Conversatorio
Desafíos globales y nacionales: Respuestas organizativas en la realidad actual de la clase trabajadora
Miércoles 31 de marzo de 2021, por Redacción *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Este martes se llevó a cabo un nuevo conversatorio organizado por la CTA Autónoma y la Coordinación Nacional de Trabajadores/as de la Industria (CNTI), con la presencia de numerosos dirigentes de la Central y la participación del secretario General de la Confederación Sindical de las Américas, Rafael Freire. El nuevo modelo sindical como centro del debate.

Compartir este articulo:

Del encuentro que se realizó en formato mixto presencial/virtual, participaron el secretario General de la CTAA, Ricardo Peidro; el secretario Adjunto, Hugo “Cachorro” Godoy; la secretaria Administrativa y Coordinadora de la CNTI, Alejandra Angriman; el secretario de Relaciones Internacionales y Coordinador Nacional de la CNTI, Adolfo "Fito" Aguirre; el secretario General de SITRAIC, Víctor Grosi; la secretaria Adjunta de la FETAAP, Ana Cubilla, y el Coordinador de la FeNaT, Omar Giuliani, además del ya mencionado secretario General de la CSA, Rafael Freire, entre otros.

En primer lugar, Alejandra Angriman, quien ofició de moderadora, dio la bienvenida a los asistentes y reveló el propósito del conversatorio: “Es un espacio de intercambio, para trabajar en un debate que se inició con la fundación de nuestra Central sobre cómo abordar las nuevas realidades de la clase trabajadora y realizar una revisión autocrítica sobre la forma en la que procedemos”.

A su vez, destacó el apoyo absoluto de la CTA Autónoma a la candidatura de Rafael Freire para renovar su lugar al frente de la Confederación Sindical de las Américas por su “capacidad y paciencia para desarrollar colectivos, y su contribución invaluable en la organización regional”.

Luego fue Ricardo Peidro quien tomó la palabra: “Venimos de una semana muy movilizadora, con la conmemoración del 24 de marzo, con una Jornada Nacional de Lucha hoy en todo el país. En ese marco estamos realizando esta actividad y planteándonos nuevos desafíos, en el presente, pero con clave en el futuro y sin olvidar el pasado. Desde la década del ’90, cuando la clase trabajadora era arrasada, nos planteábamos que era inadmisible que un compañero o compañera que aportaba a los colectivos en los que nos organizábamos, se quedaba sin trabajo. Por eso definimos que la clase trabajadora no pierde su condición de tal de acuerdo a su relación contractual con el patrón de turno”.

“El discurso neoliberal en este país pretende ganarnos con el discurso del individualismo, intentando destrozar la imagen de los sindicatos. Siempre quisieron eliminar la representación colectiva. Y hoy esa batalla continúa. Estamos orgullosos de pertenecer a esa clase trabajadora que sigue dando batalla desde la organización.”, agregó el Secretario General de la CTAA.

Por su parte, Rafael Freire pidió defenderse "de la segunda oleada neoliberal que nos quiere convertir en cuentapropistas o microempresarios, porque nosotros tenemos derechos, pero si somos empresarios no. No somos colaboradores, somos trabajadores con derechos, sujetos de derecho”.

Asimismo, en relación a la situación actual de la clase trabajadora, sostuvo que “es distinta a la de los años ’70”, porque ahora incluye también a “los que buscan trabajo, los que trabajan independientemente de su modo de contratación, los jubilados y todos los excluidos del ámbito laboral”.

“Los sindicatos nos organizamos en el marco de la segunda revolución industrial y ahora estamos en la cuarta. El mundo cambió, pero los sindicatos siguen ahí. Cuando se fundó la CTA aceptó el desafío de ver la complejidad de la clase trabajadora y organizarla. Por eso, el sindicato tiene que ir al trabajador, no esperar a que vengan. La organización territorial es fundamental, y hacer alianzas con otros espacios como las iglesias. Hay que disputar ideas. Pensar la cadena de suministro, la agricultura. Disputar sentido a las patronales de los sectores productivos e incorporar estos sectores al proyecto. Además, los sindicatos no pueden sujetarse a la ley y esperar que los reconozcan para organizarnos.”, sostuvo Freire.

En ese sentido, el Secretario General de la CSA concluyó: “La organización hace a la ley y no al revés. Nos escuchan si tenemos fuerza, sino no. Estoy a favor del diálogo social, pero si estamos organizados para disputar espacios de participación y leyes que defiendan a los trabajadores”.

Ana Cubilla, Secretaria Adjunta de la Federación de Trabajadores Agrarios de la Actividad Primaria (FeTAAP), contó su experiencia: “Vamos a estar organizando a los y las trabajadoras agrarias asalariadas. Tenemos una meta, un plan, por el cual comenzamos en el nuevo sindicalismo rural. El sindicalismo tradicional no discute repartir la riqueza agraria, porque está asentado en la sociedad rural de siempre. Tenemos que hacer cumplir los derechos de los trabajadores. El sindicalismo tiene que ir al territorio, a los campos, a las chacras. No tenemos salario, por eso tenemos que eliminar el destajo. Trabajamos por todo, menos por salario, lo que la convierte en una lucha muy dura. Tenemos un conjunto de muy buenas leyes, pero no se cumplen”.

Y agregó: “Avanzamos mucho con el ingreso a la CTAA porque es necesario visibilizar la situación. En la ruralidad sabemos cual es el problema y cual es la solución, pero necesitamos la articulación con el Estado”.

“No podemos cambiar lo que no conocemos.”, sentenció Cubilla.

El coordinador de la Federación Nacional Territorial de la CTAA (FeNaT), Omar Giuliani, señaló: “Quiero destacar la importancia de reconstruir nuestra identidad de clase. Lo que nos queda en la clase es reconstruir nuestra fuerza organizada. Nuestra Central plantea nuestra identidad de clase. Aquello que aparecía como algo nuevo, creativo, nos ayuda a plantear cual es el escenario frente al capitalismo. Es muy importante poder debatir cuando aparecen ciertos gobiernos progresistas, porque pareciera que desaparece la lucha de clases cuando es así y se pierde la lucha. Pero tampoco se pueden construir estrategias cuando uno no sabe hacia dónde está caminando”.

A su turno, Víctor Grosi, titular del Sindicato de la Industria de la Construcción (SITRAIC), retomó los conceptos de Rafael Freire y recordó: “Nuestra Central surge para detener la desindicalización. Las nuevas organizaciones todavía no tenemos todas las herramientas para organizar a todos los que expulsa la burocracia, mientras que los gobiernos antipopulares terminan usando las viejas estructuras sindicales para desarticular a los pueblos. Desde SITRAIC esto lo vivimos y lo padecemos desde el 2009, cuando nacimos”.

En esa sintonía, expresó: “El sindicato que no tiene estructura territorial no sirve. Hay que hacerse cargo de lo que padece nuestro pueblo, ver cómo nuestros hijos e hijas no tienen lo necesario para vivir. Nos preocupa que esto continúe, la desindicalización fue un plan y creemos que estamos en un punto de inflexión y hay que tomar decisiones. Nuestra máxima ambición es construir un sindicato que sea la herramienta para organizar a la Clase. Los jóvenes hoy no conocen sus derechos, no saben que pueden organizarse. No aceptamos que solo se nos convoque para juntar votos. Nuestra Central debe ser protagonista de las decisiones y participar en todos los ámbitos donde se deciden los intereses de los trabajadores y trabajadoras. Nuestro aporte es este: No dejar a nadie al costado del camino”.

En tanto, Hugo “Cachorro” Godoy, Secretario Adjunto de la CTAA y titular de ATE Nacional, sostuvo: “Las expresiones que manifestaron en este conversatorio demuestran que hay un espacio a ocupar para que se haga realidad el nuevo modelo sindical. Sindicatos desde la CTAA y desde otras organizaciones se están multiplicando, demostrando que la libertad y democracia sindical son fundamentales para crear un nuevo modelo de sociedad, lo que hoy tiene plena vigencia y se expresa además en el estatuto de la CSA”.

“El 30 de marzo, en realidad, se empezaron a escribir los días finales de la dictadura en la que se demostró la fuerza de nuestra clase trabajadora al poner un límite. Hoy necesitamos y ratificamos la construcción de poder propio. Un nuevo modelo sindical está transitando las fábricas, los campos, y todos los lugares de trabajo. Tenemos la fuerza para que la soberanía, el trabajo, la producción y la justicia sean las herramientas para salir de esta situación.”, manifestó Godoy.

Y concluyó: “Gracias por fortalecer nuestras experiencias al conectarlas con Latinoamérica y el mundo”.

Por último, Adolfo "Fito" Aguirre, Secretario de Relaciones Internacionales de la CTAA y Coordinador Nacional de la CNTI, expresó a modo de cierre: "Felicito a las y los compañeros por este primer gran paso que seguiremos perfeccionando para seguir organizando a la clase en toda su diversidad, en línea con las prioridades estratégicas de la Confederación Sindical de las Américas a nivel continental. Seguiremos trabajando para profundizar la discusión a lo largo de este año".

sitio desarrollado en SPIP