Esenciales somos les trabajadores
Décimo tercera Jornada consecutiva de Ollas en Barrios y Villas de la Ciudad
Jueves 10 de septiembre de 2020, por Redacción *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

En el mediodía de hoy y por décimo tercera semana seguida las ollas volvieron a salir a la calle en esta jornada de lucha extendida. Esta vez las ollas se concentraron en la Villa 1-11-14. Bajo los lemas “Somos esenciales. Por el reconocimiento de nuestras tareas. Larreta hacete cargo”, la FeNAT-CTAA Capital -junto a Somos Barrios de Pie, el Frente de Organizaciones en Lucha (FOL) y la Federación de Organizaciones de Base (FOB)- participaron una vez más de la Jornada de Ollas en Villas y Barrios Populares de la CABA.

Compartir este articulo:

* Por Valeria Garay

Cada jueves, desde el 18 de junio -de manera ininterrumpida- las y los compañeros de las organizaciones sociales sacan sus ollas a la calle a las 11 de la mañana y encienden las hornallas para cocinar para el barrio, en el marco de la Jornada de Ollas, para visibilizar que su trabajo es esencial y que como tal, debe ser remunerado.

“Sin fierros en la cintura pero con cucharón en la mano, seguiremos gritando que las trabajadoras comunitarias somos esenciales. #LarretaHaceteCargo”, pudo leerse hoy en varios carteles que sostenían las compañeras de los comedores, en alusión a las maniobras llevadas a cabo por la Policía Bonaerense en los últimos días

Una vez más, las compañeras salieron a explicar cuál es su trabajo y por qué lo consideran esencial. Tal es el caso de Adela Sánchez, del Comedor Progresando, del Barrio Escapino, quién expresó: “En nuestros espacios comunitarios funcionan diferentes actividades, como apoyo escolar, panadería, charlas sobre violencia de género, entre otras. Las trabajadoras comunitarias exigimos el reconocimiento de nuestros derechos como cocineras, promotoras sanitarias, promotoras ambientales, promotoras de género, promotoras de salud, educadoras populares, porque estamos en la primera línea gestionando la pandemia y somos esenciales”.

En la Ciudad de Buenos Aires, la ciudad más rica del país, durante años de gestión macrista las desigualdades sociales se profundizaron y presupuestos millonarios que debían destinarse a la urbanización de los barrios populares se despilfarraron en negociados como en el caso de la Villa 31-31 bis de Retiro. Para colmo, se enfrenta esta pandemia con una reducción del presupuesto para los barrios populares por parte del Gobierno del PRO.

Por su parte, Mercedes Duarte, Promotora Contra la Violencia de Género en la Villa 31, agregó: “Nuestro trabajo es primordial porque las violencias, sobre todo la de género, no se toma respiro, ni vacaciones, ni mucho menos respeta la cuarentena. Todo lo contrario: en estos meses la Violencia de Género aumentó en el marco de la pandemia. Por eso Somos Esenciales”.

Hoy se cumplieron 13 semanas en las cuales las organizaciones sociales sacaron sus ollas a la calle para visibilizar todas las tareas que garantizan en sus barrios y exigir el reconocimiento de las mismas, porque allí donde la emergencia sanitaria y la circulación del virus crece, están las Promotoras de Salud; están los comedores y merenderos sostenidos principalmente por las compañeras mujeres; están las Promotoras de Género; están los espacios de niñes, jardines y bachilleratos populares y están las cuadrillas de recolección de residuos de las cooperativas.

Además, esta semana se volvió a exigir un Fondo de Emergencia urgente, con fondos públicos aportados por los sectores más ricos de la Ciudad, para reconocer el trabajo no pago de miles de compañeras y compañeros, para realizar las obras que les permitan acceder al agua potable y para re-urbanizar las Villas.

sitio desarrollado en SPIP