Rosario
Basta de matar a nuestros pibes
Jueves 5 de enero de 2012, por Corresponsalía Rosario *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Desde la CTA Regional Rosario repudiamos la criminalización policial y mediática de los jóvenes de nuestros barrios y convocamos a movilizarnos el viernes a las 10 horas desde Tribunales Provinciales por justicia para Jeremías Trasante, Claudio Suárez y Adrián Rodríguez, los jóvenes integrantes del Movimiento 26 de Junio del Frente Popular Darío Santillán asesinados brutalmente el 1º de enero, y para todas las víctimas de la violencia y el gatillo fácil.

Compartir este articulo:

Entre las últimas horas del 2011 y las primeras del 2012, cinco jóvenes fueron asesinados en los barrios de Rosario. El caso con más repercusión pública fue la masacre de tres integrantes del Movimiento 26 de Junio del Frente Popular Darío Santillán: el "Jere", el "Mono" y el "Patón", de 17, 19 y 21 años respectivamente en Villa Moreno a las 3 de la mañana del primero de enero.

La primer reacción mediática fue, en línea con la versión policial de los hechos, criminalizar a las víctimas: los jóvenes militantes fueron presentados alternativamente como integrantes de una banda dedicada al escruche (robo domiciliario) o parte de la barrabrava de Newell’s Old Boys, y su asesinato justificado como "ajuste de cuentas" y "enfrentamiento entre delincuentes". Todo esto se reveló muy rápidamente como falso.

Los otros dos pibes víctimas de la violencia fueron Alejandro Darmiño, de quince años, del barrio La Tablada, acribillado desde una moto en los primeros minutos del 2012; en tanto que Ramón Humeres, que contaba con 24 años y fue asesinado a las 20 del último día de 2011. Vivía en Empalme Graneros.

Desde la CTA Rosario denunciamos la violencia social instalada en los barrios más humildes como expresión de un sistema injusto que concentra la riqueza en manos de una minoría, mientras sigue excluyendo y condenando a grandes masas de nuestro pueblo, sobre todo a los más jóvenes; repudiamos la criminalización policial y mediática de las víctimas, y convocamos conjuntamente a movilizarnos el viernes a partir de las 10 de la mañana; concentramos en Tribunales Provinciales y marchamos a la Plaza San Martín, Córdoba y Moreno.

“Contra la impunidad que avala tanta violencia”

Militantes sociales, gremiales y políticos, integrantes de diferentes organizaciones dieron su mirada respecto de la masacre que dejó tres militantes asesinados en la zona sur de la ciudad de Rosario. La violencia que atraviesan los sectores desprotegidos de la sociedad en los barrios, sistemática y organizada, las políticas ausentes tanto como la justicia, fueron algunos de los temas que estas personas reflexionaron con CTA Rosario. Todas llevaron solidaridad a familiares, compañeros y amigos de los asesinados.

Alberto Santillán, desde la bronca.
(Alberto es integrante del Frente Popular Dario Santillán, nombre que le dio su propio hijo, asesinado en la llamada Masacre de Avellaneda, durante la presidencia de Eduardo Duhalde)

“Tengo mucha bronca, bronca e indignación por una nueva muerte injusta. Tanta injusticia. Me solidarizo con todos allá en Rosario, estoy para lo que se necesite. Realmente fue un golpe cuando esta mañana apareció la noticia de otra masacre y esta vez en Rosario, que es una cuna de luchadores, imaginate, cuando menos lo esperás. Hablando con otros compañeros, Celeste Lepratti y Gustavo (Martinez), que me contaron cómo había sido todo, no podía dejar de asombrarme la violencia. Y la verdad que es una violencia que se vive todo el tiempo, contra la que se pelea todo el tiempo.

“Mucha bronca, mucha indignación y encima con la “chotada” de leer que fue un enfrentamiento entre los pibes del barrio.

“Ahora hay que salir a dar vuelta todo eso. Ahora hay que apuntalar a esos padres para que no crean que se quedan solos. Ahora hay que salir y reclamarle al Estado, exigir justicia, marchar. Nosotros sabemos de eso, los familiares. Porque si pensás que te quedás sólo, te encerrás y eso no le hace bien a nadie. No hay que dejarlos solos. Les mando un abrazo muy grande, de nuevo les repito que estoy para lo que se necesite.”


Celeste Lepratti, reflexión por la muerte injusta
(Asamblea de Familiares por el 19 y 20 de diciembre de 2001)

“Es muy difícil, cuando me enteré, la verdad es que es muy difícil, se mezclan fechas y sentimientos. A esta impunidad hay que seguir dándole pelea, juntos y sin bajar los brazos. Con toda la solidaridad a la familia y a los compañeros, que uno ni puede pensar qué es lo que están sintiendo por estas horas”. Celeste nos cuenta que lo primero que pensó fue en la fecha, que era terrible tener que agregarle otra fecha más a todas las que ya tenemos, 26 de junio, 19 y 20 de diciembre y todas las otras. Y las familias, pensó en que una muerte no sirve para nada, y que se cruzan muchas cosas que tratan de explicar lo inexplicable, junto con muchas otras muertes que tienen el mismo sinsentido.

“Es durísimo, que uno no puede ni pensar por lo que están pasando sus familiares y sus compañeros. Esta violencia que nos viene atravesando y ahora se llevó la vida de personas que luchaban que se organizaban. Estuve escuchando que cada uno de estos jóvenes, en lo suyo, andaban queriendo organizar cosas, es difícil porque lo único que tenemos para decir son sólo palabras y en momentos así no sirven mucho, ahora hay que llevar solidaridad para la familia y para los compañeros.

“El Estado en los barrios es de una violencia que lamentablemente crece y se necesitan de tantos y de tantas cosas para frenar esto. Y hay tantas otras cosas en contra y cuando pasa esto la verdad que te desarma todo y empezás a pensar cómo seguir, por dónde. Empezás a pensar eso.

“Me parece que los compas del Frente (Popular Dario Santillán) saben bien de qué se trata todo esto, que saben bien del dolor y todos deben estar sintiendo que hay que seguir. Que como sabía Darío (Santillán) y seguramente lo sabían estos pibes, a tanta impunidad, porque esta violencia tiene que ver con eso, con una impunidad que continúa en el tiempo, a tanta impunidad no hay que bajarle los brazos y hay que darle pelea.”


Jorge “Negro” Castro, a no confundirse
(Casa de Derechos Humanos de Santa Fe)

“Acá no hay que confundirse, esto no es la ausencia del Estado, este es el Estado tal y como es, con todos los elementos que lo constituyen, donde hay un entramado político por atrás, llámese narcotráfico, barras, llámese como quiera.

“Esto penetra en todas las estructuras del Estado y se institucionaliza. Históricamente los barrabravas han servido de mano de obra al aparato del Estado en diferentes instancias y en general de los dos partidos mayoritarios de la Argentina.

“En este sentido, en Santa Fe como ahora se expresa en Rosario tiene que haber una valoración de la comunidad social donde surge la posibilidad de exigir otro tipo de Estado, otro tipo de justicia. Y no levantar el verso del Nunca Más, porque este problema del Nunca Más va a volver a ocurrir mientras el estado de la sociedad en esos lugares donde ocurre, donde la violencia está institucionalizada, sigua igual.

“Entonces, vamos a ver que se van a golpear el pecho y van a prometer justicia, pero esto no es la flor de un día, es el producto de un estado social que se viene advirtiendo y se viene reclamando no de ahora. Y ningún sector político, o económico de la sociedad se tiene que hacer el tonto. Porque todo esto es el producto de un estado social donde aflora la “lacra” pero no muestra, y es más, oculta, las causas, de las cuales estamos emergiendo en una situación desastrosa. Y en esto tenemos que ser claros, el Estado va a buscar atenuar las causas, no combatirlas.

“Vos fíjate que tiene mucho que ver lo que acaban de aprobar los senadores y diputados de este país, acaban de aprobar una ley antiterrorista en donde se vuelve a “necesitar” como enemigo a sectores sociales. No hay una cuestión desviada de la otra y cómo primera medida, no abramos diagnósticos ni debates en el aire, porque los muertos están ahí.”


Oscar Lúpori, hay cosas que se nos escapan
(Movimiento Ecuménico por los Derechos Humanos)

“La violencia es descomunal en los barrios. Hay algo que se nos escapa, que no está a la alcance de las organizaciones sociales que tienen trabajo en estos lugares. El freno que tiene que poner el Estado no está, y ahí sólo puede ser éste quien lo aplique, sino vamos a vivir cada vez con más frecuencia situaciones como ésta. Porque esta violencia está promovida desde sectores de poder que especulan en un “mercado” de valores.

“La impunidad de la justicia, la connivencia entre narcotráfico y policía, los medios que juegan a montar el fantasma de la inseguridad, son todos valores para esta gente.

“Tiene que aparecer el estado, tiene que generar políticas para la comunidad y terminar con esto de fragmentar nuestra sociedad que lo único que favorece es a ese mercado de consumo.

“Nosotros tenemos la obligación de ser lúcidos en el análisis, porque no es una vez, un hecho, es un proceso. Han roto lazos comunitarios que han costado generaciones formar. Y de ahí la importancia de la organización y la articulación entre las organizaciones, el sentido de la comunidad.”


Daniel Couselo, desde un lugar sensible
(Secretario General AMSAFE Rosario)

“Desde AMSAFE Rosario venimos trabajando con mucha preocupación las situaciones de violencia que en los diferentes barrios se reflejan en las escuelas. Hemos buscado algunos canales colectivos de trabajo, con el Estado y otras instituciones.

“Fundamentalmente, nos preocupa que estos chicos terminan siendo presa fácil de todo un mecanismo perverso, una mafia. El estado no tiene política, más que pensar que la escuela es un lugar de contención. Y nosotros pensamos que hay otras cosas, que la escuela es un lugar de encuentro pero sola no puede con los emergentes de la violencia. Sobretodo cuando todo esto es producto de una violencia sistemática y no hay políticas hacia la sociedad.

“Hay mucho dolor cada vez que vemos un hecho de esta naturaleza. En la escuela los maestros ven estas situaciones en edades cada vez más tempranas, y en todas terminan los chicos siendo víctimas. Es el propio sistema cómplice que mata a estos pibes.

“Hemos hecho propuestas al Ministerio de Educación, planteamos mesas de diálogo con distintos estamentos del Estado, pero hasta ahora no pueden dar una respuesta. Muchos padres vienen a plantearles a los maestros la imposibilidad o la impotencia frente a hechos de esta naturaleza, frente a la droga, el narcotráfico y demás. Y el maestro se da cuenta, pero no puede ante la desigualdad social, que es el caldo de cultivo de todo.

“Te digo, los trabajadores de las escuelas, los maestros, los docentes, en los Centros de Salud, los enfermeros y médicos y las trabajadoras sociales, todos quienes están en relación directa con la parte más sensible de nuestra sociedad son quienes ven estas situaciones, por eso tenemos que trabajar en conjunto con una presencia política del Estado activa.

“Una política determinada que deja la responsabilidad social en manos de trabajadores que no pueden hacer frente a estos problemas, es lo que tenemos hoy. Y paralelamente, no hay ninguna política inclusiva, no generamos puestos de trabajo, mejoramos las condiciones de vida, vivienda, salud, etc.”


Para l@s pibes del M 26 – por el Bodegón Cultural Casa de Pocho

Ajustemos las cuentas, ellos dicen esto menos esto, es menos de estos,

Las cuentas no son las mismas.

Los medios de comunicación del poder son los mismos que desde la complicidad del poder de turno vienen acompañando el silencio que instaló la dictadura cuando desapareció a un montón de jóvenes, no es casual que asesinen pobres en los barrios y se callen los medios del poder de turno, escribimos esto con bronca, con mucha bronca y nos indigna que estos mismos medios de comunicación, como el mismo poder de turno, no quieran ir al fondo del problema, queda más que en claro lo que no quieren resolver, porque no quieren ser parte de una solución a problemas que afrontamos en el barrio todos los días, no hay diferencia en la pobreza, las víctimas siguen siendo las mismas, los pibes y pibas pobres, hoy le tocó a los pibes, pero si hubieran sido las pibas, ahora estaban siendo vendidas, por algún rufián, como un pedazo de carne para caranchos.

Los barrios, todos los días en los diarios no están los pibes asesinados y la violencia cotidiana por ser joven, por ser pobre, no está no están son el Estado que se ausenta, que no está, frente a propuestas de cambio cuando hablamos de trabajo, el Estado no está, de Salud, el Estado no está, de Educación, no está

¿Qué molesta? ¿qué le pasa al Estado que no quiere que nos organicemos? ¿qué le pasa compañeros?,

Pasa que los pibes organizados no generan caja negra caja negra de la yuta con la guita de las armas y de la falopa

Que los pibes organizados, no sirven para meter en las cárceles donde se lavan la geta para que la clase media aplauda la seguridad tan perdida ¡que metan en cana a todos los portadores de cara!

Que los pibes organizados, no generan guita que entra por la tranza a los punteros en los barrios,

Que los pibes organizados, no le dan al poder de turno la posibilidad de encontrar giles que no respondan ni se planten frente a sus políticas de misiadura, a sus políticas de migajas, a sus políticas de ninguneo.

Compañeros, no nos dejen cometer el error de creer que la violencia es circunstancial, que es de un momento, la violencia es el método, es como nos vienen tratando, es cómo nos matan matando a los más pobres, a los pibes pobres, a los que no tenemos posibilidad desde que nacemos que nos matan de enfermedades curables, de enfermedades sociales, te dicen, nacés pobre y te morís pobre si antes no te mata otro pobre o te mata el policía que es un pobre con uniforme que lo mandan que te mate.

Y crecemos pobres apuntados somos el problema que hay que matar

Entonces, la noticia es siempre ajustes de cuentas... venganza… bandas enfrentadas…

Los pibes organizados debemos ser trasparentes, ir de frente con alegría, de cara, sin chamuyo con la frente en alto, de frente sin giliar, tenemos que entender que las pequeñas y las grandes cosas se consiguen y se ganan con organización, no existe otra forma de construir lo distinto más que organizándose, poner la palabra, poner el cuepo, poner el amor, como todo lo que se jugaron nuestros compañeros al querer ocupar el tiempo y la cabeza para estar en otra realidad mejor,

Y sólo así los hipócritas traidores de siempre, los cagones medios de comunicación, y el Estado no tendrán más que reconocer que los jóvenes tenemos en las venas la información, la dignidad y la posibilidad de revertir esta situación

Nosotros hacemos cuentas cuando decimos que queremos MULTIPLICAR LA ALEGRIA Y LA REBELDIA, ORGANIZÁNDONOS

¡Hasta la victoria siempre!

Bodegón Cultural Casa de Pocho (saludamos cualquier propuesta que hagan los pibes y las pibas y que se lleve adelante).

Fuente: www.ctarosario.org.ar

* Equipo de Comunicación de la CTA Rosario

sitio desarrollado en SPIP