" />
Crónicas del FRENAPO
El sueño colectivo inconcluso, la lucha por la igualdad y la riqueza
Sábado 17 de diciembre de 2011, por Inés Hayes *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El viernes 16 se presentó "Crónicas del Frenapo. El sueño colectivo inconcluso. La lucha por la iguadad y la justicia", el tercer libro del periodista y escritor rosarino Carlos del Frade para la editorial de la CTA. “Nosotros los trabajadores vamos por el río místico de la Argentina para hacer realidad el sueño colectivo inconcluso”, dijo en la presentación el autor, acompañado por Víctor De Gennaro, Víctor Mendibil y Juan Carlos Giuliani.

Compartir este articulo:

La presentación del libro del periodista rosarino Carlos del Frade estuvo lejos de las formalidades y cerca de los encuentros: cada compañero que iba llegando al primer piso de la sede de la CTA era recibido por Juan Carlos Giuliani, secretario de Relaciones Institucionales de la CTA y Víctor De Gennaro, fundador de la Central y actual diputado electo, con la familiaridad que se recibe a un amigo y los recuerdos que cada uno recuperó de la experiencia del FRENAPO eran sentidos por todos como propios: “es hora de seguir luchando no sólo por sobrevivir sino por vivir”, dijo De Gennaro en aquel diciembre de 2001. Para completar hoy: “nadie ama lo que no conoce y nadie defiende lo que no ama. Este libro nos enseña a amar lo que construimos como pueblo”.

Invitado a participar de la mesa de presentación, Víctor Mendibil, secretario general de la Federación Judicial Argentina (FHA-CTA), recordó todo lo conseguido en aquel diciembre de 2001 con el Frente Nacional contra la Pobreza: “La CTA permitió construir el nuevo pensamiento que nos permitió recorrer el país a través de las 7 columnas. Mientras se caían las Torres nosotros caminábamos el país, parecía que íbamos a contramano del mundo”. El líder histórico de los judiciales contó también cómo desde aquella experiencia lograron iniciar el Que se vayan todos de la Corte de Justicia de la Nación y consiguieron echar a los jueces que defendían el ajuste y la muerte. “En el marco del FRENAPO, nos dimos el gusto de armar el Juicio Ético con Pérez Esquivel y Nora Cortiñas”, contó Mendibil con la experiencia en la piel.

Ante la sala llena, el secretario general de la Federación Judicial miró a De Gennaro, representante de los trabajadores en el Congreso, y dijo: “Nuestros legisladores tienen a su servicio la creatividad del pueblo, si fuimos capaces de construir el FRENAPO, somos capaces de construir el país que queremos. Con la Constituyente Social vamos a discutir la construcción de un país para todos”.

Cuando le tocó el turno al autor del libro, la sala estaba aún más colmada. Carlos del Frade se paró y dijo con la emoción en la voz: “es un orgullo presentar este libro porque mañana (por el sábado 17) cumplimos 20 años como CTA, 20 años del Grito de Burzaco, dos décadas de tener el corazón abierto y de seguir pensando que el movimiento obrero es el motor de la sociedad”. Con la aprobación comprometida de todos los presentes, el periodista y escritor agregó: “La CTA le devolvió la dignidad a los desocupados, fue la encarnadura del FRENAPO”.

El autor de Nosotros los trabajadores, La Marcha Grande y El sueño colectivo inconcluso añadió que el hambre sigue siendo un crimen en Argentina y que la asignación por hijo no es universal porque deja afuera a 2 millones de niños en todo el país. “Nosotros peleamos y luchamos porque estamos enamorados de la palabra Patria, esa que quisieron hacernos creer que le pertenecía a la derecha. En el peor momento de saqueo, cuando por día se dejaba sin trabajo a 150 mil personas, nosotros íbamos a proponer y hoy la gente recuerda la experiencia del FRENAPO con felicidad. La felicidad está en el fondo del sueño inconcluso de la Argentina; peleamos para ser felices, mandato del 25 de mayo de 1810”, dijo del Frade retomando las ideas de libertad de Manuel Belgrano.

“Si no peleamos por lo que queremos, vamos a terminar peleando por lo que no queremos”, concluyó del Frade ante los aplausos y abrazos de todos. “Que este libro se pase de mano en mano para que no quede en los anaqueles. El año que viene vamos por más CTA, ni de los gobiernos ni de los patrones”, retomó Juan Carlos Giuliani los cauces históricos de la Central, mientras que Carlos del Frade, con su puño y su letra, dedicaba los libros de sus compañeros, cuyas historias quedaron plasmadas en las Crónicas del FRENAPO.

* Periodista de la Secretaría de Comunicación de la CTA Autónoma

sitio desarrollado en SPIP