Santa Cruz
La CTA denuncia al municipio y a la provincia por abandono de persona
Martes 22 de febrero de 2011, por Corresponsalía Santa Cruz *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

El jueves, en conferencia de prensa, Marco Aguilera, secretario de Discapacidad de la CTA, y Alba Noemí Curaqueo, secretaria de Pueblos Originarios, denunciaron un caso de abandono de persona por parte del Municipio de Río Gallegos y de la provincia.

Compartir este articulo:

Aguilera sostuvo que una mujer, llamada Marisel Jubicino, “está viviendo en el albergue municipal de Río Gallegos hace aproximadamente dos años, en una situación bastante extrema, y ahora, de manera imprevista y sin considerar el factor de riesgo, el Municipio decidió cerrar las instalaciones dejando a estos compañeros literalmente en la calle”.

En ese sentido indicó que la mujer tiene un hijo, Nicolás, con discapacidad y una enfermedad terminal. “Nosotros estamos pidiendo que se reconsidere el accionar y que den una solución, ya que su situación es desesperante. Pedimos que se apeguen a la ley, que protege especialmente estos casos, sean coherentes con lo que hacen y que respeten sus derechos”, dijo.

Por su parte, Marisel pidió “un lugar donde permanecer, tenemos pedida una casa en el IDUV. No tenemos dónde irnos, mi hijo estuvo dos años sin obra social que nos proveyera de las drogas para el tratamiento que requiere, porque de eso depende que yo todavía lo pueda tener a mi lado con vida, tenía que comprar esos medicamentos que son costosísimos y no podía pagar un alquiler”, explicó.

Según la mujer, “el Estado se niega a darme una ayuda, porque al decir que tengo un hijo menor y un chico discapacitado me cierran las puertas. Quieren sacar a mi hijo de la habitación donde duerme, que es un lugar de tres por dos metros con una cama, una mesa y una radio. Nos intimaron ayer para que nos fuéramos a más tardar mañana, como si encontrar un lugar para nosotros fuera simple, y desde el Municipio me advirtieron que me sacarían todas las cosas si no me iba”.

Condiciones “infrahumanas”

Alba Curaqueo aseguró que el lugar donde viven “cuarenta y ocho personas, entre ellas discapacitados y ancianos”, tiene condiciones “infrahumanas, recorrimos las instalaciones y está absolutamente deteriorado, ni siquiera tienen las mínimas condiciones de higiene”.

En ese marco, planteó que “desde que se formaron los asentamientos en esta ciudad quedó al descubierto la incapacidad del gobierno provincial y municipal, por la falta de planificación para que la gente pueda tener un techo. Al no tener una política habitacional donde todos puedan acceder a la vivienda, en este caso reclamamos que se cumpla la ley 26.182, donde las personas con capacidades diferentes tienen un cupo especial y les tienen que dar casa. Hoy hablamos de dos personas, pero ¿cuántas más también atraviesan una situación similar a esta?”. Agregó que la mujer lleva cuatro años en lista de espera en el IDUV y que no tiene respuestas. “Además, la provincia se niega a darle el subsidio que corresponde en estos casos. Desde el Municipio o la provincia lo único que recibe es ‘ya lo vamos a solucionar’ y no pasa absolutamente nada”, aseguró la dirigente de la CTA.

“Es cierto, el Gobierno no es culpable de las circunstancias de la vida que aquejan a Nicolás, pero sí es su obligación brindar contención social y económica a las personas que no se pueden valer por sí mismas, y tampoco es un tema de jurisdicción, no es más o menos responsabilidad la que tiene la provincia o la municipalidad, ambos son garantes de aquí en más de lo que le suceda a Nicolás”, concluyó.

Fuente: www.laopinionaustral.com.ar

* Equipo de Comunicación de la CTA Santa Cruz

sitio desarrollado en SPIP