Bienes naturales y modelo productivo
Marcha por el traslado de la subestación Rigolleau
Jueves 16 de febrero de 2012, por Prensa Agrupación Germán Abdala *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

La Agrupación Germán Abdala-CTA junto a vecinos, organizaciones sociales, estudiantiles, gremiales, políticas y culturales de Berazategui se movilizan para repudiar la reanudación de las obras de la subestación eléctrica Rigolleau.

Compartir este articulo:

El martes 14 de febrero a las 9 horas en calle 145 y 20 "nos movilizamos por la vida y contra la contaminación electromagnética, traslado Ya de la Subestación Rigolleau a zonas no pobladas, fuera la policía intimidante y patotera de las calles de nuestro barrio".

Cientos de efectivos policiales y de infantería nacional cercaron el barrio lindero a la subestación Rigolleau y piden identificación a los vecinos que viven en el lugar.

Fuerzas policiales y de infantería de la provincia de Buenos Aires, sitiaron el barrio aledaño a las subestación Rigolleau, impidiendo el tránsito de vehículos y peatones por la zona, colocando vallas de más de 2 metros de altura, totalmente cerradas, sin permitir ver qué está sucediendo en las cuadras que han quedado dentro del vallado.

Todo este despliegue violento e intimidatorio es para llevar adelante la instalación de la subestación eléctrica Rigolleau, que pone en riesgo la vida de la gente que vive en su alrededor, y la cual impactará desastrosamente en el medio ambiente de toda la zona ya afectado por numerosas antenas de telefonía celular y cables de media tensión.

Los efectivos policiales apostados tras las vallas no tienen identificaciones y solicitan documentos de identidad a los vecinos para poder entrar y salir de sus casas.

El derecho a la vida es un derecho humano básico e intransferible, pero al parecer el ENRE (Ente Nacional Regulador de Electricidad) y el Municipio de Berazategui, ambos organismos que permiten la obra, desconocen los tratados internacionales de derechos humanos, la Constitución Nacional e incluso las leyes ambientales y sanitarias de nuestro país.

Nuevamente las autoridades municipales, provinciales y nacionales utilizan la violencia y la fuerza, desconociendo la democracia y los derechos humanos básicos de la población. En esta madrugada móviles del municipio de Berazategui y su control urbano fueron quienes abrieron paso a las fuerzas policiales para pasar por encima del reclamo de los vecinos.

Los vecinos de Berazategui reclaman desde hace 8 años que se traslade esta subestación a zonas no pobladas, por haberse comprobado en estudios nacionales e internacionales que la emisión de campos electromagnéticos como los que producen estas subestaciones trasformadoras de alta tensión, generan daños irreparables en la vida humana como ser la leucemia infantil y otros tipos de cáncer, además de enfermedades degenerativas y respiratorias.

Antes la llegada de los cientos de efectivos los vecinos en asamblea permanente decidieron no dejarse provocar con la violencia y contestar con más democracia, de esa que hace falta por estos días en Berazategui, Municipio que no recibió a los vecinos en ningún momento para dialogar sobre esta problemática ambiental que se suma a las muchas que se padecen en la zona.

Fuente: www.germanabdalacta.org

* Equipo de Comunicación de la Agrupación Germán Abdala de la CTA de la Provincia de Buenos Aires

sitio desarrollado en SPIP