Provincia de Buenos Aires
Programa Envión: denuncian despidos indiscriminados en municipios bonaerenses
Lunes 11 de enero de 2021, por Redacción *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Almirante Brown, Ensenada y 25 de Mayo son distritos donde trabajadoras y trabajadores denuncian despidos injustificados, «corrimientos», y precarización laboral extrema. El programa depende de la articulación entre el Organismo Provincial de Niñez y los municipios.

Compartir este articulo:

En 25 de Mayo denunciaron que «sin aviso previo fueron despedidxs compañerxs de equipos que vienen trabajando hace más de cinco años, bajo la excusa de reestructuración», y que «se había redactado un comunicado que no se sacó por presiones de las autoridades», pero que «de todos modos, las bajas se efectuaron».

Mientras tanto, en Almirante Brown, Fernando, Trabajador Social, comentó que «fuimos despedidos tres compañeras y yo del programa por decisión de Bárbara Miñán, de Iris Balmaceda, que es la responsable del Programa en el municipio y del intendente Mariano Cascallares», y relató que «nos llamaron por vía telefónica, no hubo aviso previo durante los meses anteriores».

Denuncian en el distrito persecución gremial y discriminación por afiliarse a ATE, y a ello obedecen los despidos según indicaron. «Veníamos impulsando un proceso de organización de los trabajadores tanto a nivel provincial, como a nivel municipal armando una asamblea de precarizados porque estábamos en condiciones muy malas de trabajo, sobre todo salarialmente porque cobramos entre 7000 y 9000 pesos de bolsillo, y a su vez con contrataciones que se renuevan cada dos meses, en el mejor de los casos cada seis meses».

«Luego de haber hecho muchas movidas para desarticular la asamblea, reubicando compañeros y despidiendo a otros, este año cuatro de seis compañeros de los más activos fuimos despedidos, y cuando les pedimos argumentos o ejemplos de por qué nos despiden no hay ninguna explicación», apuntó Fernando. Y aseguró que «hemos hecho todos los informes sociales y las visitas que se nos pidieron, hemos completado la grilla de relevamiento social de las familias y nunca se nos marcó nada. Los funcionarios nos dijeron que no es un despido, sino una no renovación del contrato, lo que significa un fraude laboral de hecho, y la decisión de no continuidad es una modalidad de despido».

«Esto claramente es una persecución gremial. Fue claramente una decisión política y vamos a dar la lucha por la reincorporación.», exclamó el trabajador.

El trabajo que realizan lxs trabajadorxs del Programa Envión es fundamental para lxs pibxs de los barrios que ven la mayoría de sus derechos vulnerados. Así lo detalló Fernando: «Nosotros laburamos con pibas y pibes en los barrios populares donde hoy en día el gatillo fácil, la pasta base, las violencias de todo tipo son moneda corriente y nuestro laburo trata de ofrecerle a los chicos otra alternativa para la restitución de sus derechos, para la recreación, que hagan deporte, que jueguen, que participen, que sean escuchados. Somos muy comprometidos con nuestro laburo, pero parece que al municipio de Almirante Brown y al gobierno de la provincia no les importa. Esto lo hacemos por los pibes y las pibas, y vamos a seguir luchando por sus derechos y los nuestros como trabajadores».

Por su parte Hernán, quien formaba parte del equipo técnico del Programa Envión en Mosconi, Ensenada, también fue despedido, y contó cuál es el rol que ocupa el equipo técnico en el Programa: «Es el encargado de coordinar los trabajos que hacen los talleristas dentro del Programa Envión y los tutores que son los que tienen que estar más cerca de los chicos y comunicarnos cuáles son los problemas, eso sería en una condición ideal, pero durante mucho tiempo en Envión nos faltaron talleristas y tutores, así que muchas veces el equipo técnico hacía la función de todo. Muchas veces compañeros míos han hecho tareas que no les correspondían».

«Los que más se ven afectados con nuestro despido son los chicos, porque cualquier pérdida del nexo que tengan con el lugar es perjudicial para ellos», explicó Hernán. Y resaltó que «los chicos que tienen más antigüedad podrían llegar a molestarse si una persona con la que estuvieron durante tanto tiempo se va».

Además resaltó uno de los problemas que acarrearán los despidos en el sector: «Al quedar menos personas y ser tantos los chicos que están anotados, no va a haber posibilidad de poder abarcar de la misma manera todos los reclamos que nos puedan llegar a hacer».

Finalmente, Noelia Arraigada, del Foro por la Niñez planteó como necesaria «la provincialización definitiva del programa, y «una urgente decisión política de dignificar el trabajo de psicólogxs, trabajadorxs sociales, trabajadorxs del arte, abogadxs y demás profesionales que conforman los equipos que con salarios que están en la línea de indigencia tienen que hacer frente a la demanda desbordante de miles de familias en el territorio provincial».

sitio desarrollado en SPIP