Lo venimos diciendo: ¡No pagar la deuda!
Miércoles 1ro de abril de 2020, por Federico Giuliani *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Ahora también lo dice el Ministro de Economía, Martín Guzmán. Los asalariados y trabajadores y trabajadoras en general no debemos pagar el costo de la crisis económica provocada por Macri, ni la catástrofe sanitaria del coronavirus.

Compartir este articulo:

* Secretario General CTAA Córdoba

En este sentido creemos que sería justo gravar con un impuesto extraordinario y de pago inmediato a los sectores económicos super enriquecidos, que funcione como compensación a los beneficios que obtuvieron: a los sectores financieros (bancos, especuladores rentistas), a las empresas privatizadas, al extractivismo y bioextractivismo (agrario, marítimo y minero), bienes de consumo suntuosos, exportadores de alimentos y al Juego, entre otros. Para afrontar la crisis y evitar el colapso social hay que recaudar, y a los que históricamente no les gusta pagar, hay que expropiar. Que paguen los que siempre se han enriquecido.

Aunque parezca obvio, insistimos en que la prioridad es atender las necesidades de casi el 50 % de nuestro pueblo, que tiene hambre, que está sin trabajo o a merced de las peores consecuencias de la Pandemia. La sociedad debe acompañar al gobierno y exigirle que profundice en las medidas. Es momento de decisiones y de valentía política.

Tampoco es reiterarse señalar el lamentable rol que, una vez más, juega la UIA, Sociedad Rural Argentina y sectores de la CGT, representando intereses corporativos de los más egoístas y mezquinos. No podemos permitir que la combinación de crisis económica y coronavirus ensanche la brecha entre ricos y pobres. Hay que alertar sobre la situación en los barrios en donde se vive una situación potencialmente explosiva. Allí, si la presión sigue en aumento, no falta mucho para el desborde. Ya tenemos demasiada experiencia trágica en el uso de la represión para el control del conflicto social.

sitio desarrollado en SPIP