Puja redistributiva
Paritarias del Personal de Casas Particulares: 28% de incremento
Martes 1ro de diciembre de 2020, por Redacción *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Finalizó este lunes la negociación salarial de las trabajadoras de casas particulares, tras un cuarto intermedio iniciado el miércoles 25 de noviembre. Tras una larga negociación se alcanzó una mejora equivalente al 28%, abonado en 3 cuotas.

Compartir este articulo:

La mesa de negociación tuvo la participación del Sindicato del Personal de Empleadas de Casas Particulares de Río Negro y Neuquén, adherido a la Central de Trabajadores Autónoma de la Argentina (CTAA), y representado por la compañera Sonia Kopprio. En la primera audiencia, la Secretaria General del gremio, solicitó una recomposición salarial consistente en: un salario acordé a la canasta básica; la implementación del adicional por antigüedad del 1 %; un incremento del 10% del ítem zona desfavorable y un bono de fin de año.

Luego de una extensa negociación, la mayoría de los gremios que conforman el sector sindical, lograron una mejora por encima de la propuesta imperante, equivalente al 28%. Este incremento será abonado en 3 cuotas: 10% en diciembre, 8% en febrero y 10% en abril. El porcentaje negociado es sobre el sueldo básico que perciban las trabajadoras al mes de diciembre y conforma el nuevo piso salarial para el sector. Además, se acordó un incremento del 3% de la zona desfavorable desde enero 2021, elevando de 25% al 28% dicho ítem, y se prevé una futura mesa de negociación para tratar el pago del adicional por antigüedad.

Sabemos que esta negociación es un avance, pero no es suficiente para satisfacer el conjunto de nuestras demandas. Es por eso que seguimos en pie de lucha para mejorar nuestras condiciones de vida, que incluyen el registro laboral de las miles de empleadas que aún se encuentran sin aportes, el reconocimiento de nuestros quehaceres en los hogares y la mejora en nuestras condiciones de vida. Porque lejos de eso, somos parte del sector más femenizado y con peores salarios en todo el país.

Nuestra organización gremial es fundamental para romper con las paredes de los hogares que nos impone una negociación individual con las empleadoras y empleadores.

¡Somos trabajadoras, estamos organizadas y tenemos el derecho a vivir una vida digna como quienes nos emplean!

Las mejoras que hoy conquistamos, implican un avance. En febrero, vamos a retomar la implementación del 1% de antigüedad y el incremento del 7% de la zona desfavorable restante. Seguiremos en nuestra lucha por un salario equivalente a la canasta básica, la registración laboral para todo el personal de casas particulares y todos los derechos pendientes en nuestro sector.

Nota elaborada por la Asesoría Jurídica Nacional CTAA y el Observatorio del Derecho Social CTAA.

* Equipo de Comunicación de la CTA Nacional

sitio desarrollado en SPIP