CONICET
ATE reclama la continuidad de todas las becas laborales
Lunes 22 de febrero de 2021, por Redacción *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El 2020 fue un año excepcional atravesado por una pandemia mundial de público conocimiento que impidió el funcionamiento habitual del trabajo académico de todes les trabajadores del CONICET.

Compartir este articulo:

Sin embargo, para les becaries, cuyo trabajo es a término, la imposibilidad de realizar las tareas de investigación correspondientes impidió cumplimentar los objetivos de la beca. Se frenaron proyectos, viajes a campos y archivos, se cerraron laboratorios con equipamientos necesarios, se suspendieron cursos imprescindibles para cumplimentar el doctorado, etc.

A partir de esta situación, se logró que el organismo otorgue prórrogas para les becaries doctorales que se encontraban en su último año, pero no se otorgaron prórrogas al resto de las cohortes doctorales, ni para becaries postdoctorales. La falta de estas prórrogas plantea diversos problemas a corto y a mediano plazo.

La situación más urgente la componen las personas con becas postdoctorales a las que se les termina la beca en marzo de este año. Se trata de becaries que se quedarán sin ingresos en poco más de un mes, sin alternativas por parte del organismo y que además transcurrieron la mitad de su beca en contexto de pandemia. Es difícil pensar que un proyecto postdoctoral se pueda sostener en dichas condiciones, lo que genera una situación extremadamente desfavorable de cara al ingreso a la carrera de investigación, objetivo que suelen perseguir quienes se desempeñan laboralmente en la beca postdoctoral. A estes compañeres se les ofrece como solución la posibilidad de presentarse a las próximas convocatorias CIC y obtener una prórroga hasta que se informen sus resultados; sin embargo, al no haber podido avanzar en sus investigaciones y generar antecedentes, les becaries postdoctorales afectades por la pandemia se ven en una grave situación de precariedad e incertidumbre con respecto a su situación laboral. Por su parte, las becas doctorales que finalizan en marzo de 2022 también implican un problema serio, puesto que el avance del trabajo de tesis se ha visto dificultado enormemente debido a las restricciones sanitarias implementadas para contener la pandemia.

Desde ATE-CONICET realizaron un relevamiento de las dificultades que han impedido cumplimentar el plan de trabajo propuesto por becaries doctorales y postdoctorales. Entre dichas situaciones, se encuentra la imposibilidad de ingresar -aun hoy- al lugar de trabajo para realizar las tareas de laboratorio o experimentales, dificultades para realizar tareas de campo, dificultades para trabajar incluso en formato de teletrabajo por encontrarse a cargo de menores o adultos mayores o personas de grupo de riesgo, poseer alguna comorbilidad que restrinja la posibilidad de asistir al lugar de trabajo o realizar tareas de campo, entre otras. Asimismo, las diferencias en la condición sanitaria de cada localidad (ASPO/DISPO) ha generado desventajas en la posibilidad de avance de sus proyectos.

Las consecuencias de dichas situaciones se ven empeoradas por la falta de derechos laborales de les becaries, quienes no tienen la posibilidad de solicitar una licencia laboral durante el trayecto de la beca. Se trata de un reclamo histórico del colectivo de becaries, que fue planteado reiteradas veces durante 2020 y no obtuvo ninguna respuesta.

Ante la gravedad de la situación, en estos días, trascendió una comunicación de que se discutiría en la próxima reunión del Directorio del CONICET una prórroga general para las becas postdoctorales que culminan este año. Por todo lo esgrimido, desde ATE-CONICET exigen, de forma urgente, “la extensión de las becas postdoctorales que finalizan el 31 de marzo de 2021 y la extensión de las becas para todas las cohortes tanto doctorales como postdoctorales. Desde nuestro lugar, entendemos que se trata de una medida más que necesaria para minimizar las desigualdades generadas por la pandemia en el CONICET, equiparar las oportunidades de todes les becaries del organismo y fomentar la continuidad del trabajo científico desarrollado con esfuerzo durante tantos años”.

Prensa ATE

sitio desarrollado en SPIP