticas. En primer lugar, lo que tienen que ver con el acceso al alimento, al trabajo y todo lo inmediato y más urgente. Pero también para discutir cuestiones más allá de "parar la Olla" y cómo resolvemos cuestiones de fondo de manera de terminar con el hambre en nuestro país.

-Es decir, superar el asistencialismo y la mera búsqueda de "planes".

- Sí, claramente. Es que por un largo tiempo la Central dejó de promover la discusión y organización del Territorio y, al no contar con este respaldo, muchas organizaciones se refugiaron en las acciones de subsistencia y se dieron respuestas ante la coyuntura de tipo urgente, muchas veces en solitario. Así se generó un amplio abanico atomizado de organizaciones con experiencias muy valiosas, que quizás resuelvan democráticamente y de manera colectiva en lo interno, pero que no están articuladas con sus hermanas del campo popular. Este es nuestro desafío, convertir todas estas experiencias en algo colectivo y comunitario, organizado dentro de la FeNaT en la CTA-A para generar y llevar adelante una estrategia de poder junto al resto de la clase obrera.

-¿Cómo es el desarrollo de la organización?

- Vamos a necesitar tiempo y generar confianza, circulación de la palabra, encontrar un modo de organización democrática y eficaz. Todo esto en el marco de la creciente crisis que deviene en mayor conflictividad social que, de nuevo, nos obliga a atender lo urgente y retrasa las discusiones políticas de fondo. Nosotros queremos transformar la realidad y por eso no resignamos la discusión sobre el Poder: Construir poder desde la clase trabajadora es vertebrador de la una organización que queremos.

-¿Ha habido logros?

- Sí, y pese a nuestras carencias estamos sorprendidos cómo estamos creciendo en organización. Hace unos días fuimos con Ricardo Peidro, Secretario General de la CTA-A Nacional, y “Beto” González, Secretario de Organización de la Central, a una serie de actividades y al lanzamiento de la FeNaT en San Juan, y quedamos impresionados: Cientos de compañeros y compañeras que tienen emprendimientos productivos, una feria de emprendedores, productores rurales, comedores y un montón de actividades que son organizadas por la FeNaT. Lo mismo sucede en Córdoba, en Entre Ríos, en Buenos Aires.

-Antes hablabas de buscar respuestas a la injusticia social, ¿Qué tipo de políticas la resolverían?

- Claramente, para empezar, modificando la matriz productiva y de distribución de la riqueza, que es la causa de que tantos y tantas pasen hambre en nuestro país. Para esto es necesario que la organización de la clase trabajadora crezca para superar los planteos de subsistencia y pasar a los temas estratégicos y estructurales: qué producimos y para quién.

-¿Cómo es el diálogo con el gobierno? La ministra Stanley debería ser la interlocutora natural.

- Como FeNaT-CTA-A tenemos poco o nulo diálogo con el Estado. Si es una verdad que este gobierno no tiene una política social que contenga el desastre económico, los pocos recursos que invierte a nosotros no nos llega prácticamente nada. Nosotros, como decíamos antes, asumimos que tenemos que darnos estrategias que resuelvan los problemas y no sólo sean paliativos de las urgencias y sean parches al Sistema de exclusión. Resumiendo: intentamos el diálogo y reclamamos ante Desarrollo, pero buscamos soluciones.

-¿Y la relación con las otras organizaciones sociales?

- Con los compañeros de las otras organizaciones construimos la unidad en la lucha y no sólo de manera declamativa. Pero para que sea una unidad en serio y duradera es necesario la discusión de programas y rumbos de acción comunes. Lo contrario sería un amontonamiento de voluntades. No queremos que nos una sólo el espanto al neoliberalismo sino que construyamos procesos que nos permitan coordinar con las diferentes organizaciones hermanas visiones y sintetizarlo en programas para abordar el Conflicto en el Territorio.

Esto da para largo porque además estamos atravesados por la coyuntura político-electoral. Nosotros sobre esto creemos que Macri se tiene que ir del gobierno pero además hay que cambiar este sistema de raíz. El sistema es el que oprime, genera hambre, que depreda nuestros recursos naturales y enajena la vida humana.

Para nosotros es inaceptable que haya más de 5 millones de niños y niñas por debajo de la línea de pobreza, por eso desde las organizaciones del pueblo, es decir desde los sindicatos, organizaciones políticas y sociales, desde la unidad práctica y programática vamos a construir una fuerza potente para resolver los problemas de fondo.

* Prensa de la Federación Nacional Territorial (FeNaT)

sitio desarrollado en SPIP