A 10 años del FRENAPO
La pobreza sigue vigente
Jueves 15 de diciembre de 2011, por Inés Hayes *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

A 10 años de la consulta que marcó un hito en la historia popular argentina, los principales actores políticos y sociales de aquella gesta, se reunieron en ATE Capital Federal para recordar ese momento y hacer un balance de época actual.

Compartir este articulo:

Foto de Luis Bañagasta“El verdadero Riesgo País es el aumento de la pobreza, los niños que se mueren de hambre, los desocupados, los jubilados”, le escribió a Fernando De La Rúa, Adolfo Pérez Esquivel. Escrita hace 10 años, el 18 de diciembre de 2001, en la antesala del estallido social que derrocó al Presidente y dejó un saldo de más de 30 muertos en todo el país, la carta abierta bien podría haber sido escrita hoy: el hambre y la precaria situación en la que viven millones de jubilados en todo el país, sigue vigente. “Eso fue hace 10 años pero hoy los niños se siguen muriendo de hambre y de enfermedades evitables”, dijo en el acto el Premio Nobel de la Paz. Aplaudido por las decenas de asistentes, Pérez Esquivel agregó: “los monocultivos más peligrosos son los de la mente y los peores agrotóxicos son los que nos meten en la cabeza. Es un momento de reflexión y de análisis. Yo estoy de acuerdo con la quita de los subsidios pero el primero que tenemos que sacar es el del Club de París, que no es un club deportivo”, dijo entre los aplausos y las risas de los presentes el responsable del Serpaj.

En diciembre de 2001 había en el país 14 millones de pobres. En la consulta del FRENAPO (Frente Nacional contra la Pobreza) que se organizó en hospitales, iglesias, escuelas, sindicatos, estaciones de colectivos, plazas, parques y en las calles, más de 3 millones de personas votaron por las asignaciones universales por hijo y para las personas en edad de jubilarse. 48 horas después, De la Rúa decretaba el estado de sitio. “Algunos decían que íbamos a llegar a los mil votos, otros, más optimistas, pensaban en 1 millón y ese 17 de diciembre cuando vimos que superaba los 3 millones, no lo podíamos creer: colmó en demasía nuestras propias expectativas”, dijo al abrir el acto José Luis Matassa, secretario general de ATE Capital. Protagonistas

“Tuvimos el privilegio de ser protagonistas”, comenzó su intervención Víctor De Gennaro, indiscutido líder del movimiento de trabajadores, hoy diputado nacional. “Acertamos en la propuesta: la política se prueba en la realidad”, agregó. Retomando una cita del libro sobre la historia del Frenapo, escrito por el periodista Carlos del Frade, que se presentará este viernes en la CTA nacional (Lima 609), De Gennaro contó que la palabra empobrecimiento había nacido en 1495, a pocos años de que los europeos colonizaran este continente. “Y la palabra enriquecimiento nació 100 años antes, lo que prueba que el empobrecimiento es la consecuencia del enriquecimiento”, compartió De Gennaro. “El 19 de diciembre volvimos a poner a la historia en su lugar”, agregó, “Al otro día nos cobraron con la muerte de nuestros compañeros”. En ese momento, recordó Víctor, “nosotros decíamos ni devaluacionistas ni dolarizadores: distribución de la riqueza. Hoy criminalizan la protesta porque hemos crecido en organización y en lucha y vamos por un movimiento por la riqueza, por eso la Constituyente Social es la expresión más auténtica”, concluyó De Gennaro ante el aplauso, la simpatía y el compromiso de todos los presentes.

Al calor de las Madres

“Yo sigo siendo una madrecita”, dijo Nora Cortiñas, la titular de las Madres de Plaza de Mayo Línea Fundadora, al comenzar su exposición. “Yo tuve la oportunidad de participar en esa gesta en la que llegamos a donde queríamos y fue al revés de lo que se hace siempre: nosotros fuimos al interior, hacia la gente. Creo que fue la mejor experiencia colectiva que tuvimos: la experiencia de andar ciudad por ciudad, pueblito por pueblito nos marcó para siempre. Nosotras crecimos y aprendimos mucho gracias a todos ustedes”, aseguró Cortiñas. Entre aplausos, sonrisas y caras conmovidas por la emoción, Nora agregó: “cuando en cada hogar haya trabajo, se terminará la pobreza. Yo viví en el Estado de Bienestar, me casé en los ’50. Hoy cuando los chicos me preguntan cómo es el Estado Benefactor, yo les digo: que haya trabajo genuino y que la gente pelee por el salario y no para conseguir empleo”. Entre anécdotas y recuerdos de la marcha de las 7 columnas, la ejemplar Madre concluyó: “seguiremos adelante hasta vencer, hasta la victoria siempre, los 30 mil compañeros desaparecidos presentes ahora y siempre”.

Pasado y presente

Para finalizar el acto de homenaje por los 10 años del Frenapo se le dio la palabra a Pablo Micheli, secretario general de la CTA: “No se puede analizar el Frenapo sin el contexto: el desguace que generó el neoliberalismo, la pérdida de la cultura del trabajo, a la que habían hecho pedazos y el hambre. Esa etapa marcó a fuego la historia de nuestro país”. Ante la mirada atenta de todos los presentes Micheli dijo, además, que la matriz distributiva sigue intacta.

“En aquel tiempo hubo una Central que dio el debate y los militantes empezamos a entender la diferencia entre una organización sindical y una organización de los trabajadores. Nosotros fuimos los protagonistas directos y tenemos que seguir librando esa batalla cultural”, llamó el dirigente de la CTA quien también compartió que el 19 y 20 de diciembre toda la Central iba a estar en Rosario para recordar a los caídos en todo el país. “Nuestro pueblo no está dispuesto a volver atrás, está dispuesto a recuperar el trabajo digno. El 19 y el 20 de diciembre de 2001 fue fundamental para que haya en serio un país para todos que merezca ser vivido”, finalizó Micheli entre los aplausos comprometidos de los compañeros y las compañeras, la mayoría protagonistas directos de la gesta histórica del Frente Nacional contra la Pobreza.

* Periodista, docente universitaria y directora de la Secretaría de Comunicación de la CTA Autónoma

sitio desarrollado en SPIP