Represión en Santa Cruz
La Gendarmería reprimió a trabajadores del Estado
Viernes 30 de diciembre de 2011, por Corresponsalía Santa Cruz *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

En el marco de la marcha programada frente a la Legislatura de Río Gallegos por la mesa de unión sindical para evitar la sesión extraordinaria que se pretendía llevar a cabo con el objetivo de aprobar los controvertidos proyectos de emergencia económica, de emergencia previsional y de reforma a la ley jubilatoria, la Gendarmería y el Grupo Operativo Especial de Seguridad (GOES) de la Policía reprimieron a los manifestantes con gases lacrimógenos y balas de goma, dejando varios heridos. Finalmente, y por orden del Presidente de la Cámara de Diputados se suspendió la sesión de la Legislatura.

Compartir este articulo:

Hay siete proyectos en sesión extraordinaria en la Cámara de Diputados de la provincia, pero los más destacados son: Emergencia económica, emergencia previsional, y reforma de la ley jubilatoria, que armoniza la caja de previsión con el sistema nacional, con lo cual se elevaría la edad jubilatoria y se quitaría el 82 por ciento móvil, entre otras cosas.

Alejandro Garzón, Secretario Gremial del Consejo Directivo Nacional de ATE, y Secretario General de la Central de Trabajadores de la Argentina en Santa Cruz, explicó: “Lo que se resolvió finalmente fue suspender la sesión. Hicieron un documento legal que está firmado por el Presidente de la Cámara, que es el Vicegobernador, suspendiendo la sesión hasta febrero o marzo del año que viene. Además, en conferencia de prensa, manifestaron que van a convocar a los sindicatos estatales para discutir el proyecto de reforma económica y previsional”.

Más temprano, Garzón había detallado: “El Gobierno provincial metió en la Cámara de Diputados un paquete de medidas que implican, entre otras cosas, la suba de la edad jubilatoria a 60 para las mujeres y a 65 para los hombres, que los que se están por jubilar van a poder hacerlo pero que van a tener que seguir aportando hasta los 60 o 65 años, y la emergencia económica, que va a impedir las comisiones colectivas de trabajo, o las discusiones salariales. En vez de democratizar el debate, siguen imponiendo. En Santa Cruz, de 24 diputados, 22 son del Frente Para la Victoria, por ende tienen quórum propio, y la cantidad de manos suficientes como para aprobar cualquier medida que el Gobierno provincial solicite. Esto es así desde hace 22 años. La diferencia está en que ahora hay más consciencia de clases, y en que la CTA está siendo protagonista junto a los gremios que la componen. Hay también algunos gremios de la CGT, pero esa entidad no está presente. Estamos trabajando juntos, con objetivos políticos concretos como el no a la reforma previsional y el no a emergencia económica impuesta por el Gobierno de Daniel Peralta”.

Respecto de la represión que tuvo lugar en Río Gallegos, Juliana Lasagno, prensa de CTA en Santa Cruz, relató: “La marcha estaba convocada por la mesa de unidad sindical, con la CTA junto a varios sindicatos municipales, viales y de salud, entre otros. La idea era impedir que hoy se sesione. Ayer a la tarde, en una reunión llevada adelante por Alejandro Garzón, se resolvió instalar una carpa frente a la Cámara de Diputados de la provincia. Llegó luego la policía y quiso levantarla, pero la dejaron frente a la resistencia de los compañeros. Hoy a la mañana entraron trece diputados por puertas alternativas y se quedaron adentro del recinto. Las zonas aledañas empezaron a llenarse de gente convocada por los gremios para la marcha, que estaba prevista para hoy al mediodía. Más tarde, a uno de los laterales de la Cámara de Diputados llegaron más legisladores del oficialismo, que se encontraron con alrededor de 150 trabajadores municipales que intentaron impedir su ingreso. Fue entonces cuando aparecieron la Gendarmería y la policía del Grupo Operativo Especial de Seguridad (GOES) y empezaron a tirar gases lacrimógenos y balas de goma. Hubo más veinte heridos, entre los que se encuentra Alejandro Garzón. Ahora la mesa de unidad sindical resolvió pedirles a los diputados que están adentro que firmen un compromiso que indique que no van a realizar la sesión sobre estos proyectos, al menos hasta el año que viene. La idea es que se deje pasar a todos los Secretarios Generales de los gremios para que puedan dialogar con los legisladores y pedirles que se comprometan a posponer la sesión”.

En el día de ayer, Alejandro Garzón le había recordado a los funcionarios, a través de los medios de comunicación, que el diálogo es la única forma de encontrar una salida a la coyuntura: “Hoy en esta crisis que tenemos, que no la hemos generado los trabajadores, el Gobernador se auto recluye y nuevamente intenta imponer un paquete de leyes que van claramente en contra de los intereses de los trabajadores. Ayer en su discurso debió convocar a todos los sectores sindicales que representan en mayor y menor medida a todos los compañeros estatales para ver cómo avanzamos en esta situación compleja, como la emergencia económica y la emergencia previsional, porque disposiciones como éstas perjudican no sólo a los activos y pasivos, sino también a los sectores más postergados como el de los desocupados que hay en toda la provincia. Me parece que debió democratizar el espacio de debate”.

También ayer Garzón había recalcado que además se habían pedido reuniones con las autoridades: “Se solicitó una reunión para garantizar que la marcha que convocamos se haga en un marco de paz y sin violencia, ya que suponemos tienen previsto llevar sus fuerzas de choque. Esperemos que el gobernador sea consciente de lo que está pasando y de lo que puede suceder si avanzan de este modo. También esperamos que nos deje reclamar libremente en el marco de la democracia y de nuestra Constitución”.

Fuente: www.eltrabajadordelestado.org

* Equipo de Comunicación de la CTA Santa Cruz

sitio desarrollado en SPIP