Misiones
Justicia por el crimen de Lilian y Maria, a manos del Estado Paraguayo
Lunes 7 de septiembre de 2020, por Redacción *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

La CTAA Nacional respalda a la CTAA de Misiones en la demanda por la inmediata repatriación de los cuerpos, una investigación independiente sobre las causas de ambas muerte y las responsabilidades del gobierno paraguayo en este brutal crimen de Estado.

Compartir este articulo:

Además exigimos a las autoridades provinciales y nacionales que garanticen la seguridad de toda la familia que reside en nuestro país: la madre, las hermanas, la abuela y primxs de las niñas.

La ejecución de Lilian y Maria Carmen, dos niñas de 11 años de edad de nacionalidad argentina, en manos de la Fuerza de Tareas Conjuntas y el posterior montaje del que participaron funcionarios judiciales y hasta el propio presidente de ese país, Mario Abdo Benítez, para intentar justificar los hechos nos retrotrae a páginas de nuestra historia reciente de terrorismo de Estado en toda esta región.

Repudiamos también el más cruel intento de criminalizar y demonizar a la familia, que escapando justamente de las garras de ese terrorismo de Estado, se radicaron en nuestro país intentando proteger y garantizar la sobrevivencia de las niñas. Lo que el gobierno paraguayo pretende presentar como una “guardería de guerrilleros”, es un casa donde vive una abuela de 76 años junto a dos de sus hijas, las tres al cuidado de nietxs e hijxs.

Desde la CTA Autónoma exigimos al gobierno provincial que se garantice la seguridad y tranquilidad de esta familia. Además que se agilice el proceso de repatriación de los restos de las niñas para que puedan comenzar el duelo y cerrar esta dolorosísima etapa enterrando sus restos.

Denunciamos, junto a las demás organizaciones hermanas, que el Estado paraguayo incumplió los pactos internacionales de Derechos humanos en particular la Convención Internacional de los Derechos del Niño que ratificó y está en vigencia desde desde 1990.

Las niñas no solo no fueron protegidas por el Estado, fueron acribilladas por las Fuerzas de seguridad, después difamadas, calumniadas. Sus cuerpos manipulados, en un cruel, interminable y repudiable acto de revictimización. Exigimos Justicia para Lilian y María Carmen, Justicia, respeto y protección para las familias que hoy están llorando este brutal crimen de Estado. #EranNiñas

- Ricardo Peidro, Secretario General
- Rafael Vargas, Secretario de Derechos Humanos

sitio desarrollado en SPIP