Cien años de radio: 22% de mujeres
Jueves 27 de agosto de 2020
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

La desproporción de la participación de las mujeres es un tema para reflexionar y transformar en medio de los festejos por los 100 años de la radio en la Argentina. En la primera mañana radial, AM y FM, los porcentajes son 78 para varones y 22 para mujeres. La diferencia se amplió en los últimos tres años, a contramano de los movimientos y debates que plantean la idea de equidad, tanto como derecho para las trabajadoras como para el público. El 64% de las personas que estudian Comunicación en el país son mujeres, pero ocupan solo el 30% de los puestos en empresas periodísticas. Y el porcentaje baja más aún cuando se estudian los cargos de conducción. En radio, quedan masivamente relegadas a la locución (90%).

Compartir este articulo:

Los proyectos de Ley en el Senado (Norma Durango), Diputados (Mónica Macha) y Legislatura porteña (Laura Velasco) que buscan revertir la lógica machista con respecto a una situación que “afecta a la libertad de expresión, de comunicación, de acceso a posibilidades laborales, y a los derechos de las audiencias”.

En la primera mañana de la radio faltan voces. El 78 por ciento de las personas que conducen los programas de esta franja con mayor audiencia, tanto FM como AM, son varones. En la producción también la mirada mayoritaria es de varones, 68 por ciento.

La radio, en su centenario, sigue teniendo altos índices de consumo: la última encuesta de consumos culturales de la Secretaría de Cultura de la Nación (año 2017), el 70% de la población escucha radio con una frecuencia promedio de entre 3 y 4 horas diarias.

Los datos surgen de un informe realizado por “Nos quemaron por brujas”, radialistas feministas que desde el 2012 trabajan en la comunicación libre de violencias machistas, y en el que analizan la participación y distribución de roles en los programas radiales matutinos de mayor audiencia.

Analizaron en la primera mañana, los programas emitidos por las radios AM y FM ubicadas en la Ciudad de Buenos Aires que lideraron el rating en esa franja horaria durante junio de 2020 según Kantar Ibope. Para hacerlo escucharon los programas, realizaron entrevistas a sus integrantes, analizaron webs y redes sociales.

Los roles analizados en el relevamiento 2020 –que se viene haciendo desde hace tres años- fueron: Conducción y co-conducción; locución; móvil; producción; coordinación de aire; operación; humor y las columnas de política, economía, deportes, cultura y espectáculos, y de temas policiales y judiciales.

“No hay posibilidad de elegir. Monitoreamos un horario que marca agenda, que es de mucha audiencia, y no hay opción. Si seguimos excluidas eso se traduce en contenidos que están más restringidos. No hay diversidad de ningún tipo.”, explica Celeste Farbman, de Nos quemaron por Brujas, sobre los datos relevados.

El 78 por ciento de las personas que conducen son varones, en 2017 los varones eran el 69 por ciento.

En tan solo tres programas se observa el rol de co-conducción, es ocupado por feminidades en un 100 por ciento.

El 90 por ciento de las personas que se desempeñan en la locución son mujeres.

La mayoría de quienes hacen humor son varones (80 por ciento), hay presencia de mujeres cis (10 por ciento) y de mujeres trans (10 por ciento). En cuanto al deporte y a la operación técnica, esos roles quedan –según el informe- en manos de varones en un 100 por ciento en cada caso.

En las columnas de política hay mayor participación femenina: el 67 por ciento son mujeres (contra el 14 por ciento de hace tres años), pero esta columna se encontró solamente en solo 3 de 14 programas.

En columnas de economía mientras en el primer informe había nula participación femenina, ahora observamos que aumentó hasta alcanzar el 20 por ciento.

En columnas de cultura y espectáculo hay mayor prevalencia femenina, alcanzando el 70 por ciento, mientras que en 2017 era 43 por ciento.

La columna de policiales/judiciales está presente como tal en solo 3 programas, el 67 por ciento de quienes están al frente de ellas son mujeres.

En la coordinación de aire y la producción, la mayoría es masculina: 67 por ciento de varones en el primer caso, 68 en el segundo.

El único 50 y 50 de presencia se da en los móviles.

Lo que más llamó la atención de las realizadoras del informe es que en la conducción hay menos mujeres que hace tres años aun cuando en los últimos años el feminismo irrumpió masivamente en la agenda pública, política y mediática. “No se pudo traducir en términos de fuentes de trabajo y presencia en los medios lo que sucede en las calles y parlamentos”, reflexionan en diálogo con lavaca.

“Sigue operando el patriarcado: hay estructuras y usos y costumbres del hacer radio arraigadas y las empresas periodísticas no están dando el primer paso para transformar la realidad. Si observamos los medios comunitarios ahí ya suceden otras cosas, otros objetivos, y hay una tendencia hacia la representación justa”.

Dado que la conducción de las empresas periodísticas también está mayoritariamente en manos de varones, sostienen que “sin la regulación estatal, por si sola, esta situación no se transforma”. La falta de diversidad y pluralidad de voces “afecta a la libertad de expresión, de comunicación, de acceso a posibilidades laborales, y a los derechos de las audiencias”.

Radiografía machista

Los datos relevados con respecto a la radio responden a un contexto más amplio: los medios de comunicación siguen inscriptos en la lógica machista.

Aunque el 64% de las personas que estudian Comunicación en Argentina son mujeres, representan solo el 30% de las personas que trabajan en empresas periodísticas, según una investigación de la Asociación Civil Comunicar Igualdad.

Los datos del Informe Global de Medios en Argentina también encienden alarmas. Según el análisis de radios, tevé y medios gráficos, las mujeres representan solo el 26,2% de los puestos de mandos medios, donde se encuentran los editores y jefes superiores.

De los puestos en los niveles de profesional superior, como redactores, editores y directores, las mujeres representan solo el 26,8%.

La presencia de la mujer a nivel de producción y diseño es del 30,5%.

Entre profesionales subalternos representan el 40,7%.

A nivel de profesional técnico –donde se encuentran especialistas de cámara, sonido e iluminación- las mujeres representan el 18,7%. Ninguna de las empresas argentinas encuestadas para el informe tiene políticas de igualdad de género y la gran mayoría (87%) tampoco tiene políticas sobre el acoso sexual.

Con respecto a personas trans y travestis en los medios recién este 2020, Diana Zulco se convirtió en la primera conductora trans al frente de un noticiero en la TV Púbica.

La ley que falta

En la Cámara de Senadores obtuvo dictamen el proyecto presentado por la senadora oficialista Norma Durango, Presidenta de la Comisión Banca de la Mujer. El dictamen fue consensuado en las comisiones Banca de la Mujer y Sistemas, Medios de Comunicación y Libertad de Expresión en una reunión plenaria de las dos comisiones que son las que tuvo giro el proyecto de ley que busca garantizar la paridad y equidad en medios de comunicación.

El recorrido del proyecto en la Cámara Alta incorporó modificaciones en relación al proyecto original. Según el dictamen para los medios públicos se propone un régimen obligatorio y busca legislar de manera progresiva “la representación de los géneros desde una perspectiva de diversidad sexual en el acceso y permanencia en los puestos de trabajo”. Esa perspectiva incluye que “debe garantizarse una representación de personas travestis, transexuales, transgéneros e intersex en una proporción no inferior al uno por ciento (1%), de la totalidad de su personal”.

Para los privados, con o sin fines de lucro, se propone un régimen de promoción mediante el cual se emitirá un certificado de equidad. Dicho certificado dará preferencia en la asignación de publicidad oficial.

En la Diputados también se está debatiendo la representación justa en los medios en encuentros convocadas por la diputada Mónica Macha, Presidenta de la Comisión de Mujeres y Diversidad, quien presentó en esa Cámara el proyecto de Ley de Paridad y Participación Equitativa de Géneros en Medios de Comunicación. “La comunicación plural y diversa es un fundamento de la democracia. Es un derecho de los pueblos que en sus medios de comunicación sean representados de forma equitativa los diversos actores sociales que conforman las comunidades y que ellos participen también equitativamente en la producción y emisión de los mensajes mediáticos”, fundamenta el proyecto 4190-D-2020.

También se presentó en la Legislatura porteña un proyecto de ley, a cargo de la legisladora Laura Velasco, Presidenta de la Comisión Mujer, Infancia, Adolescencia y Juventud, que busca “establecer la paridad de género, así como la promoción de una representación justa, diversa e igualitaria en los medios de comunicación televisivos, radiales, digitales y en formato papel del Sistema Integrado de Medios Públicos y medios privados de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires”.

La disparidad afecta la diversidad de miradas, opiniones y aportes, las posibilidades laborales y representa uno de los tantos temas pendientes para la construcción de un futuro no machista.

Fuente: www.lavaca.org

sitio desarrollado en SPIP