Córdoba
Giuliani denunció la "insensibilidad social del gobierno de Schiaretti"
Miércoles 2 de septiembre de 2020, por Redacción *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

La Asociación Trabajadores del Estado (ATE-CTAA) Córdoba realizó este martes un acto para reclamar la reapertura del Centro de Salud Mental del sur de la ciudad Capital, clausurado por el gobierno de Schiaretti.

Compartir este articulo:

Se realizó una Radio Abierta en Villa Libertador, una barriada ubicada en el sur de Córdoba Capital, para mantener en pie el reclamo del sector y de las trabajadoras del Salud Mental para reabrir el consultorio cerrado por orden del Ministerio de Salud de la provincia.

La clausura y el traslado arbitrario e intempestivo de las trabajadoras se produjo en abril pasado, aduciendo problemas edilicios que se iban a encarar en plena pandemia pero aun cinco meses después no se inició ninguna tarea significativa de reparación del lugar y los vecinos se encuentran en ascuas sin poder realizarse la atención que acostumbraban.

En la oportunidad estuvo presente el secretario General de ATE y la CTA Autónoma Córdoba, Federico Giuliani, junto a militantes del gremio, las trabajadoras del consultorio, organizaciones sociales y vecinas y vecinos del lugar.

Vale recordar que Villa Libertador es uno de los barrios humildes más castigados en la ciudad por la falta de infraestructura, al punto que la falta de red de cloacas llevó al colapso sanitario del lugar, con casas que se rajan y desmoronan por hundimiento de pozos ciegos.

Incluso se sucedieron casos de vecinos fallecidos por esta situación, que genera evidentemente una alarma en las familias, traumatizadas por las aguas servidas que fluyen por los cordones cunetas y que destruyen el pavimento. Todo un cóctel que exige la presencia de equipos de atención en salud para contener y cuidar a las y los vecinos.

Son precisamente esos habitantes del barrio los principales impulsores de las protestas, acompañando a ATE junto a diversas organizaciones sociales y barriales que hoy participaron de la protesta.

La vecina Claudia Casas explicó que “desde hace 5 meses estamos acompañando al Equipo de Salud, repudiando el atropello del Gobierno en la figura de Adriana Sánchez y el ministro de Salud Diego Cardozo. Sacaron una casa de Salud Mental, que está destinada a cubrir la atención de 50 mil habitantes de la zona sur y hoy está cerrada. Además quieren transformar el espacio para otra actividad, no para su destino específico”.

Casas señaló angustiada que “lo peor es el vandalismo, la persecución ideológica contra las trabajadoras, trasladándolas a otros barrios a largas distancias. Estas autoridades no respetan la democracia ni los derechos de los trabajadores, así como el derecho a la salud mental de Villa Libertador”.

En esa línea, la trabajadora del lugar, compañera Nora Galán, dijo que “el Equipo de Salud Mental está en Villa Libertador desde 1985 y es de los más antiguos de la provincia, trabajando codo a codo con la comunidad desde su inicio. Algunas trabajamos hace 25 años en el lugar. La trayectoria de inserción en el barrio es fundamental y va pasando entre los profesionales a través de la transmisión de conocimiento que vienen haciendo los equipos cuando se van renovando. Por eso, para la atención primaria de la salud lo indicado es sostener los equipos y más aún durante una pandemia”.

La dignidad de los olvidados

Después de realizar la Radio Abierta y convocar a los vecinos a acercarse al acto, hizo uso de la palabra Federico Giuliani. El dirigente inició su discurso enviando “nuestras fuerzas al cura villero Víctor Acha”, párroco histórico de Villa Libertador, perseguido por la dictadura, con la complicidad del arzobispo Raúl Primatesta y la jerarquía católica de entonces. Acha sufre las consecuencias de un accidente de tránsito y lucha por recuperarse a sus más de 80 años.

Seguidamente, Giuliani aseguró que “estamos acá, en la margen sur de la ciudad, para mostrar que los olvidados no solo tenemos dignidad sino que también tenemos vocación para organizar la esperanza y cambiar la realidad de injusticia por una realidad de justicia social”.

Y acusó al Gobierno provincial porque “parece que hay ciudadanos de clase A, que viven en el centro, en los countries, en los barrios cerrados y otros de clase B. Nosotros no estamos acá para venir a mendigar nada ni a pedir migajas a los que mandan, venimos a hacer respetar nuestros derechos”.

Giuliani dijo que “tenemos derecho a una Salud Pública. No nos tenemos que conformar solo con la resistencia, sino que hay que luchar para hacer efectivo el derecho a tener cloacas, luz, pavimento y los servicios como tienen en el centro”.

“Por eso ante esta ciudad que nos quieren vender para unos pocos y otra colapsada. En plena pandemia, por una decisión arbitraria e intempestiva, el Ministerio de Salud, cierra la sede del Equipo de Salud Mental afectando tanto a los habitantes de la zona como a las trabajadoras, que hace más de 20 años trabajan y desarrollan sus tareas en este lugar, trasladadas de manera compulsiva.", denunció Giuliani .

“La sede –agregó- no es solo un espacio físico, también es la demostración de que el Estado está presente, también son las historias de vida que pasaron por acá durante todo este tiempo. Por eso vamos a remarcar la insensibilidad social que tiene el Gobierno de Schiaretti, pero también el profundo desprecio que muestra para todo lo que tenga que ver con lo público y con nuestras mayorías populares”.

ATE da la pelea

Para el Secretario General de ATE “la pelea es gremial y claramente ATE se pone al frente desde el primer momento para la defensa de los derechos de las trabajadoras. No es casualidad que sean todas mujeres quienes trabajan acá y que reciban este maltrato de neto corte machista y patriarcal”.

“Acá hay persecución política y gremial, porque ATE no traiciona y se planta ante la patronal, porque somos autónomos y no tenemos pelos en la lengua para decir que este Gobierno que está hace 21 años en Córdoba vino a sacarle derechos a nuestro pueblo.”, remarcó.

El dirigente explicó que ATE hizo las presentaciones administrativas y planea explorar la vía legal, “pero no podemos perder la calle porque es el lugar donde tenemos que marcarle la agenda a los que más tienen. La dignidad no se declama sino que se construye poniendo el cuerpo como lo estamos haciendo hoy”.

Giuliani finalizó afirmando que “por eso es importante remarcar que la construcción de solidaridad con las organizaciones sociales y territoriales es fundamental. La tarea es también social y cultural, tiene que ver con la presencia de la Iglesia y tiene que ver con una definición política, la Salud no es un servicio, no es un negocio como para Schiaretti, es un derecho y lo vamos a hacer cumplir”.

sitio desarrollado en SPIP