" />
Entrevista a una luchadora... en su día
Elia Espen: "Que les quede claro a los del Proyecto X: no voy a aflojar"
Jueves 8 de marzo de 2012, por Inés Hayes *
Enviar la referencia de este documento por email Versión para imprimir de este documento

En entrevista exclusiva con ACTA, Elia Espen, Madre de Plaza de Mayo y dirigente de la Mesa Nacional de la Central contó por qué está investigada en el Proyecto X: "Yo no sirvo para estar sentada en mi casa, si no qué homenaje les rindo a los chicos".

Compartir este articulo:

Elia, ¿por qué estás investigada vos en el Proyecto X?

Estoy involucrada porque siempre apoyé a los trabajadores y en el momento en el que los trabajadores de kraft estaban pidiendo ayuda y evidentemente, tengo que ser sincera, nadie los ayudaba, me involucré con ellos. Fui a cortar rutas, fui a hablar con la fiscal, con el juez, me fui a La Plata a hablar con el ministro de Seguridad, no me quedó nada por hacer y te digo que lo volvería a hacer porque para mí ser madre de un desaparecido es lo fundamental en Derechos Humanos, pero también hay otros derechos humanos: trabajar, estudiar, comer, vivir. Pienso que la ministra Garré se equivocó, no pensó, por ser suave te estoy diciendo, y me extraña porque ella también sufrió la persecución. Y no puede decir que no sabía lo que estaba pasando porque por algo es la ministra.

¿Cómo te enteraste que estabas siendo investigada?

Empezamos a hablar entre nosotras; yo te digo una cosa: una empieza a detectarlos, como madres nosotras lo detectamos por Astíz, porque cuando lo teníamos cerca y lo protegíamos, después empezamos a mirar, entonces eso me enseñó a mí a mirar, a observar y te das cuenta cuando alguien te saca, una, dos, tres fotografías y se va. Por eso te digo que la ministra no puede decir que no sabía porque la Gendarmería dijo que el proyecto estaba.

¿Qué busca el proyecto?

Criminalizar la protesta porque la Ley Antiterrorista está en vigencia, te lo muestra la represión en Catamarca, la represión con los ex combatientes: siempre hay corridas. Ya se venían insinuando cosas antes de que saliera la Ley y uno como tiene experiencia de más de 30 años, se va dando cuenta.

Además de las fotos, ¿hubo alguna amenaza?

No, hasta ahora, no. Sí me pasó el otro día -yo integro la mesa coordinadora de los jubilados con la que estamos en el Congreso- y me llamó el presidente de ahí a mi celular y el teléfono empezó a hacer un ruido extraño. A lo mejor es sugestión pero lo que sí te sé decir es que esto provoca tensión en mi familia porque ellos saben que yo ando en todos estos temas. Pero ellos saben también que nadie me va a parar porque yo quiero hacerle un homenaje a mi hijo y a todos los chicos desaparecidos. Lo que pasa es que tensiona a mis nietos, a mis hijos.

¿Cuántos hijos tenés?

5, eran 6 con Hugo. 5 mujeres y mi hijo. Y tengo 9 nietos, de 32 a 19 años. Vivo en Bella Vista.

¿Y venís todos los días?

Sí, viajo todos los días en tren. Si vos vas caminando por la calle, ves un montón de gente indigente, entonces qué me vienen a contar de que no hay; yo lo estoy viendo, lo estoy viendo en los trenes a los chiquitos que te dan ganas de abrazar y no que estén pidiendo. Chicos en la calle que se drogan yo también lo veo, no lo invento y por eso digo que voy a seguir estando en lo mismo. Y te voy a decir que en la época de Kraft me fui a Olivos con un grupo de trabajadores a ver si nos recibía la Presidenta, pero nada. Después con un delegado y otras chicas más nos fuimos a la Casa Rosada a llevar una carta que habían hecho los trabajadores, ni nos recibieron y eso que yo iba con mi pañuelo y todo. Así que bueno, yo voy a seguir en lo mío.

Por más Proyecto X que haya

Por más Proyecto X que haya, si no qué homenaje les rindo a los chicos. Yo no sirvo para estar sentada en mi casa o en una reunión social.

¿Y antes del ’76 también le interesaba la actividad social y política?

Siempre, sabés por qué: mi hijo estaba en Cuarto Año de Arquitectura y cuando él venía de la Facultad nos poníamos a charlar. El estaba en el Centro de Estudiantes entonces por ahí me decía ‘¿Mamá, no te sobra un vaquero?, porque hay un chico que no tiene o no te sobran 10 pesos porque hay un chico que no tiene zapatos’. Yo sé las conversaciones que tenía con él y él siempre me decía: ‘Mamá, algún día va a cambiar, vamos a conseguir que no haya más pobreza, que no haya más injusticia’ y yo cómo no voy a seguir la lucha. Una vez le dije a mi hijo: ‘Hugo, ¿no te querés ir?’ y me dijo: ‘No, Mamá, yo me voy a quedar’, mirándome como diciéndome por qué no te callás la boca. Yo sabía lo que estaba pasando por eso le pregunté si no se quería ir pero después de eso nunca más le dije nada.

Lo respetaste

Por supuesto: fue su decisión y yo interiormente sabía que algún día le podía pasar a él también porque estaba al tanto de la situación. Pero bueno, que les quede claro a los del Proyecto X que voy a seguir, no voy a aflojar!

sitio desarrollado en SPIP