Emergencia sanitaria
Carta Abierta del Consejo Directivo Nacional de ATE al presidente Alberto Fernández
Jueves 18 de junio de 2020, por Prensa ATE *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

En el día de ayer, el Consejo Directivo Nacional de ATE conformado por el secretariado nacional y las y los secretarios generales de las provincias llevaron a cabo una reunión de manera virtual para fijar su posición ante el desdoblamiento del medio aguinaldo anunciado por el Ejecutivo Nacional.

Compartir este articulo:

Estuvieron presentes las y los secretarios generales de Santa Cruz, Río Negro, La Pampa, Formosa, Buenos Aires, Chubut, Córdoba, Entre Ríos, Mendoza, Santiago del Estero, Corrientes, Chaco, San Luis, San Juan, Misiones, Salta y Tucumán. El documento también fue avalado por Tierra del Fuego, Jujuy y Catamarca que no pudieron participar de dicho encuentro.

Aprobado el documento, además se resolvió que cada provincia realice una carta con las mismas características dirigida a sus gobernadores; y se hará lo propio con las Cámaras de Diputados y Senadores.

CARTA ABIERTA AL PRESIDENTE ALBERTO FERNÁNDEZ

Desde el primer día del gobierno de Mauricio Macri, la Asociación Trabajadores del Estado (ATE) enfrentó sus políticas de vaciamiento y el intento de una tercera reforma del Estado, moldeado para garantizar los intereses de los grupos económicos en Argentina. Una lucha que durante cuatro años mantuvimos con firmeza poniendo como prioridad no sólo los derechos adquiridos por lxs trabajadorxs estatales, sino que al mismo tiempo aportó para derrotar las políticas neoliberales y ayudó a abrir un nuevo tiempo de esperanza para nuestro pueblo.

La pandemia vino a profundizar un escenario de crisis económica y social que nos sumergió en una profunda recesión y un salto descomunal del endeudamiento que no garantizó ningún tipo de desarrollo sino todo lo contrario, sirvió solamente para alimentar una escandalosa fuga de divisas de los sectores más concentrados de la economía. Este ideario neoliberal transformó las políticas públicas en un instrumento de entrega y sometimiento, que será necesario desmontar en el camino de la construcción de un Estado democrático y popular.

En este contexto, desde ATE apoyamos las iniciativas del Ejecutivo Nacional que usted encabeza, poniendo como premisa fundacional la lucha contra el hambre y el lanzamiento del Ingreso Familiar de Emergencia (IFE). Frente al escenario de crisis sanitaria global, respaldamos su decisión de priorizar la vida de nuestro pueblo antes que el funcionamiento aceitado de la economía. En cuanto a la reestructuración de la deuda valoramos la iniciativa de aliviar el peso de la misma sobre las finanzas públicas, insistiendo en la necesidad de investigar la legitimidad del endeudamiento; como así también, apoyamos el proyecto de expropiación de la empresa Vicentin como política de intervención estatal en un sector estratégico para el desarrollo del país.

Por otra parte, reconocemos con entusiasmo la jerarquización de áreas claves del Estado devolviéndoles el marco ministerial como son los casos de Salud, Trabajo y Ciencia y Tecnología, que han demostrado su centralidad y un amplio consenso social para que desde el Estado podamos superar las consecuencias económicas y sociales que trae aparejada la pandemia. Y somos lxs trabajadorxs estatales los que en muchas situaciones ponemos en riesgo nuestra seguridad para sostener las políticas implementadas.

Pero la idea de la revalorización del Estado como garante de las políticas públicas no puede ir acompañado de una precarización salarial: sin propuesta de aumento salarial, desdoblamiento del pago del medio aguinaldo y reduciendo jubilaciones. Lxs trabajadorxs del Estado Nacional ya vimos recortado en un 37% el poder de compra de nuestro salario en los últimos cuatro años, sufrimos 35.000 despidos –no cederemos en el reclamo de su reincorporación- y la constante precarización en las condiciones laborales.

Con el agravante de que esta decisión sea un ejemplo rector para el resto de las administraciones provinciales y municipales, de intentar “aliviar” sus desajustes presupuestarios en detrimento de los salarios de lxs estatales.

Estamos convencidos acerca de la necesidad de implementar todas aquellas medidas que garanticen un mayor ingreso de recursos al Estado. En tal sentido, reclamamos que se establezca un impuesto a las 114.000 fortunas personales de más de un millón de dólares como paso previo a una profunda reforma tributaria de carácter progresivo.

Siempre encontrará a ATE siendo parte de todas las iniciativas tendientes a construir mayores niveles de igualdad y equidad social pero, al mismo tiempo, seremos consecuentes en la defensa de aquellas conquistas que legítimamente ganamos con años de lucha. Es por lo expuesto que solicitamos a Ud. una pronta reunión a fin de profundizar el impostergable tratamiento de la situación laboral y salarial en el Estado y demás propuestas que fortalezcan un camino en beneficio de las mayorías populares.

* Equipo de Comunicación de la Asociación Trabajadores del Estado (ATE-CTA)

sitio desarrollado en SPIP