Voces de Famatina
Carina Díaz Moreno: "La respuesta de la gente fue abrumadora"
Sábado 28 de enero de 2012, por Redacción *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

Carina Díaz Moreno es integrante de la Asamblea de Vecinos Autoconvocados de Famatina y activa participante del “No Pasarán” que conmueve al pueblo argentino. En diálogo con ACTA sintetizó la lucha de su pueblo contra la megaminería contaminante a cielo abierto. Las claves de una pueblada de la que se habla en todo el país.

Compartir este articulo:

“Esta es una historia bastante larga, hace ya 6 años que estamos comprometidos en esta lucha. Hemos venido trabajando desde que se instaló la empresa canadiense Barrick Gold para explorar el cerro Famatina y el pueblo la ha corrido así como el año pasado corrimos a una empresa China y ahora nos toca enfrentar a la empresa Osisko que ha firmado un convenio con el gobernador Beder Herrera", remarca Carina Díaz Moreno al inicio de la nota.

Lo que sigue es parte de la conversación mantenida con esta militante de la vida.

¿El gobernador no defendía a Famatina?

El gobernador es un gran traidor que no tiene ni va a tener la “Licencia Social” en la provincia de La Rioja para ningún emprendimiento minero. Nosotros sabemos que mientras haya minerales valiosos en nuestros cerros nosotros vamos a tener gente con ambición desmedida que trate de sacarlo y priorice el saqueo al uso y la garantía de agua de nuestras tierras. Pero también sabemos que siempre habrá alguien que se va a oponer. Por eso estamos tranquilos.

Esta es una lucha cíclica que viene desde hace más de 500 años, desde que el inca atravesó estas tierras y se enteró de que tenemos minerales. Después, con el español vino la muerte de nuestra gente, de los pueblos originarios y luego el gran saqueo. Por eso digo que todo es cíclico y por eso la gente vuelve a renacer y a defender sus tierras.

¿Cómo fue evolucionando esa lucha en estos 6 años?

La conciencia de la gente en todos estos años de lucha fue cambiando lentamente. Y en especial, desde el 2 de enero en Famatina, la conciencia por defender nuestro cerro tanto a nivel individual como colectivo fue evolucionando.

Esto de solidarizarse, de hablar con el otro, de compartir, de construir con el otro es algo tremendo que estamos viviendo. Esto de crear conciencia, de crear dignidad entre todos nosotros es algo tremendo.

Acá hay una tarea común de concientización y de información constante a nuestra gente. Muchas veces tuvimos ganas de bajar los brazos porque creíamos que no nos escuchaban o que no nos entendían el mensaje que dábamos sobre la urgencia y la necesidad de reaccionar rápido porque se nos venían las mineras encima. Pero ahora podemos comprobar que nuestros miedos eran infundados, que todo el tiempo estuvieron escuchando y ahora han decidido participar porque se vencían los plazos del convenio y la respuesta de la gente fue abrumadora, superó a nuestros mejores cálculos.

¿Los sorprendió?

En realidad, sabíamos que nuestra gente, a pesar de que por ahí no participaba de nuestras asambleas, estaba atenta y alerta. Pero nunca nos imaginamos semejante pueblada.

Este es un pueblo que le dice basta a los caprichos del gobierno provincial, que se pone de pie a defender su tierra, su fuente de agua y su fuente de identidad como es el Famatina. Es un pueblo que también exige la derogación de las leyes criminales aprobadas en los noventa y que aún siguen vigente y con más beneficios, gracias a los Kirchner.

Es un pueblo que está diciendo basta, acá en Famatina, pero se enciende como un reguero de pólvora a lo largo de la cordillera y de todo el país. Este es un problema no solo de los que vivimos cerca de una mina sino de todos y tenemos que hacernos responsables.

El 75 % del agua dulce que consume el pueblo argentino es abastecida por la Cordillera de los Andes o por cordones montañosos como el de Famatina. Si dejamos que nos saqueen, nos desbasten y nos utilicen indiscriminadamente el agua como hacen en La Lumbrera u otros emprendimientos, no sabemos qué nos va a quedar para el futuro. Por eso exigimos conciencia e información al pueblo argentino porque esto es de todos.

Palabras de una luchadora social, de una mujer comprometida con el medio ambiente y la vida de su pueblo.

sitio desarrollado en SPIP