Ni un despido más, ni un trabajador menos
Carpa de AAPM en el Congreso para denunciar despidos
Jueves 11 de julio de 2019, por Redaccion *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

La Asociación de Agentes de Propaganda Médica (AAPM-CTA-A) dio inicio este miércoles a una semana de movilizaciones que comenzó con una carpa en la Plaza de los Dos Congresos. Cientos de visitadores médicos fueron convocados para denunciar, ante diputados y senadores, que la industria farmacéutica pretende dejar más de cien familias en la calle y que, cada vez que el gremio les pone un freno, los laboratorios imponen represalias a representantes gremiales que son violatorias de leyes y acuerdos internacionales.

Compartir este articulo:

A lo largo de la jornada acercaron su solidaridad representantes de gremios como la Asociación Gremial Docente UBA (AGD-UBA), el Sindicato de Empleados, Capataces y Encargados de la Industria del Cuero (SECEIC), la Unión de Conductores de la República Argentina (UCRA), la Asociación Trabajadores del Estado (ATE), Sindicato Unificado de Trabajadores de la Educación de Buenos Aires (SUTEBA), NOS-Gastronómicos y la Confederación Nacional de Docentes Universitarios Histórica (CONADUH) así como también representantes de Diputados Nacionales y de la CTA Autónoma a nivel nacional y provincial.

La AAPM de la RA denunció la pretensión de la industria farmacéutica de dejar a más de cien familias en la calle: esto sucede en laboratorios multinacionales como Sanofi o Novartis, pero el caso más agresivo es el del laboratorio nacional Elea Phoenix, que declaró una supuesta crisis para intentar despedir 120 trabajadores. AAPM de la RA rechazó esta extorsión, impidiendo así la pérdida de 30 fuentes laborales, y el laboratorio llegó a tener que pagar el triple de indemnización a 64 compañeros que acordaron el retiro. En represalia, envió telegrama de despido a 26 representantes gremiales para amedrentar a la organización y avanzar sin reparos en la quita de derechos a los trabajadores, violando así múltiples leyes y convenios internacionales.

Cabe remarcar que los dueños de Elea Phoenix, la familia Sielecki-Gold, ocupan el noveno lugar entre las familias más ricas del país según la revista Forbes y entre sus inversiones se encuentran los medios "progresistas" como Le Monde Diplomatique o la editorial "Capital Intelectual", desde donde denuncian el tipo de prácticas empresariales que llevan a cabo en su propia firma. La Justicia ya se ha pronunciado por la reinstalación inmediata de 11 de los 26 despedidos.

Con estas actitudes se deja entrever que la industria farmacéutica pretende avanzar en una flexibilización laboral de hecho, sin pasar por el Congreso, al extorsionar a los trabajadores con elegir sus fuentes de trabajo o renunciar a sus derechos laborales, salariales o a su derecho a ejercer la libertad sindical.

La AAPM de la RA se comprometió a continuar toda la semana con movilizaciones en repudio a la pérdida de fuentes de trabajo, hasta que los laboratorios cesen con sus extorsiones sobre los trabajadores.

sitio desarrollado en SPIP