" />
Por las provincias
La CTA Tucumán avanza
Sábado 17 de diciembre de 2011, por Marcelo Paredes *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Una recorrida por la CTA tucumana, sus organizaciones sindicales y sociales, sus avances, su nuevo local, nos muestra que la convicción de "Turi" Agliano, su secretario general, de que hay que hacer lo que se debe, no lo que se puede, se hace real.

Compartir este articulo:

“El norte con el cual asumimos fue que la CTA sea verdaderamente una central de trabajadores más que una central de gremios. El concepto de trabajadores, obviamente, incluye desocupados, jubilados, militantes de organizaciones sociales, de partidos, etc. Es decir, pensando fundamentalmente en esos 10 millones de trabajadores que hoy no tienen ningún marco regulatorio organizativo y que, en gran parte, están precarizados, desocupados, en negro y no sindicalizados. Así decidimos afrontar esta nueva etapa de la central aquí en nuestra provincia”, manifiesta con entusiasmo Salvador “Turi” Agliano”, secretario general de AAPM Tucumán y electo secretario general de la CTA provincial.

“Turi” reemplazó al profesor César Zelarrayán, fundador de Central tucumana, su secretario general histórico y veterano dirigente de la Agremiación Tucumana de Educadores Provinciales (ATEP).

Tras su asunción, el dirigente de AAPM intentó darle su impronta y apostó a lo que la CTA nunca había tenido: su propio local, su propio espacio físico.

“Desde que tenemos nuestra casa como CTA nos convertimos en un centro de expresión, de aglutinación de la clase popular, de elaboración de conceptos teóricos a través del Observatorio y en un centro de inclusión social para los trabajadores y trabajadoras. Las puertas están abiertas y los compañeros vienen solos”, describe el también secretario general de la FAAPROME-CTA, la Federación Argentina de Agentes de Propaganda Médica.

“Esta es una CTA que transita las calles no los pasillos alfombrados ni los despachos ni los actos oficiales. Podemos decir que hoy estamos visibilizados porque nuestra acción es conjunta, colectiva, mancomunada y, fundamentalmente, solidaria”, se agranda el “Turi” y arremete: “Con el gobierno provincial no nos va muy bien. Es lo mismo que con el nacional. Quieren marcar la agenda, la pauta de las organizaciones sociales y de los trabajadores sin atender los temas que nos interesan a nosotros. No quieren hablar de tercerización, de precarización laboral, ni de planes sociales mejor aplicados”.

Viejas, nuevas y novísimas organizaciones

En Tucumán lo que hoy se conoce como CTA nació de la mano de la Asamblea de los Trabajadores a principios de los 90 de la mano de dos gremios estatales fuertes: la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) con Martín Rodríguez a la cabeza y los docentes provinciales de ATEP de la mano de César Zelarayán quien durante años condujo los destinos de la central norteña. Con ellos caminaron juntos los visitadores médicos y los trabajadores de vialidad pero a la Central tucumana le faltaban privados.

La nueva etapa inaugurada con la asunción de Pablo Micheli a nivel nacional comenzó a saldar esa vieja deuda. Primero fueron los metalmecánicos de la multinacional Scania, fabricantes de camiones, que se asociaron a la CTA y comenzaron a participar activamente.

Manuel Arrieta es el secretario general de la Asociación del Personal Mensualizado de Scania Argentina (APEMSA-CTA), los fabricantes de la caja de cambios del camión que se afiliaron a la CTA el pasado septiembre tras una asamblea en la fábrica.

“Por ser una organización simplemente inscripta y sin Personería Gremial éramos discriminados con respecto a otros gremios con la excusa de una “evaluación de desempeño. Aquí en la CTA pudimos aunar esfuerzos, somos bien asesorados, encontramos un espacio de lucha para nuestros jubilados. Nos gusta esta pluralidad y la posibilidad de relacionarnos con otras organizaciones, con otras problemáticas. De no quedarnos solamente en nuestros problemas”, refiere el compañero Arrieta a las consecuencias de aquella decisión.

Luis Antonio Luna y un grupo de trabajadores de la construcción, hastiados del trato y la irrepresentatividad de su gremio madre, UOCRA, vieron en la experiencia del Sindicato de Trabajadores de la Industria de la Construcción (SITRAIC) una esperanza y se lanzaron decididos a crear una delegación en Tucumán.

“Fuimos una delegación de compañeros a Lomas de Zamora cuando se fundó el SITRAIC a nivel nacional y volvimos con la convicción de armarlo acá en Tucumán. Estamos trabajando para eso. Hoy somos delegados regionales del SITRAIC pero queremos conformar una delegación y en eso estamos”, reseña el compañero Luis.

La libertad sindical, en la CTA Tucumán, fue llevada casi hasta el límite con la experiencia de los choferes del transporte público. La Unión de Conductores de la República Argentina (UCRA) forma parte de la Central de Trabajadores de la Argentina y tiene su organización desarrollada también en el Jardín de la República.

Pero, por distintas circunstancias, un sector decidió abrirse de esa experiencia sindical y armar una nueva: el SICOU, el Sindicato de Conductores Unidos, que también forma parte de la CTA tucumana.

Antonio Jonas, encabeza la experiencia del SICOU y espera confiado la obtención de la Personería Gremial. Por falta de trabajo no tiene cargo pero sí historia en el sindicalismo del colectivo urbano.

Al igual que el albañil Luis, él y sus compañeros encuentran reparo, apoyo y asesoramiento en la CTA. Espacio abierto y dispuesto a encarar la lucha para sus afiliados, para sus organizaciones adheridas y aún para los que no lo son.

Es el caso de SITAS, el Sindicato de Trabajadores Autoconvocados de la Salud, la organización de profesionales y no profesionales de la salud pública nacido allá por el 2008 cansados de la falta de respuesta de los gobiernos y de sus representaciones sindicales y que llevó adelante este año un duro conflicto con el gobierno provincial con carpas, paros, movilizaciones y una enorme apoyo popular.

No están formal ni orgánicamente en la CTA pero caminan juntos, recibieron y agradecieron la solidaridad y se suelen juntar allí para organizarse. Habrá que esperar que estén listos.

Los que también están listos y pelean contra un monstruo son los trabajadores de TELECOM, en especial los considerados “fuera de convenio” condenados a la precarización y a la violación de sus derechos por argucias de las privatizaciones.

La organización surgida de esa injusticia dio pie a CEPETEL, el sindicato de trabajadores de las tecnologías de la comunicación y la información, y a un cambio notable en la situación de esos trabajadores. En especial, los de TELEFÓNICA que reconocieron al sindicato y firmaron un convenio en el 2008.

TELECOM no hace ni una cosa ni la otra y la pelea se sucede en todo el país. En Tucumán, cuenta el ingeniero Agustín Carrasco, secretario Administrativo de la Seccional Noroeste del Sindicato de los Trabajadores de la Información y la Comunicación (CePETel-CTA), “no bajamos los brazos y se agudizan las medidas de fuerza contra la multinacional TELECOM en reclamo de la firma del acuerdo gremial. Los trabajadores exigimos la aplicación del CCT 210/93 (convenio colectivo de trabajo) para los trabajadores del Grupo TELECOM a través del acuerdo pactado con la compañía pero que ésta se niega a firmar”.

Los trabajadores del Estado provincial y municipal afiliados a ATE, por su parte, han conseguido la titularización de 7.000 compañeros, más allá de las trabas burocráticas, y negocian por mejoras salariales para fin de año según cuenta Marcelo Sánchez, secretario Adjunto de la Asociación Trabajadores del Estado y secretario de Acción Social de la Central.

Percepciones

La CTA Tucumán se percibe en la actividad de su nueva sede y se percibió en el paro del 8 de junio, la protesta popular más importante del año en la provincia. Se percibe en los barrios donde Crecer Juntos acorrala al hambre que sigue siendo un crimen y se percibió en la antesala del 9 de julio cuando patotas fueron a reprimir la protesta de autoconvocados de la salud y jubilados.

Se percibe en el ajetreo de los abogados del Observatorio y en los preparativos de La Carrera de Miguel.

Se percibió cuando el primer piso se llenó de dirigentes de la CCC, de Barrios de Pie, del Polo Obrero, de organizaciones de jubilados, sociales y partidos políticos por el aniversario del asesinato de Mariano Ferreyra o en la numerosa marcha de septiembre por la libertad y democracia sindical.

Mujeres tucumanas

Julia Leonor Cruz (Leo) fue una de las fundadoras hace 16 años de la organización Crecer Juntos y hoy se desempeña como secretaria de Género de la CTA Tucumán. Clarisa Alberstein (Lita) es secretaria de Derechos Humanos y militante del Movimiento Socialista de los Trabajadores (MST). Juntas participaron del Encuentro de Mujeres realizado en Bariloche y comparten la tarea de empujar esta nueva etapa de la Central tucumana.

“Crecer Juntos integra el Movimiento Nacional de los Chicos del Pueblos y desde ahí nos relacionamos con la CTA. Más a nivel nacional con Víctor De Gennaro y Alberto Morlachetti que en Tucumán. Con la llegada del “Turi” Agliano y esta nueva etapa en nuestra provincia, decidimos integrarnos más orgánicamente”, reseña la historia Leo.

“Más que activar la Secretaría de Género, te digo la verdad, pongo mi tiempo y mis esfuerzos en la construcción de la CTA tucumana autónoma, rebelde, con dirigentes que no son corruptos, que no se venden, que no se burocratizaron. Con el desafío de meter más CTA en los barrios”, afirma la secretaria de Género desde la profundidad de sus ojos azules.

“Lita”, en cambio, participaba en la CTA desde su condición de docente y militante gremial del MST. Pero fue a partir de la inclusión de su movimiento en la Lista 1 Germán Abdala que se metió de lleno en la Central.

“Queremos que la CTA sea la caja de resonancia de todas las protestas sociales a nivel provincial. Un espacio abierto, plural, democrático que acompaña a los que luchan. Lo hicimos con los jubilados, con los autoconvocados de la salud, fuimos el núcleo de organización de la marcha por Mariano Ferreyra, la protesta que hicimos el 8 de julio, previo al día de la independencia, donde fuimos reprimidos y la lucha por el desprocesamiento de los compañeros Adriana Bueno (SITAS) y Vicente Ruiz (CCC)”.

Crecer Juntos

El concepto Madres Cuidadoras nació en los barrios pobres de la ciudad de Tucumán cuando un grupo de mujeres se organizaron tímidamente para paliar el hambre en los 90 y decidieron cuidar a los chicos del barrio pero haciéndolo a la vieja usanza. Como cuando en el barrio los vecinos se cuidaban los hijos entre sí. O sea, madres cuidando la vida de los hijos de todos.

Así sus casas se hicieron “receptoras” cada una de 15 chicos de la comunidad donde se los alimentaban y atendían su desarrollo. Cada casa se convertía en un “hogar centro” y cada mujer en una “madre cuidadora”.

Al principio con apoyo y financiamiento internacional, luego sólo con sus propias agallas.

Cada chico que entró en un Hogar Centro en los últimos 18 años dejó de tener hambre, dejó de estar desnutrido. Los médicos del barrio cuando ven a un chico con problemas de desnutrición, recomiendan a sus padres que los lleve a un Hogar Centro.

Hoy Crecer Juntos tiene madres cuidadoras en 8 barrios donde cuidan a 600 chicos.

Dante Ibáñez es secretario de Formación de la CTA Tucumán y coordinador del Programa de niños, adolescentes y jóvenes de la organización. “Cada vez que aparece un niño desnutrido hay 3 generaciones con mala nutrición detrás de él. Por eso consideramos que más que alimentar, nosotros queremos nutrir a los chicos que vienen. Darle alimento como una medicina que repare la indignidad de la vida”

“La organización decidió en una asamblea de madres ingresar a la CTA porque somos trabajadores aunque no tengamos trabajo y porque la CTA ahora es y debe ser un espacio de participación de todas las organizaciones sociales, completa Adriana Díaz, congresal de la CTA y administradora de Crecer Juntos, además de Madre Cuidadora, por supuesto.

Artículo publicado en el Periódico de la CTA Nº 82, correspondiente al mes de noviembre de 2011

* Equipo de Comunicación y Difusión de la CTA

sitio desarrollado en SPIP